ALERTA - Nave de la NASA choca hoy contra un asteroide para desviarlo
Política

¿Cuáles son las 55 frases que alega César Acuña como difamatorias en el libro Plata como cancha?

Revisa las 55 frases del libro del periodista Christopher Acosta que Acuña afirma son difamatorias. Por 35 de ellas se lo condenó a dos años de prisión suspendida y a una reparación civil.

Muchas entidades como la Defensoría del Pueblo se pronunciaron en contra del juicio aludiendo que atenta contra la libertad de expresión. Foto: composición/LR Fabrizio
Muchas entidades como la Defensoría del Pueblo se pronunciaron en contra del juicio aludiendo que atenta contra la libertad de expresión. Foto: composición/LR Fabrizio
Política LR

El último lunes 10 de enero se leyó la sentencia sobre la denuncia por difamación que el líder de Alianza para el Progreso (APP), César Acuña, impuso contra el periodista Christopher Acosta, el editor Jerónimo Pimentel y la editorial Penguin Random House. En la audiencia se procedió a leer las 55 frases por las que el dueño de la Universidad César Vallejo denuncia a la publicación. Por 35 de ellas, el 30 Juzgado Penal Liquidador de Lima bajo la decisión del juez Raúl Jesús Vega impuso dos años de pena privativa de la libertad con ejecución suspendida y el pago de S/ 400.000 como reparación civil.

Esta sentencia ha sido rechazada por distintas entidades como la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), así como, el Consejo de la Prensa Peruana y la Asociación Nacional de Periodistas, que consideraron que se había “abierto un nefasto e histórico precedente contra la libertad de expresión en el Perú”. A continuación, revisa las 55 frases que se leyeron en la audiencia.

1. pág.12 “Si César Acuña no fuera rico, estaría, muy probablemente, preso. Solo su fortuna ha sido capaz de crear un sistema de justicia paralelo, en el que millones compensan sus atropellos y silencian a sus agraviados”.

2. pág. 21: “—No estamos hablando de una actitud anecdótica del señor Acuña. Y si el plagio pudiera transmitirse por el ADN, tendríamos una explicación de lo ocurrido con su familia—dice Ugaz en el juzgado, mientras proyecta en una pantalla otras denuncias periodísticas por plagio, detectados en la tesis de los Acuña. Se expone plagio en la tesis de Rosa Núñez, su exesposa; en la de Humberto, su hermano gobernador; en la de Richard, su hijo congresista.

—Hay una práctica consuetudinaria de esta familia, de plagiar y apoderarse de obras de otros. ¡Es una traición!— levanta la voz Ugaz, y el abogado del imputado, Mario Deza, protesta”.

3. pág. 23: “Entonces no se sabía que, para defenderse del plagio, César Acuña y su entorno habían falsificado esa firma”.

4. pág 24: “¿Que si se puede afirmar que Acuña plagió un libro completo pese a que no haya resolución judicial que lo demuestre? Sí, y sin necesidad de usar condicionales.”

5. pág. 25: “Angulo les quiere pelear, dice, sobre todo por lo que le hicieron: sumarlo, sin su consentimiento, a la fabricación de una mentira para encubrir el robo de la autoría de un libro”.

6. pág. 51: “Así, propietario y empresario firman un contrato de alquiler por dos años, que concluiría -indefectiblemente-en septiembre de 1987. Pero cumplido el plazo, el inquilino no devuelve el inmueble.”

7. pág. 63: “Lo firman mujeres dirigentes de comedores populares de las zonas más deprimidas de la ciudad, y solicitan, cada una, tres mil soles para su organización social de base. [...] el operativo político para ;la reelección de Cesar Acuña, empleando fondos públicos, se inició un dia no laborable”.

8. pág. 64: “—Yo no pedí la plata. Me la ofrecieron. Me hicieron firmar, luego me afiliaron al partido del alcalde—revela Juana López Mallqui. El comedor popular que lidera se llama César Acuña Peralta”.

9. pág. 64: “Pero si Tania ejecutó, fue porque César autorizó [...] Se trata de un audaz sistema de disposición de dineros públicos, para fines políticos muy particulares, que consiguió llevar adelante durante su primera gestión, que serían dos”.

10. pág. 68: “Acuña ya había hecho exactamente lo mismo con colegios nacionales. El 25 de junio de 2010, el alcalde había estampado su firma en la Resolución de Alcaldía Nro. 651-10, que autorizó el desembolso de 1310000 soles entre 262 instituciones educativas”.

11. pág. 69: “—Con las subvenciones sociales se puede disponer más rápido del dinero-asegura desde su oficina de Jesús María, donde, como en un juego de espejos, aparece repetido en cuadros, vitrinas, pinturas y fotos—. Yo me he cuidado que no se note la malversación-dice después”.

12. pág. 70: “En los enrevesados presupuestos públicos municipales existe una humilde partida llamada “Subvenciones”. Es allí de donde las municipalidades toman dinero para ser donado a las instituciones de proyección comunitaria”.

13. pág. 72: ″La regidora acuñista propondría formalmente ante el Consejo Municipal, en 2009-como se registra en el acta-. delegar en el alcalde la administración de esos fondos a discreción”.

14. pág. 72: “De allí al festín de las subvenciones sociales en Trujillo había un solo paso. Quien abre el segundo candado es Luis Valdez”.

15. pág. 74: “Aunque Acuña lo niegue en la entrevista, la lista de apepistas receptores de dineros municipales es amplia, y destaca de la planilla general de beneficiarios por las cifras de las donaciones que reciben”.

16. pág.74:“Sin embargo, la perversión de su fin, ya hemos visto, permitirá que de ella salga también el dinero que, a manera de cheques, distribuye César Acuña entre colegios y clubes de madres a semanas de la elección de 2010″.

17. pág. 78: “El abogado de César Acuña admita que por entonces sí se interpuso una denuncia por abuso sexual contra su patrocinado”.

18. pág. 78: “—Acuña sí es un violador y lo afirmo con conocimiento de causa— le dijo la letrada al diario La Industria, en una declaración que había estado perdida en su archivo de 2006, diez años antes de la historia contada por el diario limeño”.

19. pág. 81:“—Él era muy violento cuando llegaba mareado a la casa. Me jalaba de los pelos, me pateaba, hasta algunas veces me dio con su correa. La última vez que me pegó, llegó mareado y me botó a la calle, fue cuando era congresista, en 2002″.

20. pág. 85: “Es entonces que, según su relato, y a solicitud de César, saldrá en su auxilio judicial ‘el doctor maletín’”.

21. pág. 85: “la jueza que tenía a cargo el asunto, la doctora Yvone Lúcar Vargas, era empleada de su esposo”.

22. pág. 88: “—Qué buen presidente puede ser un hombre que golpeaba, insultaba y escupía a su esposa. Que tiene tres hijos fuera del matrimonio y que no cumple con sus responsabilidades. Él es un lobo disfrazado de oveja”.

23. pág. 91 y 93: “A casi todos ellos les regaló títulos profesionales sin haber estudiado, para evitar que le quiten sus propiedades”.

26. pág. 96: “Jenny confirmaría que César había abandonado el hogar, anunciando que se mudaría a vivir a un departamento en San Juan de Lurigancho como parte de la campaña”.

27. pág. 98: “—Cuando le mando alguna carta notarial reclamándole lo que me corresponde, me dice que se limpia el poto con esos papeles-contó Rosa antes de cerrar el acuerdo de separación de bienes”.

28. pág. 101: “Tomé los mails de la expareja de la ampliación de denuncia que Acuña interpone contra ella ante el Sexto Juzgado Penal de Lima Este”.

29. pág. 103: “La Universidad no halló plagio en su tesis, y que por tanto no le quitó el grado. Esa versión no solo es imprecisa, sino falsa”.

30. pág. 105: “Según Turniting, el 38% del marco teórico de la tesis de Acuña procedía de fuente previa no citada”.

31. pág. 113: “Más por descuido que por sinceridad que esa tesis la escribieron otros, o por lo menos él no solo”.

32. pág. 116: “La hipótesis es clara, si lo había hecho una vez pudo haberlo hecho siempre”.

33. pág. 119: “Cuando en la biblioteca de la Universidad de Los Andes, en Bogotá, este periodista solicita, de la mano de un estudiante, la tesis de maestría de César Acuña, el dependiente mira con desconfianza. La universidad restringe el acceso al documento, por expresas indicaciones de una persona: su autor”.

34. pág. 120:“Se dispone el retiro de la Biblioteca de la Universidad de Lima de la tesis presentada por el señor César Acuña. ¿Qué había hallado la investigación de ese grupo de expertos? Plagio en sus tesis hasta en cuatro modalidades”.

35. pág. 121: “Acuña había plagiado allí dos libros, y un informe de un organismo multilateral”

36. pág. 129: “Crecen los rumores de un pacto con el Ejecutivo a cambio de mayor presupuesto para alcaldes provinciales y distritales, de los que APP cuenta con cientos en el país”.

37. pág. 135: “A través de esos monitores pudo observar en vivo a un parlamentario pasarse a las filas del fujimorismo, era César Acuna Peralta”.

38. pág. 135: “Lo que allí observa Matilde Pinchi Pinchi es a David Renzo Mejía Galindo, un asesor del SIN, conversando con Acuña sobre un potencial apoyo al gobierno de Fujimori”.

39. pág. 136: “Pero hay algo que entonces Acuña no tiene y es lo que según Pinchi pide: poder. -Yo quiero primero hablar, que me den un ministerio-le dijo Acuña a Mejia en esa reunión, que Matilde y Vladimiro observaban y escuchaban desde los monitores del espacio contiguo a la salita del SIN”.

40. pág.136: “No, yo quiero un ministerio. Yo no voy a firmar por 10000 dólares. Yo quiero un ministerio”.

41. pág.136: “Entre él y Vladimiro Montesinos sí existió una cadena de comunicación. Más específicamente, un mensajero: su cuñado”.

42. pág.137: “La secretaria de Montesinos estaba tan segura de lo que afirmaba, que anotó a mano el nombre de Acuña hasta en dos listas tránsfugas, confesos y “topos”, que entregó a la comisión investigadora”.

43. pág.137: “Dos secretarios de Vladimiro Montesinos también aseguran haberlo visto allí”.

44. pág.138: “El testimonio de Ramos Viera permitió identificar a veinte congresistas que visitaron las instalaciones del servicio de inteligencia. Y uno de ellos, afirmó, era César Acuña”.

45. pág.138: “Es Acuña Peralta indudablemente”

46. pág.143:“Asi, César construye, a través del chofer, su guardaespaldas y el hombre de la chequera, un régimen de financiamiento paralelo de su campaña presidencial 2016, utilizando dinero negro”.

47. pág. 142 y 146: “Según el chofer, no fue el único al que utilizaron de esa manera[...] los que fueron coaccionados para brindar sus cuentas con el fin de recibir sumas de dinero”.

48. pág. 154: ″A estas familias les vamos a dar una credencial de APP. Les voy a decir qué vamos a hacer”.

49. pág. 156: “Matilde Pinchi Pinchi lo menciona en la lista de los 20 parlamentarios visitantes del SIN”

50. pág. 156: “Es allí donde Acuña revela la vía de comunicación que mantuvo con el exasesor presidencial, a través de su cuñado”.

51. pág. 157: “Son casos que acumula no solo de su paso por entidades públicas, sino también en el campo privado, e incluso íntimo. Para todos, la Fiscalía termina hallando formas que permiten archivar, excluir, o prescribir su participación en potenciales delitos.”

52. pág. 158 y 159: “Los días que por entonces transcurren pertenecen a la etapa más dura de la batalla legal entre Acuña y su exesposa, y fue cuando, asegura Jenny Gutiérrez, César le dio tranquilidad respecto al litigio, confiándole algo: que Luis Valdez arreglaría el asunto con los jueces”

53. pág. 159: “alguien iría a dejar un maletín conteniendo dinero para un contacto en esa sala judicial, que determinará sacándola del caso, le aseguro Cesar”

54. pág. 160: “—Mueve todo lo que quiere porque paga por lo bajo. Les paga a los jueces y fiscales-declaró en entrevista con Perú21 sobre el poder de su exesposo”

55. pág. 160: “No importa cuál sea el tipo penal por el que se le impute a César Acuña conductas al margen de la ley, el caso termina cerrado”