Política

Precandidatos para Elecciones Regionales y Municipales 2022 inmersos en delitos de corrupción

Los afiliados de los grupos políticos definirán en las elecciones internas si los investigados por presuntos delitos de corrupción los representarán en los próximos comicios electorales que se desarrollarán el 2 de octubre.

Precandidatos a las Elecciones Regionales y Municipales 2022 se encuentran investigados por delitos de corrupción. Foto: Fabrizio Oviedo.
Precandidatos a las Elecciones Regionales y Municipales 2022 se encuentran investigados por delitos de corrupción. Foto: Fabrizio Oviedo.
Carlos Villacorta

Las partidos y movimientos regionales ya se encuentran en la etapa final de la elección de los candidatos que los representarán en los próximos comicios electorales que se desarrollarán el 2 de octubre. Entre ellos destacan aspirantes investigados por presuntos delitos de corrupción, quienes ahora dependen de que los afiliados a los grupos políticos brinden el visto bueno a través de las elecciones internas para definir su candidatura, tal como lo establece el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Para muestra, un botón: Nelson Chui Mejía, quien postula al Gobierno Regional de Lima Provincias con el movimiento Concertación para el Desarrollo Regional, aún mantiene una investigación por el presunto delito de peculado. Habría cometido la infracción cuando se desempeñaba en el cargo al que ahora desea postular, al comprar lapiceros y relojes de oro para sus funcionarios de confianza (2015-2018).

En esa línea, otro de los casos que resaltan es el de Alexander Kouri Bumachar. El sentenciado por corrupción desea volver al sillón regional con el movimiento regional Somos Callao, pese a que fue condenado en el 2016 por el delito de colusión en agravio del Estado por favorecer a la empresa Convial con adjudicaciones de buena pro por más de 32 millones de soles.

Si bien en las regionales figuran precandidatos inmersos en delitos de corrupción, los aspirantes a las municipalidades tampoco se quedan atrás.

En el detalle, Cecilia Chacón, excongresista del partido que lidera Keiko Fujimori, busca ocupar el sillón municipal de San Borja con el partido Fuerza Popular. La fujimorista tiene una sentencia en primera instancia de cuatro años de prisión suspendida por ser cómplice secundario en el enriquecimiento ilícito de su padre, el exgeneral del régimen fujimorista Walter Chacón, en el 2019.

Juan Carlos Martín Zurek Pardo Figueroa, quien ya fue alcalde del distrito de La Molina dos veces (2011-2014 y 2015-2018), vuelve a tentar la alcaldía por tercera vez, pero esta vez con el partido de Avanza País. Fue en su primer gobierno que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) lo denunció por consignar información falsa al informar que se desempeñaba como gerente de ventas de una empresa que no existe.

Por el partido Perú Libre está Julio Valderrama Contreras, quien desea dirigir al distrito de Chorrillos. Él fue denunciado por pagar una coima de 10.000 soles al alcalde del distrito de La Lampa (Puno) luego que la entidad lo favoreciera con una licitación en paneles solares.

En esa corriente, en Podemos Perú se desprende el nombre de Augusto Miyashiro Yamashiro, sentenciado a cuatro años de pena suspendida por cometer el delito de peculado cuando fue alcalde de Chorrillos. El condenado parece querer volver a repetir el plato postulando al mismo distrito.

En el Partido Morado se encuentra Nicodemo Paredes Quispe, aspirante a la municipalidad distrital de Lurín. El precandidato tiene una investigación por el presunto delito de peculado. Habría realizado cobros indebidos en los Comités de Administración del Fondo de Administración de Asistencia y Estímulo (Cafae) en agravio de la red de EsSalud de Ilo (Moquegua).

En el norte

El exministro del Interior y de Defensa Juan Carrasco Millones es precandidato para la región de Lambayeque por la agrupación política Juntos por el Perú. Carrasco, en la actualidad, se encuentra bajo la lupa por las reuniones clandestinas con el presidente Pedro Castillo en el pasaje Sarratea del distrito de Breña.

En esa corriente, Joaquín Ramírez Gamarra, excongresista y secretario general de Fuerza Popular, investigado además por financiar la campaña Keiko Fujimori en el 2016, postulará a la alcaldía de Cajamarca con el movimiento regional Cajamarca Siempre Verde. El fujimorista se encuentra investigado por el presunto delito de lavado de activos debido a que sus compañías se beneficiaron con el dinero de la Universidad Alas Peruana cuando su tío Rubén Ramírez se desempeñaba como rector de la casa de estudios.

En el centro

Ángel Unchupaico postula al Gobierno Regional de Junín con el movimiento regional Junín Sostenible pese a que se encuentra investigado en 17 casos por los presuntos delitos de colusión, negociación incompatible, peculado y omisión de actos funcionales.

De igual manera, Wilfredo Oscorima pretende regresar a ocupar nuevamente el sillón regional de Ayacucho, a pesar de que fue condenado a prisión por un caso de corrupción. Para lograr dicha hazaña ya no lo intentará con el partido de Alianza para el Progreso (APP), sino con su movimiento regional Wari Llaqta.

En el sur

Desde el otro extremo también hay sorpresas. Richard Cervantes Gárate y Miguel Guzmán Hinojosa figuran como postulantes al Consejo Regional de Arequipa. Ambos son investigados por el Ministerio Público por integrar la presunta organización criminal Los Hijos del Cóndor.

El primero integra la lista de Fuerza Arequipeña, liderada por el también famoso Marco Falconí. El segundo es miembro de Arequipa, Tradición y Futuro, que tiene a la cabeza al persistente Javier Ísmodes.

Mientras que en Tacna aparece Luis Torres Robledo con el movimiento Fuerza Tacna para gobernador regional. El precandidato se encuentra con detención domiciliaria hasta que el Ministerio Público resuelva la investigación en su contra por los presuntos delitos de cohecho, peculado y colusión en agravio al Estado