Política

Pedro Francke: “La forma de gobernar del presidente Pedro Castillo tiene que cambiar”

Entrevista al exministro de Economía y Finanzas, quien asegura que el mandatario no se da tiempo para despachar con su gabinete y que los ya cuestionados asesores presidenciales son “los que tienen el principal poder”.

Pedro Francke. Exministro de Economía y Finanzas afirmó que el presidente Pedro Castillo escucha más a los asesores que a los ministros de Estado. Foto: difusión
Pedro Francke. Exministro de Economía y Finanzas afirmó que el presidente Pedro Castillo escucha más a los asesores que a los ministros de Estado. Foto: difusión
Rumi Cevallos

Por el exministro Luis Miguel Castilla me enteré que él junto a otros tres exministros se reunió con el presidente Pedro Castillo, donde usted no participó. ¿Qué pasó esa vez?

En esa reunión estuvieron Castilla, (Alonso) Segura, Waldo Mendoza y Claudia Cooper. Yo me enteré que iba a haber esa reunión, pero nadie del despacho presidencial ni de sus asesores me pasó la voz de ello.

¿Y qué lectura tiene?

A mucha gente le pareció muy antipática esa reunión. Piensan que si el presidente y sus asesores querían una reunión con exministros, por qué no me invitaron, o siquiera avisaron. Pero, bueno, el presidente maneja su agenda.

¿Y le preguntó al presidente Castillo qué sacó de esa reunión con los exministros?

Sí, dijo que los escuchó y que no le habían parecido adecuadas sus propuestas.

¿Qué propicia su renuncia? ¿Castillo le pidió renunciar?

No.

¿Cómo se gatilla entonces?

Constitucionalmente, cuando renuncia la premier Mirtha Vásquez, cae todo el gabinete. No es necesario administrativamente la renuncia. Yo renuncié porque me pareció que era una forma de dar un mensaje en esa coyuntura.

¿El presidente le pidió quedarse?

No.

Entonces ya estaba previsto en la mente del jefe del Estado su salida del MEF.

Nunca recibí una comunicación del presidente Castillo diciéndome ministro Francke usted no está haciendo bien esto, o yo quiero que usted haga estas otras políticas. Tampoco me dijo nada el domingo que lo acompañé en una visita a Caballococha.

Caballococha. Presidente Castillo junto al exministro de Economía Pedro Francke y otros funcionarios en viaje reciente. Foto: Aldair Mejía/ La República

¿Le ofrecieron ser premier?

No.

Y si le hubiera ofrecido el presidente continuar en el MEF ¿habría aceptado?

Yo tenía algunas condiciones básicas. Una, que haya un premier intachable y comprometido con las propuestas de cambio y la lucha contra la corrupción. Lo otro es que la forma de gobernar del presidente Pedro Castillo tiene que cambiar. No se da tiempo para despachar con sus ministros mientras su círculo de asesores son los que tienen el principal poder, que es lo que han llamado el gabinete en la sombra. El principal espacio de toma de decisiones del presidente tiene que ser con su premier y ministros.

¿Estaría dispuesto a recibir algún encargo del Gobierno en alguna institución internacional, fuera del país?

No. Estoy dispuesto a servir al país de muchas maneras, pero en las condiciones que se vive actualmente no tengo disposición de aceptar ningún cargo. Tampoco me lo han ofrecido.

¿Qué debería pasar para que esa percepción cambie?

Hay que afirmar una propuesta de gobierno. La propuesta que se hizo con el gabinete de Mirtha Vásquez, incluso antes, tenía elementos esenciales de cambio como la segunda reforma agraria, la reforma tributaria, con la idea de un impuesto especial a la minería, para fortalecer los sectores de Educación y Salud, que son temas esenciales, junto con los temas de equidad de género y contra todo tipo de violencia.

Cifras de su gestión dan cuenta de un crecimiento de la economía del país en 13% el año pasado, el más alto en Latinoamérica, y un déficit fiscal de 2,6% del PBI, uno de los más bajos, mientras se reporta récord en la inversión pública el 2021, ascendente a S/ 39 mil millones. ¿Está satisfecho con lo logrado en los pocos meses de gestión?

Son logros muy valiosos. Cuando recibimos el Gobierno, la perspectiva de crecimiento era de 10% y el salto a 13% es muy fuerte, son cerca de S/ 25 mil millones adicionales para la economía de los peruanos. Además, con un déficit fiscal reducido, con inversión pública récord. También hemos tenido un crecimiento de la inversión privada sustancial, porque a veces se dice que los inversionistas están preocupados, no le creen al Gobierno y que la política económica está mal, pero no, las cifras no mienten, están allí.

La inversión privada creció 34% el año pasado y supera los niveles prepandemia en 12% y es un valor récord, según un tuit que colocó el 1 de febrero. Pero eso fue el año pasado. Para este 2022, ¿están dadas las condiciones para la inversión y con ello generar empleo?

Estoy convencido de que están dadas las condiciones para dar un crecimiento significativo este año. En el MEF dejamos una proyección de crecimiento de 4%, pero creo que fácilmente se puede sobrepasar esa cifra. Creo que esta ola de covid es la última, y con ello muchas actividades que han estado con dificultades pueden reactivarse. La inversión pública y privada tienen muy buenas posibilidades; además, tenemos buenos precios de los metales.

¿Qué se requiere para ello?

Una buena política económica, con un impulso fiscal que persista en mejorar la cantidad y calidad de la inversión pública, y que se sigan promoviendo nuevos motores de la economía.

Para ello también es necesario un clima político estable. ¿Qué reflexión tiene sobre lo que pasa en el país, con un premier y ministros cuestionados y marchas en las calles?

Ese es uno de los grandes problemas nacionales, por un lado la dificultad de configurar una propuesta política y un gabinete que sea intachable, que haya estricto respeto a los derechos civiles, a los derechos sociales, que esté comprometido con una propuesta de cambio y que tenga una amplia base de sostenibilidad. Allí, tanto el presidente Castillo como el Congreso tienen que hacer un esfuerzo para lograr una mejor consolidación por el lado político.

El Congreso es duro de roer, y ya lo sufrieron cuando pidieron en dos oportunidades el voto de confianza, ¿es posible que en esta coyuntura el nuevo gabinete logre la luz verde del Congreso?

Cuando estuve en los dos gabinetes se logró el voto de investidura. Además, cuando presentamos el presupuesto para este año, logramos que se apruebe por 106 votos a favor, y apenas 2 votos en contra. Logramos el consenso de las bancadas, y hasta las más opositoras votaron a favor de la propuesta de presupuesto para este año, y ahora nuevamente, antes de salir del cargo, presentamos una ampliación presupuestal que es importante y ojalá que el Congreso lo apruebe por amplia mayoría o por consenso en los próximos días. Hay que insistir en el diálogo, en la concertación, en tratar de convencer, pero hay que mantener una propuesta de cambio.

¿Cree que haya un viraje en el Gobierno?

Considero que el Gobierno del presidente Castillo no debe renunciar a las propuestas de cambio que se plantearon sobre todo en la segunda vuelta, pero con un sentido de concertación y responsabilidad.

Hay momentos en que no les fue bien en el Congreso...

Presentamos la propuesta de reforma tributaria, de delegación de facultades y el Congreso solo admitió una pequeña parte. Y nos denegaron facultades para establecer un impuesto a la minería. Creo que hay perfecto espacio para ello sin que la minería pierda competitividad. Un estudio del FMI así lo demuestra.

También no pasó la propuesta sobre los tributos en los alquileres...

Hay necesidad de mejorar el impuesto sobre los alquileres, porque sigue pareciendo injusto que quien alquile un cuartito de S/ 200 mensuales o quien alquile un departamento de S/ 1.000 al mes esté pagando 5% como el que alquila un edificio completo por S/ 10 millones mensuales. Eso no tiene sentido y allí hay espacio para recuperar recaudación. Pero tampoco tiene sentido que por la renta de trabajo se pague 30% y por la renta de capital y ganancias en la Bolsa de Valores se pague 5%, que está debajo de otros países de la región. Allí creo que el Congreso no permitió avanzar.

En algún momento su portafolio estimó en S/ 50 mil millones las ganancias extras en la minería solo por los mejores precios del cobre y el país dejó de ganar por esas sobreganancias. ¿Ese momento ya lo tenemos perdido o hay opción de recuperar esta renta para el país?

Si se habría aplicado la delegación de facultades, con ese impuesto especial adicional a la minería, aplicable desde este trimestre, se habrían logrado US$ 300 millones. Eso lo hemos perdido, porque las leyes en materia tributaria no son retroactivas. Ahora, el impuesto especial a la minería y las regalías es de base trimestral y todavía, si es que el Congreso en esta legislatura ampliada o en la próxima legislatura aprueba una reforma en este sentido, este año podríamos tener por lo menos US$ 900 millones de ingresos adicionales, en momentos en que el precio del cobre sigue subiendo y que ha estado sobre US$ 4,30 y US$ 4,50 que son excepcionales. Los precios de los metales son muy buenos, pero hay esta paradoja, suben los precios internacionales y no aprovechamos eso de la minería. Por otro lado, sube el precio del petróleo y eso golpea a todos los hogares peruanos, además con el componente de inflación.

Para el exministro Waldo Mendoza, usted no habría cumplido un rol clave, ser un buen consejero económico del presidente. ¿Fue usted un mal consejero del mandatario?

Los ministros tienen el rol de ministros. El presidente tiene derecho de llamar a sus asesores y uno puede discrepar de ellos, pero cada uno con su función. En mi rol de ministro hemos llevado la política económica muy bien y todo eso se basa en decretos de urgencia, en decretos supremos, en propuestas de proyectos de ley que son firmadas y aprobadas por el presidente. El rol de un ministro es despachar con el presidente, llevarle las medidas concretas y sobre esa base conducir al país. En ese sentido, tengo la confianza de haber cumplido un rol que espero haya sido de ayuda para el país.

Hay que felicitar al país por la vacunación

Preocupa que la generación del empleo no haya ido de la mano con la recuperación de la economía. ¿Qué nos dice de esto?

Por el lado de los empleos formales, a nivel nacional, se recuperaron 400 mil entre julio y noviembre, son datos a noviembre que están registrados en las planillas de la Sunat. En noviembre estábamos 2,6% por encima del nivel prepandemia. La economía en el 2021 se recuperó a niveles prepandemia, pero nos deja un hueco y lo que sucedió es que el crecimiento económico en el empleo es muy desigual. Crecieron bien construcción, agricultura, industria para el mercado interno, algunos servicios, como el financiero, telecomunicaciones, pero otros como restaurantes, hotelería, servicios personales que son intensivos en empleo, se quedaron atrás por la pandemia. Aún no vienen turistas internacionales, es un hecho y eso golpea fuerte.

¿Puede recuperarse pronto?

Puede recuperarse fuerte, con rapidez este año. Ese es el tema esencial de cómo estos sectores intensivos en generar empleo, ojalá en un contexto de pospandemia, puedan reactivarse con rapidez.

¿Hay suficientes recursos para continuar con el proceso de vacunación y salud?

Hay que felicitarnos como país por el esfuerzo de vacunación que hay que sostener. Hemos trabajado muy bien entre el sector Economía y Salud. Fue nuestra prioridad atender, con todos los recursos, la compra de vacunas. En el presupuesto del 2022 se incluye en la reserva de contingencia una cantidad de recursos para la vacuna y el personal para el primer trimestre, y uno de los añadidos presupuestales que planteamos al Congreso la semana pasada, que esperamos se apruebe estos días, es dar S/ 2.000 millones para el sector Salud, para vacunas, para contratar personal. Tenemos que estar listos por si hay cualquier problema en esta ola que parece que se está yendo, pero no podemos dejar de tener los recursos guardados por si acaso.

Vacunación. El proceso de inoculación en los niños avanza. Hay recursos en el fisco para ello. Foto: John Reyes/ La República