AP propone una “adecuada interpretación” de la vacancia luego de apoyar golpe de Estado

Harold  Quispe

QuispeHarold

12 Dic 2020 | 8:27 h
Congreso promovió cuatro procesos de vacancia sacando a dos presidentes en el último quinquenio. Foto: composición de Giselle Ramos / La República
Congreso promovió cuatro procesos de vacancia sacando a dos presidentes en el último quinquenio. Foto: composición de Giselle Ramos / La República

Polémica. Cuatro de los seis congresistas que firmaron esta iniciativa votaron a favor del cese de Martín Vizcarra. Analistas aseguran que vacancia “no castiga presidentes” y que actual Congreso “no estaría legitimado” para promover reforma.

La bancada de Acción Popular presentó una iniciativa legislativa con el fin de modificar el inciso 2 del artículo 113 de la Constitución para una “adecuada interpretación” sobre las causales de vacancia del presidente de la República.

Fue el congresista Jorge Vásquez Becerra quien mandó al Parlamento el proyecto de ley n°. 6749/2020-CR, que busca interpretar los motivos de cese de un mandatario al cambiar el artículo 113 de la carta magna y agregando en su inciso 2 “su permanente incapacidad moral; psíquica o física”.

De acuerdo con esta propuesta, para declarar la permanente incapacidad moral, una comisión especial deberá evaluar el caso y entregar los resultados al Congreso en un plazo máximo de 30 días y luego ser aprobada por los 4/5 del número legal de sus representantes.

Asimismo, la permanente incapacidad psíquica o física debe ser certificada por una junta de médicos especialistas dependiendo del caso y bajo el requerimiento del Parlamento en un plazo máximo de 10 días hábiles.

Entre los congresistas acciopopulistas que firmaron esta propuesta estuvieron: Paul García Oviedo, Otto Guibovich Arteaga, Leonardo Inga Sales, Walter Rivera Guerra, Hans Troyes Delgado y Jorge Vásquez Becerra.

De los seis congresistas de Acción Popular, cuatro votaron a favor del cese de Martín Vizcarra de Palacio: Paul García, Otto Guibovich, Leonardo Inga y Walter Rivera. Mientras que Hans Troyes se abstuvo y Jorge Vásquez (autor del proyecto) votó en contra de la misma.

Proyecto de Acción Popular busca modificar causal para vacancia presidencial. Foto: captura / web del Congreso

Cuatro de los seis congresistas que firmaron esta iniciativa votaron a favor del cese de Martín Vizcarra. Foto: captura / web del Congreso

En una conversación con La República, el constitucionalista Luciano López sostuvo que esta reforma haría que las causales de vacancia “estén ceñidas a hechos que sean objetivos y tangibles” como las otras por: muerte, aceptación de renuncia, salida del país y destitución.

“Me parece adecuado cerrar las causales de vacancia a solamente hechos verificables y creo que la propuesta va hacía allí porque agrega la permanente incapacidad física y psíquica. Se tendría que ver el término moral”, explicó.

López consideró que este tipo de proyectos ayudaría a dejar de lado la interpretación de permanente incapacidad moral que “hasta el momento solo se identificó como un supuesto de grave inconducta”, pues generó cuatro procesos de vacancia y relevó a dos presidentes durante la vigencia de la Constitución del 93.

Acción Popular, por su parte, argumentó la necesidad de “garantizar una coherente interpretación” de la vacancia presidencial para una “separación idónea” de los poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Sin embargo, para el abogado variar el inciso 2 del artículo 113 es “un tema de fondo muy serio que amerita una reflexión sesuda y con una fuerte legitimidad ciudadana” cosa que, según sus palabras, los actuales parlamentarios no tienen porque “no son reflexivos ni serenos”.

Este Congreso no tienen ninguna de estas características. Además no goza de una fuerte legitimidad ciudadana. Por tanto, este poder del Estado no debería encargarse de esta reforma parcial de la Constitución”, acotó.

Una comisión especial aprobaría vacancia por permanente incapacidad moral mientras que una junta médica lo haría por incapacidad psíquica. Foto: captura / web del Congreso

Para Omar Cairo, crear una comisión especial y determinar la permanente incapacidad moral de un jefe de Estado “complica las cosas y hace más intenso el defecto” que, según su tesis, ya existe en el inciso 2 del artículo 113 de la Constitución.

El constitucionalista afirmó que lo correcto sería “eliminar la incapacidad moral como causal de vacancia”, ya que en el último quinquenio la norma se usó para “cometer una arbitrariedad” por parte del Congreso al sancionar a un mandatario con destituirlo de su cargo por “supuestas inmoralidades” que habría cometido en sus funciones.

“Lo que es incapacidad física y psíquica me parece bien, pero la incapacidad moral debe eliminarse porque en realidad significa incapacidad mental. Entonces se está duplicando. Psíquica y moral viene hacer lo mismo. El término moral fue introducido en la Constitución cuando significaba mental y ya no debió aparecer”, declaró a este diario.

No obstante, López discrepa de este argumento, pues señala que reconocer el término ‘psíquica’ en la Constitución “es muy laxo” y que en la actualidad decir que lo moral es algo psíquico deja una causal “demasiado abierta”.

“La propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos dijo que esa causal es demasiado abierta (…). En los votos de los magistrados Ledesma, Ramos y Espinosa-Saldaña también dicen que debe ser acotada porque definitivamente tal como está es demasiado laxo”, precisó.

Dentro del análisis del proyecto, se entiende la incapacidad psíquica como “discapacidad psíquica” asemejando dicha circunstancia cuando una persona “presenta trastornos en el comportamiento previsiblemente permanentes”.

Este tipo de enfermedad, aduce la iniciativa, “puede ser provocada por diversos trastornos mentales como la depresión mayor, la esquizofrenia, el trastorno bipolar; los trastornos de pánico, el trastorno esquizofrenia y el síndrome orgánico”.

Vacancia no se hizo para castigar ni destituir presidentes

Tanto Martín Vizcarra como Pedro Pablo Kuczynski pasaron por dos procesos de vacancia presidencial que significó la salida de ambos de Palacio de Gobierno. Foto: composición / La República

El escrito reconoce que la definición del término moral “es muy ambiguo y conlleva a múltiples interpretaciones”, por lo que “no responde al orden jurídico, sino que pertenece a un concepto más amplio relacionado con los valores propios del ser humano dentro de la sociedad como la obligación y responsabilidad”.

Para diferenciar la ley de la moral, según Immanuel Kant, la primera es “heterónoma”, mientras que la segunda es “autónoma”, porque las normas legales son implementadas por otras personas y las morales “nos las imponemos nosotros mismos”.

Al respecto, Cairo ratificó su posición de que el Parlamento “no debería hacer un juicio de valor” para concluir lo que es moral y lo que no.

Por el contrario, señaló que la razón del artículo 113 de la Constitución es para saber si el presidente “está en la posibilidad física y mental” de gobernar un país.

Recordó, además, que ya existen los artículos 99 y 100 como mecanismos de juicio político para castigar, destituir, suspender o inhabilitar a un mandatario.

“Una junta médica está bien para lo psíquico, pero para la incapacidad moral no se necesita ningún grupo. No se puede examinar si el presidente se comportó correctamente para castigarlo con la vacancia. Eso es un invento”, dijo a esta redacción.

Al ser consultado sobre este punto, López coincidió en que las posibles inconductas de un jefe de Estado no deberían estar reguladas en el artículo 113, pero sí en el 117, donde, a su parecer, debería realizarse una modificación “para contemplar supuestos más graves y atrevernos a regular algunos mucho más explícitos”.

“Las graves inconductas del presidente debiesen merecer una mayor reflexión en un debate de reforma constitucional, pero que tenga como fórmula más bien la modificación del artículo 117 de la Constitución”, opinó.

Causal de permanente incapacidad moral podría eliminarse

Nueve de cada diez peruanos rechaza la vacancia presidencial que aprobó el Congreso contra Martín Vizcarra, según IEP. Foto: composición / La República

Por otra parte, sobre la opción de quitar la causal de permanente incapacidad moral, Milagros Campos, exintegrante de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política, contó que el grupo de trabajo propuso eliminarla debido a que “no solo es muy imprecisa, sino que coloca en una situación complicada a cualquier gobierno sin mayoría”.

Es necesario que las causas por las que se puede vacar a un presidente estén expresamente escritas y con un procedimiento adecuado como el juicio político. En cualquier caso, una redacción que precise la causal es mejor que la actual”, detalló la politóloga a La República.

Luciano López, por su lado, expuso que la supresión de esta causal, en caso no se llegue a una buena interpretación, “es un supuesto que debería ser regulado, pero de una manera mucho más taxativa”.

“El TC debió también esclarecer este asunto (…). Se perdió una gran oportunidad histórica (sobre la vacancia presidencial) y más bien fue una decisión de indefinición que adoptó la mayoría, empujando así a las necesidades de una nueva reforma constitucional”, aseveró el letrado.

Finalmente, para Cairo, debería eliminarse solo el término moral y ser reemplazado por incapacidad mental con el objetivo de determinar “situaciones objetivas, claras y precisas”, ya que un término que es impreciso “no puede servir para decir que el cargo de presidente está vacante porque eso equivale a una destitución”.

“En realidad, la vacancia nunca depende de la decisión de los parlamentarios, ellos verifican si el presidente murió, sí aceptó la renuncia, si está paralítico o si se fue del país y no regresó al tiempo que estableció. Ellos opinan que es inmoral y lo castigan con la vacancia, pero la vacancia nunca es un castigo”, concluyó.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.