BONO 350 YANAPAY - Consulta si eres beneficiario del subsidio

Piero Corvetto: “No hay ninguna opción de que se modifique la fecha de las elecciones generales”

Entrevista al jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE). “Nosotros no estamos acá por un favor político, estamos acá porque hemos ganado un concurso público. No estamos hipotecados a nadie”, asevera.

De todos modos. Corvetto asegura que no se le pasa por la cabeza postergar las elecciones generales. Foto: Aldaír Mejía/La República
De todos modos. Corvetto asegura que no se le pasa por la cabeza postergar las elecciones generales. Foto: Aldaír Mejía/La República
Enrique  Patriau

En otras partes del mundo, como en Europa, los países están atravesando rebrotes de la pandemia, lo que ha ocasionado que se orden nuevos encierros (el más reciente, en el Reino Unido). El jefe de la ONPE, Piero Corvetto, señala que en el caso peruano no existe la posibilidad de ninguna postergación de las elecciones del 11 de abril.

La ONPE necesitaba un presupuesto adicional para las elecciones. ¿Ya está arreglado aquello?

Quiero agradecer la buena disposición de la ministra de Economía, María Antonieta Alva, quien me recibió esta mañana (viernes). Hemos trabajado en los presupuestos requeridos para llevar las internas partidarias y completar el dinero que se necesita para las elecciones generales. El presupuesto se tiene que incrementar por la implementación de una serie de condiciones y protocolos que permitan asegurar el derecho constitucional al sufragio y el derecho a la salud.

¿Ya todo está cubierto?

Lo que sucede es lo siguiente. La ONPE solicitó entre 500 y 550 millones de soles antes de junio, cuando no se tenía aún muy claros los protocolos internacionales para elecciones en pandemia. El MEF otorgó 404 millones, pero nosotros hemos hecho un análisis de las necesidades que tenemos. Por ejemplo, la desconcentración de electores. Pasaremos de 5,300 locales de votación a 16,652, lo que implica mucho más esfuerzo logístico. Y vamos a tener que invertir en personal que entregue alcohol, que asegure el distanciamiento social, que tome la temperatura, que limpie de manera permanente los recintos electores, todo eso es un gasto.

Por eso, ¿la brecha ya está cubierta?

Para las elecciones de 2021. Recuerde también que hay que invertir el doble en propaganda electoral porque la franja es de dos meses ahora y que el acceso de los partidos a los medios es exclusivamente a través del financiamiento público directo. Sume el bono a los miembros de mesa que cuesta entre 32 y 35 millones. Por eso, estamos ante una situación en la que requerimos entre 147 y 150 millones de soles adicionales.

¿Y el compromiso por parte del MEF ya está cerrado?

Así es. Le agradezco a la ministra Alva. Me gustaría, le confieso, juntarme con mayor frecuencia con ellos (el MEF) para solucionar de manera directa los problemas presupuestales que pudieran surgir en un proceso electoral para no tener que escalar a un ámbito mediático. Hoy, un proceso electoral en América Latina cuesta entre 35 y 40% más, por todos los protocolos.

¿Se han puesto en el escenario de una segunda ola? ¿Qué ocurriría con las elecciones en ese caso?

Es un escenario que manejamos. No podemos perder de vista que en el Perú lo lógico es que haya una segunda ola, esperamos que sea con una intensidad menor que la que se está presentando en Europa. Hay científicos que dicen que acá el nivel de contagio ha sido mayor y que por tanto el efecto de la ola será menor, otros que dicen lo contrario. Nosotros tenemos que planificar elecciones en el peor de los escenarios. La experiencia comparada demuestra que es posible hacer buenas elecciones en pandemia, pero eso implica cumplir los siete protocolos que vamos a aprobar la próxima semana y algo que ya le solicitamos al Minsa, que es hacer un programa de seguimiento antes, durante y después a los miembros de mesa. Y eso significa que, en un escenario ideal, conseguir que ellos cuando menos tengan acceso a la vacuna, si es que llega, como ha sido una promesa del presidente.

Claro, pero mientras no haya vacuna, no hay forma de administrarla. De otro lado, estas que ustedes vienen planificando ya son elecciones en pandemia. ¿Qué ocurre si entramos en un escenario en el que se tiene que ordenar un nuevo encierro, por ejemplo?

Nosotros vamos a hacer las elecciones el 11 de abril. Tendría que haber una situación terrible en donde el Minsa prohíba cualquier tipo de aglomeración, de situación, pero llegar a eso no es solo algo que no deseamos sino que, creemos, es poco probable. Estamos seguros de que se podrá hacer la elección y superar cualquier escollo que se presente. En caso lleguemos a una situación crítica, el domingo, día de la elección, no puede haber ningún tipo de restricción al tránsito porque lo que tenemos que asegurar es una gran participación de los ciudadanos.

Elecciones 2021

¿No hay ninguna opción de que se modifique la fecha?

No, no hay ninguna opción de que se modifique la fecha de las elecciones generales. Tendría que ser una modificación constitucional y nosotros no la vamos a proponer. Estamos trabajando para el 11 de abril y estoy seguro de que batiremos récord de asistencia.

Siempre y cuando la pandemia lo permita.

Estamos haciendo elecciones en pandemia, el mundo las hace. Si nos cuidamos, seguimos los siete protocolos que vamos a aprobar, vamos a poder enfrentarlo de manera satisfactoria.

¿Hay algún tipo de injerencia del Ejecutivo en el proceso electoral?

Ninguno, por varios motivos. La Constitución no lo permite, no hay un marco legal que autoriza que el Ejecutivo o el Legislativo tengan algún tipo de injerencia. Segundo, ese desarrollo constitucional permite que el jefe de ONPE, mi caso, y la jefa de Reniec, Carmen Velarde, hayamos accedido a nuestros cargos en un concurso público abierto, meritocrático. Nosotros no estamos acá por un favor político, estamos acá porque hemos ganado un concurso público. No estamos hipotecados a nadie, nuestro único compromiso es con el país. No existe ninguna posibilidad de injerencia del Poder Ejecutivo ni del Legislativo en ningún organismo electoral. No ha habido ni permitiremos que haya ningún tipo de influencia. No hemos recibido en ningún momento ningún tipo de sugerencia o presión de ningún poder del Estado. No hemos recibido ningún tipo de llamada, ni nos han buscado para cosas no adecuadas. Al contrario, hemos encontrado de parte del Ejecutivo y Legislativo ganas de contribuir.

Se lo pregunto porque hay sectores que advierten un presidente como Vizcarra, sobre quien pesan serias denuncias, podría querer interferir en el proceso.

Es que es fundamental que todos entiendan de que el presidente tiene su función, el Congreso la suya y nosotros las nuestras. Nosotros no estamos pendientes de las declaraciones de uno u otro. Nos enfocamos exclusivamente en el proceso electoral. No tenemos tiempo para distraernos. Somos autónomos e independientes.

¿Se va a mantener la idea de que los ciudadanos voten en franjas horarias de acuerdo al número de su DNI?

Así es. Nuestro perfil de acceso a los centros electorales es como un camello, con dos ondas, dos picos. Entre las 10:30 y la una, que quieren votar antes del almuerzo. Y los que votan un poco apurados, entre las 2:30 y las 4. Pero si la jornada va a ser de 12 horas, lo lógico es que hagamos un esfuerzo mayor para que la participación de los electores sea pareja. Por eso tendremos el voto escalonado pero con jornada partida.

¿A qué se refiere?

Que las personas más vulnerables frente al virus vayan al recinto electoral cuando está más limpio, entre las 7 y las 9 de la mañana. En esa franja, estará reservado para adultos con discapacidades, adultos mayores, mujeres embarazadas. Y desde las 9 hasta las 7 pm, la idea es que los ciudadanos asistan por rangos horarios, según el último dígito de tu DNI.

Es una sugerencia, no una obligación, ¿correcto?

Es una sugerencia, no una obligación, pero tenemos que llegar a sensibilizar al elector. Tenemos que convencerlo de que debe dejar de ir a votar en patota, en familia, sino que debe asistir solo, si no se pone en riesgo él, a su familia y a los electores convocados en el recinto electoral. Nuestra campaña de sensibilización será muy intensa y empezará muy pronto, para que las personas sepan que la mejor manera de cuidarse es acatando el protocolo y votando por franjas horarias como propone la ONPE.

Para las internas, ¿cuántas personas se movilizarán, aproximadamente?

Un millón y medio de personas. Son 25 partidos, porque estamos trabajando de manera paralela con el Frente Esperanza, en proceso de inscripción. Eso significa 25 elecciones en simultáneo. Cada uno tendrá su mesa con sus propios miembros, sus personeros y candidatos.

Elecciones 2021

16 de esos partidos usarán el sistema por delegados, ¿correcto?

Así es. 16 por delegados, 7 por elección directa y 2 usarán un sistema mixto.

Lo ideal hubiese sido que todos eligieran la manera directa, ¿cierto? Le pregunto ya no al jefe de la ONPE sino al académico.

Bueno, yo no puedo quitarme el terno de jefe de ONPE. Lo que puedo decir es que todo depende del estatuto del partido.

¿Cómo calculan que será la velocidad de los resultados el 11 de abril?

Hemos trabajado la elección general con dos criterios para tener los resultados electorales más rápidos. El primero, es que estamos trabajando con un número muy alto de oficinas descentralizadas, 94. Es la primera vez en la historia que se instala tantas para una elección general, para poder tener centros de cómputo que permita un procesamiento rápido de actas. El segundo, es que tendremos aproximadamente el 10% de actas en Lima metropolitana, asociadas al sistema de escrutinio automatizado (SEA).

Con voto manual.

Exacto. Todo es manual. Los miembros de mesa escrutan a mano, llenan un borrador y en una laptop llenan el acta, lo que evita el error material. Luego la información que se graba en un USB va a un centro de transmisión para que llegue al centro de cómputo. Eso generará que ese 10% de mesas se procesen antes de la medianoche. Lamentablemente no se puede pedir más presupuesto para implementar en mayor medida el SEA, pero estoy convencido de que el sistema traería al Perú resultados muy rápidos, tanto como en otros países.

En concreto, ¿los peruanos cuándo podrían saber, por ejemplo, quiénes accederán a una segunda vuelta? ¿O habrá un periodo de incertidumbre?

Siempre va a haber algunas horas de incertidumbre. Recuerde que el escrutinio tardará unas tres horas, que se sumarán a las 12 de sufragio. Es decir, antes de las 10 de la noche, las actas no van a haber salido de los locales de votación, mayoritariamente, sobre todo en el caso de Lima que es una circunscripción electoral con 33 escaños en disputa, con demasiados votos preferenciales. Además, en el Perú hay tres elecciones en simultáneo: presidente, Congreso y Parlamento Andino. Nosotros creemos que podemos estar hacia la medianoche brindando un primer avance de resultados, que será alimentado durante toda la noche. Y todo dependerá, obviamente, de las diferencias entre los grupos en competencia para tener una idea más clara de quiénes irían a una segunda vuelta, en el caso de haberla.

Lazy loaded component

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.