LO ÚLTIMO - Congreso: aprueban citar al primer ministro Aníbal Torres
LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Política

La guerra golpea contratos de Fuerzas Armadas con Ucrania

Impacto del conflicto. Empresa estatal ucraniana comunicó a las autoridades peruanas que debido al conflicto bélico no podrá cumplir con acuerdos suscritos con las instituciones castrenses. Por su parte, los rusos aseguraron que no tendrán dificultades, pero las sanciones impuestas por la comunidad internacional serán un problema para negociar con estos.

En veremos. Los ucranianos suscribieron contratos para el overhaul de componentes de helicópteros MI-25 que combaten el narcoterrorismo en el Vraem. Foto: difusión
En veremos. Los ucranianos suscribieron contratos para el overhaul de componentes de helicópteros MI-25 que combaten el narcoterrorismo en el Vraem. Foto: difusión
Ángel Páez

Las autoridades de Ucrania comunicaron formalmente al Perú que, por razones del conflicto bélico con la Federación Rusa, no podrán cumplir con los contratos suscritos por la empresa estatal SpetsTechnoExport con diferentes entidades de nuestro país.

Entidades como la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (ACFFAA) y la Fuerza Aérea del Perú (FAP) suscribieron contratos con la firma ucraniana SpetsTechnoExport, para el overhaul de componentes y equipos de helicópteros rusos MI-25, y en el caso del Ejército se preparaban acuerdos para el mantenimiento de aviones de fabricación ucraniana Antonov del Ejército. Los MI-25 son clave en la lucha contra el narcoterrorismo en el Vraem.

Por su parte, la Federación Rusa comunicó que, no obstante la situación de guerra, y las sanciones impuestas, se encuentra en condiciones de cumplir los contratos, e incluso está disponible para atender los requerimientos de las instituciones peruanas. Sin embargo, fuentes del Ministerio de Defensa y de la ACFFAA consultadas por La República consideraron que los rusos enfrentarán serias dificultades para atender los requerimientos de equipamiento y servicios de las Fuerzas Armadas peruanas debido a la guerra. Recordaron que, debido a las sanciones, Rusia debió recurrir como intermediario a Bielorrusia, que también está implicada en la invasión a Ucrania.

“En el momento que se redacta esta carta, y como es público y notorio, la agresión militar continúa en casi toda Ucrania, especialmente en las grandes ciudades y áreas fronterizas con la Federación Rusa y la República de Bielorrusia”, señala Oleksiy Zaila en representación de la compañía SpetsTechnoExport.

“Evidentemente, estas circunstancias impiden por el momento que la empresa estatal de comercio exterior SpetsTechnoExport ejerza sus derechos y cumplir las obligaciones derivadas de los contratos firmados (...) por motivos calificados de fuerza mayor”, se indica en la comunicación escrita.

Entre los contratos afectados se encuentran dos de overhaul (inspección mayor)de componentes de 6 helicópteros de fabricación rusa MI-25 de la FAP.

El Ejército también esperaba la entrega por parte de Ucrania del suministro de munición derivado de un contrato del año 2020.

La institución castrense estaba en conversaciones con los ucranianos para proveer asistencia en la reparación de una aeronave Antonov, que ha quedado en el aire.

El fin. Las aeronaves Antonov de fabricación ucraniana quedan en stand by por la guerra. Foto: difusión

También estaba pendiente de solución la entrega de un avión Antonov para la Policía Nacional, clave para la estrategia de transporte. La controversia sigue pendiente.

Como es de conocimiento público, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional cuentan con numeroso equipamiento de origen ruso. La guerra en Ucrania, según informó la empresa rusa Rosoboronexport, no será impedimento para el cumplimiento de actuales contratos o suscribir otros.

“A pesar de la situación internacional y las sanciones impuestas, se continúa con el trabajo de comercio exterior en el campo de servicio posventa de aeronaves rusas con países de todo el mundo”, señala la comunicación escrita de Rosoboronexport.

“Los pagos de los bienes y servicios se pueden realizar en otras monedas que no sean el dólar o euro. Tenemos plena disponibilidad de cooperar a fin de garantizar la operatividad de las flotas de helicópteros de las Fuerzas Armadas”, aseguraron los rusos.

Precisamente, debido a las sanciones por su actuación respecto a Ucrania, la compañía rusa apeló a Bielorrusia para triangular sus contrataciones. En 2014, para cumplir con un contrato de reparación de aviones de combate Sukhoi SU-25 de la FAP, los rusos tuvieron que recurrir a los bielorrusos para cumplir con la obligación contractual. Pero ahora Bielorrusia está más comprometida en la guerra.

Fuentes de la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas informaron que la guerra entre Rusia y Ucrania “entraña un verdadero problema para las instituciones castrenses del Perú, porque deben atender las necesidades de mantenimiento, reparación y modernización, especialmente de helicópteros y aviones que provienen de ambos países”, indicaron.

“En poco tiempo, helicópteros y aviones de origen ruso o ucraniano deberán ingresar a reparaciones mayores. Esta situación plantea un desafío para buscar otras alternativas. La prioridad es garantizar que las aeronaves continúen operativas”, señalaron las fuentes.

Respecto al Ministerio del Interior, ante el incumplimiento de la entrega del Antonov, situación que se ha agravado con el conflicto bélico, se evalúa convocar a la empresa que quedó en segundo lugar en el proceso de licitación que ganaron los ucranianos. Se trata de la italiana Leonardo, que ofertó la aeronave de transporte C-27J Spartan. La Fuerza Aérea ya cuenta con 4 unidades de esta máquina, a plena satisfacción de la institución castrense.