LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Política

Flor Pablo: “Es hora de que nos vayamos todos”

La congresista del Partido Morado Flor Pablo señaló que el presidente de la República, Pedro Castillo, no ha logrado encontrar el rumbo en cuanto a políticas públicas; sin embargo, reconoció que el Congreso ha tenido una “vocación desestabilizadora y vacadora”.

Flor Pablo fue ministra de Educación durante el Gobierno de Martín Vizcarra. Foto: La República
Flor Pablo fue ministra de Educación durante el Gobierno de Martín Vizcarra. Foto: La República
Política LR

La congresista del Partido Morado, Flor Pablo, se refirió a la crisis política que se vive actualmente en el país a raíz de las protestas por el paro de transportistas y los desacuerdos entre el Ejecutivo y el Legislativo; manifestó que la mejor salida sería la renuncia del presidente de la República, Pedro Castillo, y una convocatoria a nuevas elecciones generales en el 2023. Pablo señaló que fue la ciudadanía quien puso a los actores políticos en sus cargos y si ahora los quiere fuera, sería el momento de que todos den un paso al costado.

“Necesitamos darle una salida a esta crisis con una renuncia presidencial pronta, una sucesión democrática organizada y nuevas elecciones con nuevas reglas. La ciudadanía, que es quien nos puso donde estamos, ahora nos quiere fuera. Es hora de que nos vayamos todos”, dijo la parlamentaria para La República.

La parlamentaria enfatizó en que el jefe de Estado se ha empeñado en repartir las cuotas de poder, descuidando las políticas públicas.

“El presidente Castillo nos ha demostrado, de todas las formas posibles, que no tiene la mínima voluntad de corregir sus desaciertos ni de darle un giro de timón al curso de las políticas públicas. Se ha empeñado en la repartija sindical, gremial y en las cuotas de poder que han dañado profundamente el aparato estatal y la gestión pública meritocrática. Mientras tanto, la polarización y convulsión social se apoderan del país y escalan”, argumentó.

Sin embargo, reconoció que no es solo un problema del Gobierno, sino que desde el Congreso tampoco se ha contribuido. Por el contrario, han apoyado a la desestabilización política del país.

“Pero no solo el Ejecutivo es el causante del desgobierno. El Congreso ha hecho lo suyo con la vocación desestabilizadora y vacadora de la ultraderecha, que comenzó por no reconocer la validez de los resultados electorales. Así como la alianza de los extremos para dar paso a la informalidad en la educación y en el transporte, y en las negociaciones de grupos políticos para beneficio personal con puestos y obras en el Estado”, concluyó.