Martín Vizcarra ratificó a comando Chavín de Huántar como jefe del CCFFAA

Ángel Páez

@larepublica_pe

01 Nov 2020 | 4:49 h
En confianza. El general de división EP César Astudillo Salcedo seguirá como jefe del CCFFAA. Foto: La República
En confianza. El general de división EP César Astudillo Salcedo seguirá como jefe del CCFFAA. Foto: La República

Renovación. En cambio, fueron designados como comandante general del Ejército, general de división EP Manuel Gómez de la Torre; de la Marina, vicealmirante AP Ricardo Menéndez Calle; y de la Fuerza Aérea, teniente general FAP Rodolfo Pereyra Cúneo.

El intento del presidente del Congreso, Manuel Merino, de acercarse subrepticiamente a los altos mandos de los institutos castrenses durante el primer intento de vacancia de Martín Vizcarra fue determinante a la hora que el jefe del Estado debió renovar a la cúpula militar. Precisamente, en lugar de reemplazar al jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA), el general de división EP César Astudillo Salcedo, por haber cumplido su periodo de gestión, Vizcarra prefirió mantenerlo en la estratégica posición justo a pocas horas de que el Congreso decida si admite o no a debate la segunda moción de vacancia.

La decisión de Vizcarra se ajusta a las prerrogativas de jefe supremo de las Fuerzas Armadas, pero evidentemente está marcada con fuego por el papel que cumplió el general Astudillo, cuando en reiteradas oportunidades el congresista Manuel Merino trató de comunicarse con él el jueves 10 de setiembre, como informó en su momento el portal de investigación IDL-Reporteros. Astudillo informó de inmediato al ministro de Defensa, general de brigada EP (r) Jorge Chávez Cresta. Y resultó que Merino sí logró contactarse con el comandante general de la Marina, almirante Fernando Cerdán Ruiz, para advertirle de la vacancia.

Destacado integrante del Comando Chavín de Huántar, en 2016 el expresidente Pedro Pablo Kuczynski lo pasó al retiro, pero el general Astudillo logró una reconsideración, continuó en actividad y fue designado por el propio Kuczynski comandante general del Ejército, en 2017, y Vizcarra lo nombraría en la jefatura del CCFFAA, en 2018.

Sombras y luces

Si bien durante la pandemia el general Astudillo ha cumplido un papel clave ante la jefatura del CCFFAA, lo que determinó la elección de Vizcarra fue su gesto de lealtad en un momento decisivo.

Esto explicaría por qué también el jefe del Estado resolvió respetar la línea de comandado en el Ejército y nombró como nuevo comandante general al general de división EP Manuel Gómez de la Torre Araníbar, el número dos de la institución militar.

Aunque recibió el grado de General de División durante el gobierno de su compañero de promoción de la Escuela Militar de Chorrillos, el expresidente Ollanta Humala, el general Gómez de la Torre llegó hasta jefe del Estado Mayor General del Ejército –el número dos de la institución– por mérito propio.

Vizcarra pudo haber escogido a los generales de división EP Próspero Díaz Arrué y José Vizcarra Álvarez –que eran mencionados como aspirantes–, pero prefirió simplemente nombrar al número dos del Ejército.

Martín Vizcarra

En el caso del instituto naval, fue algo diferente. Al cumplir su periodo de comandante general de la Marina, el almirante Fernando Cerdán, Vizcarra resolvió que el número dos, el vicealmirante Manuel Váscones Morey, pasara al retiro porque es compañero de promoción de Cerdán.

Pero Vizcarra tampoco eligió al tercero de la línea de comando, el vicealmirante James Thornberry Schiantarelli –quien se desempeña como comandante general de Operaciones del Pacífico–, sino al siguiente, el vicealmirante Ricardo Menéndez Calle, quien ocupa la posición de director general de Capitanías y Guardacostas. Thornberry pasaría al retiro por renovación de cuadros.

De manera similar actuó el mandatario en el caso de la Fuerza Aérea del Perú. El comandante general, el general del aire FAP Rodolfo García Esquerre, y su segundo, el jefe de Estado Mayor, teniente general Raúl Hoyos De Vinatea, son de la misma promoción. Por lo tanto, al ser relevado el general del aire Rodolfo García, Hoyos también ha sido pasado a la situación de retiro.

De manera que Vizcarra cumplió con el criterio de respetar la línea de comando y designó al comandante general de la FAP al número tres de la institución aérea, el inspector general, el teniente general FAP Rodolfo Pereyra Cúneo.

FUERZAS ARMADAS MILITARES ESTADO DE EMERGENCIA INTERVENCIÓN TOQUE DE QUEDA COVID 19 CORONAVIRUS EJERCITO DEL PERU

En términos generales, el presidente optó por no hacer designaciones controvertidas, sino más bien dentro del margen constitucional que le corresponde.

Lo que significa la continuidad del general César Astudillo

El presidente Martín Vizcarra esperó hasta el último momento para estampar su firmar en los decretos supremos con las designaciones del nuevo jefe del CCFFAA y comandantes generales del Ejército, Marina y Fuerza Aérea.

Esta incertidumbre sobre quiénes serían los nuevos altos mandos castrenses generó que circularan versiones sobre supuestos pases al retiro masivos, con la finalidad de que Vizcarra tuviera la libertad de escoger a los oficiales de su conveniencia.

Sin embargo, es muy probable que la decisión de Vizcarra de mantener en el CCFFAA al general César Astudillo sea interpretada como una gratificación a un oficial que se negó al juego del presidente del Congreso. Pero no quiere decir que Astudillo, conocido por su línea institucionalista, asumiría una posición no acorde con la Constitución.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.