La Resistencia y Rosa Bartra: la vinculación entre el grupo violentista y la asesora fujimorista

La fujimorista vinculada con ‘La Resistencia’ trabaja actualmente como asesora del congresista Luis Cordero de Fuerza Popular con un sueldo mayor a los 9.000 soles mensuales.

La fujimorista vinculada con ‘La Resistencia’ trabaja actualmente como asesora del congresista Luis Cordero de Fuerza Popular con un sueldo mayor a los 9.000 soles mensuales. Foto: Facebook de Jota Maelo
La fujimorista vinculada con ‘La Resistencia’ trabaja actualmente como asesora del congresista Luis Cordero de Fuerza Popular con un sueldo mayor a los 9.000 soles mensuales. Foto: Facebook de Jota Maelo
Política LR

El último lunes 18, un grupo de aproximadamente 60 personas de ‘La Resistencia’ realizó su último ataque reivindicado en una librería de Barranco, donde el expresidente Francisco Sagasti Hochhausler presentaba su libro Imaginemos un Perú mejor... y hagámoslo realidad. Este fue uno de la larga lista de atentados perpetrados por esta agrupación, investigada por el Ministerio del Interior por sus contantes hostigamientos a funcionarios, ciudadanos y periodistas que en el ejercicio de sus funciones cuestionaron al partido fujimorista.

‘La Resistencia’ es un grupo de ultraderecha que se dedica a hostilizar a sus opositores, generalmente a través de actos de violencia, los cuales han sido catalogados en muchas oportunidades como acciones subversivas. El vínculo entre los integrantes de esta organización y el fujimorismo es abierto, por años apoyaron de forma pública a la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori. Incluso, algunos de ellos se han declarado “albertistas” en referencia al expresidente condenado por violación de derechos humanos Alberto Fujimori.

El grupo de ultraderecha se encarga de hostilizar a sus opositores. John Reyes/La República

Mientras tanto, un nombre que lleva años vinculado a Fuerza Popular se ha mantenido siempre cercano a los integrantes de ‘La Resistencia’. La excongresista Rosa Bartra reconoció en el 2019 formar parte de este colectivo, incluso participó en algunos de sus eventos, lanzando arengas, apoyando sus constante ataques a sus opositores: “Ustedes no son trolls y no han venido acá por un táper”, dijo en ese año.

PUEDES VER: Ejecutivo presenta al Congreso iniciativa para regular cuestión de confianza y vacancia presidencial

En un inicio la exlegisladora quiso negar su vinculación con el grupo violentista, pero tras la aparición de imágenes donde ella participaba en sus reuniones, tuvo que aceptar su cercanía. El proceder de estos simpatizantes del fujimorismo es atacar a políticos y ciudadanos, luego de ello suben las imágenes a las redes sociales y las viralizan a través de sus adeptos, haciéndoles creer a las personas de se tratan de ciudadanos indignados que actúan de manera individual.

Rosa Bartra ha apoyado esta forma de proceder cuando en el 2019 participaba en algunas de las reuniones de ‘La Resistencia’, a las cuales era invitada: “En Lima, hashtag que ponemos es tendencia. Hacemos tendencia. Movemos. Pero el enemigo es mucho más poderoso”, se le escucha decir en un video.

Rosa Bartra reconoció en 2019 que formaba parte del grupo 'La Resistencia'. Foto: Aldair Mejía / La República.

Rosa Bartra de regreso en el Congreso

A pesar de su fallido intento de retorno al Parlamento en las elecciones extraordinarias 2020, a través de su candidatura por Solidaridad Nacional, la exlegisladora logró regresar a este poder del Estado en el 2021, pero como asesora del congresista Luis Cordero Jon Tay, representante de la región Tumbes por Fuerza Popular, con un sueldo mayor a los 9.000 soles mensuales.

Rosa Bartra retornó al Congreso como asesora del parlamentario fujimorista Luis Cordero Jon Tay, representante por Tumbes.

PUEDES VER: Mirtha Vásquez se reunió con tres bancadas del Congreso este martes

El último trabajo conocido de Rosa Bartra fue el de abogada del excontralor y excongresista Edgar Alarcón, quien fue acusado constitucionalmente por el presunto delito de enriquecimiento ilícito. Asumió la defensa luego de que su defensor legal anterior, Humberto Abanto, fuera denunciado ante el Colegio de Abogados de Lima por dilatar el proceso.

Su cercanía con Jota Maelo

Regresando al proceso electoral del 2020, Rosa Bartra asumió el cargo de jefa de campaña de Solidaridad Nacional, el partido del investigado por el caso Lava Jato Luis Castañeda Lossio. En esta misma fórmula parlamentaria estuvieron incluidos algunos fujimoristas como Yeni Vilcatoma, también Juan José Muñico Gonzáles, apodado como Jota Maelo, identificado como líder del grupo ‘La Resistencia’ hasta esa fecha.

Un personaje altamente cuestionado, quien celebró a través de las redes sociales diversos ataques cometidos por el grupo violentista. También pesa sobre él sus constantes mensajes de apoyo y reconocimiento a personajes condenados por el Poder Judicial, como es el caso del exasesor presidencial Vladimiro Montesinos.

PUEDES VER: Pedro Castillo se reunió en secreto con integrantes del partido Magisterial y Popular

Hoy es el cumpleaños del Dr. Vladimiro Montesinos Torres a quien se le debe reconocer también su labor por la pacificación y por hacer llorar a la terrucada”, escribió Jota Maelo en su cuenta de Facebook con fecha de mayo del 2018.

Juan José Muñico Gonzáles, apodado como Jota Maelo, ha celebrado a personajes cuestionados como Vladimiro Montesinos.

La Resistencia irrumpió con insultos presentación del libro de Francisco Sagasti

La agrupación de extrema derecha vinculada a Fuerza PopularLa Resistencia, realizó una manifestación en los exteriores de un local de Barranco, donde el expresidente de la República, Francisco Sagasti, realizaba la presentación de su libro Imaginemos un Perú mejor... y hagámoslo realidad. De acuerdo a lo señalado por María Fernanda Castillo, miembro de la editorial Planeta, el evento no duró más de 10 minutos debido a que los gritos provenientes de la protesta hacían inviable la continuidad del acto.

“La noche de hoy era en verdad una noche de conversación entre el presidente Sagasti y Santiago Roncagliolo. Es una noche bastante apolítica de hecho. Era una noche de conversación sobre la escritura, sobre la visión de país, sobre la visión de cada uno desde su lugar profesional, pero lamentablemente no pudo durar más de 10 minutos porque hubo una manifestación con bombas de estruendo, gritos que nos impidió continuar”, declaró Castillo en diálogo con RPP.