Debate municipal - ¿A qué hora y dónde ver la contienda entre candidatos?
Política

Vladimir Cerrón sobre nueva Constitución podría ocurrir “por una vía no pacífica”

El líder de Perú Libre criticó la actual carta magna de 1993. " No nació fruto del pacto entre las clases sociales”, señaló el exgobernador en un evento partidario

El líder del partido del lápiz dejó entrever que buscarían el cambio de constitución bajo cualquier modo. Video: Perú Libre / Facebook
Política LR

El secretario general de Perú Libre, Vladimir Cerrón, durante su participación en un seminario de su partido político mencionó la necesidad de cambiar la Constitución Política del Perú. No fue la propuesta lo que llamó la atención, sino que señaló que podría ser “por una vía no pacífica”.

El líder perulibrista determinó que los cambios a nivel país solo llegarían por medio de una nueva carta magna, como el proyecto del Ejecutivo enviado al Congreso para preguntar a la ciudadanía, vía referéndum, si estaba de acuerdo o no con el cambio de Constitución.

“Nosotros reafirmamos desde que se fundó el partido: en el Perú no va a haber cambios si es que no se cambia la Constitución Política, ya sea por una vía pacífica o por una vía no pacífica, lamentablemente”, aseveró el pasado 3 de mayo en uno de los locales del partido del lápiz.

Lazy loaded component

En otro momento, el ex gobernador regional de Junín aseveró que la Constitución de 1993 fue impuesta por un gobierno dictatorial y dejó de lado los pactos sociales que debieron darse con los diversos sectores de la población.

“La Constitución Política es el consenso de la clase dominante y de la clase dominada para que no estén en una perpetua lucha (...) La constitución de 1993 no nació fruto del consenso, no nació fruto del pacto entre las clases sociales, fue impuesta por un golpe de estado”, manifestó.

Más adelante, cuestionó que el desarrollo hubiera llegado al Perú debido a la carta magna redactada durante la dictadura del expresidente Alberto Fujimori. Asimismo, mencionó que el analfabetismo y crisis de la salud pública son pruebas de que todavía no se ha llegado al nivel deseado de desarrollo.

“Nos vienen con el cuento de decirnos que gracias a la Constitución somos un país desarrollado. ¿Desarrollado con 2 700 000 analfabetos?, ¿cuando el covid casi desaparece al Perú?, ¿cuando los jóvenes son explotados más de 12 horas y no tienen ningún beneficio laboral? ¿Desarrollados por dónde? No somos un país desarrollado, somos un país subdesarrollado y para contentarnos dicen ‘en vías de desarrollo’”, cuestionó.