Estudiantes sanmarquinas se unen contra el acoso

Hasta el momento en la Facultad de Letras, se están promoviendo dos iniciativas para combatir el acoso.

Hasta el momento en la Facultad de Letras, se están promoviendo dos iniciativas para combatir el acoso.

Alumnas de la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos se organizan para hacer frente a las denuncias de acoso que cada vez son más frecuentes.

Es sabido que, en diversas universidades del país, las estudiantes están denunciando que sufren acoso en sus casas de estudio. Ejemplo de esto es que, el 27 de junio un profesor fue encontrado en un hotel de Lince junto a su alumna de 19 años​ y actualmente se encuentra en el penal de Lurigancho para cumplir 9 meses de prisión preventiva.  Asimismo, ​una estudiante de la UNMSM​ denunció, a través de redes sociales, que había sido víctima de acoso y hostigamiento dentro de su facultad.

Esto ha sido suficiente para la creación de iniciativas dentro de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas. Una de ellas es “Yo no me callo”, propuesta por dos alumnas de la carrera de Comunicación Social que buscan “cambiar actitudes” en los estudiantes. De igual manera, el Centro Federado organizó la primera “asamblea de mujeres”, en donde se propuso la implementación de un protocolo de atención de denuncias de acoso.

Frente a esto, la Lic. Leslie Araoz de la Unidad de Asesoría y Orientación al estudiante (​Unayoe​) ha manifestado que en al año 2017 hubieron “dos o tres denuncias por escrito de estudiantes”, sin embargo, también comenta que “no existe un protocolo establecido o un papel” y que el accionar de la oficina es por “sentido común”, es decir, en primera instancia se realiza la documentación pertinente (informe o denuncia), posteriormente se hace una investigación, para finalmente ser elevado al decanato, y si es necesario, al vicerrectorado. 

Con respecto a las iniciativas, “se debe trabajar de forma conjunta” añadió Araoz y “aprovechar el poder que posee la Facultad”.

El Centro Federado se organiza

En estos tiempos, en donde se ha comprobado que el acoso no representa un problema menor, las alumnas del Centro Federado de la Facultad de Letras, han empezado a organizarse para hacer frente a este tipo de agresiones cotidianas que muchas veces no son denunciadas debido que no existe un protocolo de atención en la facultad. 

"La propuesta de iniciar la Asamblea de Mujeres surgió como respuesta a un problema que comenzó a surgir el año pasado y se continuaba este año, el acoso. Las autoridades de nuestra universidad no cuentan con un plan de acción para saber qué hacer con las personas consideradas agresores” afirmó Carla Ana María, integrante del Centro Federado.

El 25 de junio se dio la primera “Asamblea de Mujeres” en las que se tuvo la presencia de un total de 50 alumnas de la Facultad de Letras quienes dieron a conocer que el acoso que sufrían no solo era por parte de sus propios compañeros sino también por sus mismos profesores. 

En esta Asamblea de Mujeres se acordó formar tres comisiones para frenar este problema. La primera comisión es de prensa que se encargará de difundir las fechas y lugares de las Asambleas al igual que concientizar sobre este tema. La segunda comisión es la creación del protocolo con todos los asuntos legales y asesorías de un abogado. Y, la última comisión es la de seguimiento, que se encargará de guiar a las estudiantes que deseen denunciar a su acosador.

Anamaría también manifiesta que estas comisiones todavía no inician su labor, debido a que “aún no se presenta un plan de trabajo para cada una”, sin embargo, añade que para el lunes 9 de julio y, una vez establecido el plan, empiecen a ejecutar sus funciones. En esta reunión también se discutirá la propuesta de “establecer una base de datos con todas las denuncias y, respecto a esto, ver quiénes son reincidentes, y que las chicas que quieran denunciar después tengan esta base de datos como un aval”

Anamaría indica que lo que buscan es “tratar de concientizar a las personas, en general, de que el acoso es un tema presente, que existe y que no se tiene que tomar a broma”

Portada de la página de Facebook de Yo no me callo

Yo no me callo 

Esta iniciativa fue propuesta a inicios de junio por un grupo de mujeres lideradas por Cecilia

Dextre y Alejandra Bayeto, alumnas de Comunicación Social de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas, que ejecutaron este proyecto con el objetivo de concientizar a los estudiantes sobre el  efecto que causa el acoso en la sociedad.

Al conversar con Dextre comentó que la finalidad del proyecto es cambiar las actitudes de los estudiantes, para no solo “echar la culpa a la víctima, por cómo se viste”, por esa razón se impartió un focus group, en el cual, acudieron tanto mujeres como varones, quienes reflexionaron de las formas en que afecta el acoso en la facultad y la sociedad. 

A pesar de las intenciones, aún falta que autoridades como el Decano, se sumen a estas propuestas; ya que, “hay una buena intención de la facultad de apoyar, pero hasta el momento no hay una instancia en donde los alumnos puedan acudir con su denuncia”, menciona Dextre; por ese motivo la Federación de Estudiantes de la Facultad de Letras está elaborando una serie de políticas que contribuyan a la creación de estas instancias.

(Texto y fotos enviados por Eliben Oré, Lia Peralta y Isabel Nomberto mediante el WhatsApp de La República 941 000 000).

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO