Pacientes esperan hasta 6 meses por una operación en Hospital de Arequipa

A medias. El Honorio Delgado es el hospital referente del sur. De trece salas, solo ocho funcionan. Arco en C, equipo para cirugías, está malogrado. Fue declarado servicio en emergencia pero aún no asoman las soluciones.

26 Feb 2018 | 13:13 h

El Honorio Delgado es el hospital referente en la región sur, pero ni siquiera tiene todas sus salas de operación en funcionamiento. 

En el nosocomio hay 13 quirófanos pero solo ocho funcionan, el resto no se puede usar porque carece de equipamiento completo y tampoco hay suficientes médicos especialistas.

PUEDES VER Minsa: el embarazo adolescente es un problema de salud pública

Esta realidad le estalla en la cara a los pacientes que acuden al nosocomio en busca de mejorar su salud. Un hombre pugna por un cupo desde enero para que su padre sea operado de la vesícula. Le han dicho que tiene que esperar, porque hay casos más urgentes.

Los médicos decidieron atender solo las operaciones de emergencia y no las programadas, debido a la crisis que se vive en el Centro Quirúrgico. El área fue declarada en emergencia el 13 de febrero.

Bernardina Sánchez Gamero, jefa del Departamento de Anestesiología y Centro Quirúrgico, manifiesta que la capacidad de atención de esta área ha sido desbordada por la cantidad de pacientes que llegan de todo el sur, incluso desde Ica. Dice que pese a la emergencia, tratan de llevar a cabo todas las intervenciones.

DEFICIENCIAS A TODO NIVEL

Para que un quirófano funcione de forma óptima debe tener unidad de anestesia, mesa, lámpara cialítica, electrobisturí, aspirador de secreciones e instrumental completo. Sin embargo, esas condiciones no se cumplen en el Honorio Delgado, que tiene nivel III (de atención general). 

El aspirador de secreciones en una de las salas tiene desperfectos que propician que parte de los fluidos del intervenido caigan al piso. “Eso contamina la sala”, refiere Glen Ramos, secretario del Sindicato de Trabajadores del hospital. La sala 6 ubicada en el cuarto piso se ha convertido en un depósito de máquinas malogradas. Además, el instrumental data de la década de los 80.

Catorce médicos anestesiólogos se reparten entre las salas aún operativas y ni así se dan abasto, necesitan 49. Como no hay suficientes anestesiólogos, los 14 duplican funciones, atienden en quirófano, a la vez recuperación y emergencias. Por el momento, no hay presupuesto para contratar a más profesionales.

Sin embargo, la percepción de los pacientes es diferente. Un ciudadano que prefirió mantener en reserva su nombre, afirmó que “quien tiene dinero” consigue sala rápidamente. 

Su padre de 75 años esperaba una operación en la especialidad de traumatología. Ingresó al hospital el 28 de enero y recién el 22 de febrero pudieron intervenirlo. “En ese tiempo que he estado aquí, he podido ver que entraban personas, no estaban ni dos días y entraban rápido a sala. ¿Me pregunto cómo?”.

Así hay pacientes que llevan hospitalizados una semana a la espera de su operación, los que tienen mejor estado y permanecen en sus casas, seis meses.

EQUIPOS MALOGRADOS

La situación del Centro Quirúrgico no es más que una de las aristas de la compleja situación del hospital. El sindicato informó que el equipo denominado Arco en C también está malogrado. Esta máquina permite sacar rayos X  y visualizar la mayoría de las intervenciones quirúrgicas. “Las cirugías de columna se están suspendiendo. El equipo tiene diez años y ya cumplió su ciclo de vida”, explica la médica Bernardina Sánchez. Por esta razón, las operaciones más complejas de Traumatología y Neurocirugía se refieren a Lima, desde hace 15 días.

La declaratoria de emergencia solo dura tres meses, tiempo en el que se debe presentar alguna solución al problema en el Centro Quirúrgico. En la Gerencia Regional de Salud manifestaron que elaboran el plan para solucionar cuanto antes esta situación, pero todo depende del presupuesto.

Mientras tanto, pacientes y médicos deben batallar con estas dificultades. 

Te puede interesar