139 fiscales del país tienen aún activa su militancia en los partidos políticos

Plataforma_glr
Plataforma_glr
20 Ago 2015 | 21:46 h

¿Interferencia política? 643 fiscales figuran en el registro de organizaciones políticas del Jurado Nacional de Elecciones. De ellos, 139 mantienen una militancia activa. El Partido Aprista cuenta entre sus filas con 37 magistrados, el PPC 33, Perú Posible 20, Acción Popular 13, el Partido Nacionalista 12. Somos Perú, APP, UPP y diversas organizaciones regionales también registran fiscales entre sus miembros

"Estamos en un país democrático donde todas las filiaciones son compatibles con el Estado constitucional de derecho. Los corazoncitos tienen que respetarse", respondió, en su oportunidad, Javier Villa Stein cuando se le preguntó sobre una presunta interferencia política dentro del Poder Judicial para favorecer a la desaforada congresista aprista Tula Benites, quien fue denunciada por contratar a un trabajador 'fantasma'. 
 
Era octubre de 2009, Villa Stein era presidente del Poder Judicial y el caso Benites generaba suspicacias pues el fiscal José Antonio Peláez, hermano del legislador aprista Eduardo Peláez, había emitido un dictamen que señalaba que no había mérito para llevar a juicio oral a la parlamentaria.  
 
La polémica que generaron sus declaraciones, obligó a Villa Stein a reconocer que no fue oportuno hablar de los "corazoncitos" de los magistrados.
 
Sin embargo, desde esa fecha y pese a las críticas, la afiliación política no ha sido obstáculo para el nombramiento o ratificación de fiscales, tal como se evidencia en el Registro de Organizaciones Políticas (ROP) del Jurado Nacional de Elecciones (JNE). 
 
En el ROP figura un total de 643 fiscales. No obstante, la información precisa que la mayoría de ellos ha renunciado a sus partidos o han sido desafiliados por la propia organización dentro de los últimos 8 años. En otros casos, al cancelarse la inscripción del partido ante el JNE se desafilia a los militantes.
 
En la actualidad, 139 mantienen activa su militancia partidaria. Según cifras oficiales, el Partido Aprista Peruano es la agrupación con más fiscales (37) en su organización, le siguen el Partido Popular Cristiano (33), Perú Posible (20), Acción Popular (13), Partido Nacionalista Peruano (12) y Alianza para el Progreso (1). 
 
También Solidaridad Nacional tiene magistrados entre sus filas (2), Todos por el Perú (6), Unión Por el Perú (7), Somos Perú (2), Movimiento Regional-Fuerza Social Cajamarca (1), Frente Regional Cajamarca (1), Partido Humanista Peruano (1), Patria Joven (1), Arequipa Renace (1), Nueva Amazonía (1), Movimiento Esperanza Región Amazónica (1).

Deserciones 

Lo que no se puede dejar de observar también es la enorme deserción de los fiscales, quizá para evitar cuestionamientos sobre sus resoluciones, y es el Apra la organización con más bajas, ya que 129 magistrados han registrado su desafiliación en los últimos 8 años.

En el PPC, 52 magistrados han hecho lo propio, mientras que en Perú Posible 54. En el caso de AP, 42 registran renuncia y en el Partido Nacionalista  12 han dicho adiós. En Alianza para el Progreso se reportan 25 cancelaciones de afiliaciones y 9 renuncias de fiscales.  
 

¿Legal o ilegal?

Pero si bien la revelación de que un magistrado registra afiliación partidaria provoca rechazo y lleva a que su labor esté bajo la lupa, esto no parece ser determinante para el nombramiento, ratificación o ascenso de un fiscal, mucho menos para que sus dictámenes sean considerados nulos. 
 
El artículo 153 de la Constitución establece que los jueces y fiscales están prohibidos de participar en política, sindicarse o declararse en huelga.
 
Para el legislador y presidente de la Comisión Áncash, Mesías Guevara, este impedimento ha resultado insuficiente, pues el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) sigue aprobando la elección de fiscales y jueces con "corazoncito" partidario. Por ello, una de las recomendaciones del preinforme de la Comisión Áncash es que el CNM sea más riguroso con esta condición, en vista de la cuestionada actuación de los fiscales y jueces del caso "La Centralita".
"A nuestro modo de ver, el CNM no ha actuado de manera diligente en el nombramiento de jueces y fiscales. Hemos notado que hay fiscales que tienen militancia política partidaria. Por eso el CNM tiene que ser más estricto. Estamos verificando si la militancia pudo haber influido en sus decisiones"
- remarcó. 
Así por ejemplo, uno de los magistrados destituidos por archivar denuncias contra la gestión de César Álvarez fue el fiscal provincial del distrito judicial de Áncash, Juvenal Cabrera Madera, quien figura con inscripción vigente en el Partido Aprista. Se ha comprobado también que fiscales provisionales pertenecían al movimiento regional Cuenta Conmigo, al cual pertenecía la autoridad regional. Entre ellos se puede mencionar a Magno Huaroma Vásquez, nombrado como fiscal provisional del Santa, o Hugo Alejandro Hernández Delgado, designado fiscal provisional de Áncash. 

Proyecto de ley

Mesías Guevara refirió que hace dos años presentó el proyecto de ley 2461/2012-CR para modificar el artículo 153 de la Constitución. 
 
La propuesta establece que "no pueden ser elegidos miembros del Poder Judicial los postulantes que tengan cualquier afiliación política y no hubieran renunciado a ella dentro de por lo menos cinco años previos al proceso de concurso correspondiente. Este impedimento es extensivo a los miembros del Ministerio Público". La iniciativa legal duerme el sueño de los justos en las comisiones de Constitución y Justicia.

Enfoque

El CNM debe ejercer ese control
Carlos Rivera, abogado IDL
 
Cuando el artículo 153 de la Constitución señala que los jueces y fiscales están prohibidos de participar en política no se está refiriendo a un tema de carácter ideológico, sino partidario. Es decir, a no ser parte de una organización política y no se puede no ser parte de un partido cuando se milita en él. Consecuentemente, la única interpretación del artículo 153 es que nadie que pretenda ser fiscal o juez puede ser militante de una organización. Eso queda claro. La pregunta que debe hacerse es quién ejerce ese control: el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) cuando evalúa a los candidatos a magistrados. Las personas se someten a un concurso y allí tendría que haber un primer filtro. Aquí la mujer del César no solo debe serlo sino parecerlo, pues un juez eventualmente debe resolver asuntos vinculados a la actividad política. En el Perú, casi todos los políticos y ex presidentes que aspiran a ser elegidos al 2016 enfrentan investigaciones por actos de sus gobiernos.