El fin de la disolución del Congreso: Ortiz de Zevallos fuera del TC

Victor Cervantes

@larepublica_pe

23 May 2020 | 18:45 h
Gonzalo Ortiz de Zevallos es primo del expresidente del Congreso Pedro Olaechea. Composición: Fabrizio Oviedo / La República
Gonzalo Ortiz de Zevallos es primo del expresidente del Congreso Pedro Olaechea. Composición: Fabrizio Oviedo / La República

El Pleno del Parlamento rechazó el último viernes 22 la candidatura del abogado Gonzalo Ortiz de Zeballos, como magistrado del Tribunal Constitucional, a pesar que el Legislativo disuelto aprobó su incorporación.

Después de doscientos treinta y cinco días, el último 22 de mayo, el actual Congreso de la República cerró el cuestionado proceso heredado de su predecesor, que fue el detonante para que el jefe de Estado, Martín Vizcarra, lo disuelva: la elección del abogado Gonzalo Ortiz de Zevallos como magistrado del Tribunal Constitucional (TC).

En la mencionada sesión plenaria, con 113 votos a favor, 15 en contra y ninguna abstención, el Legislativo aprobó reconsiderar la votación sobre la postulación del mencionado letrado al máximo ente constitucional, y minutos después, por mayoría absoluta, la rechazó.

PUEDES VER Coronavirus: Martín Vizcarra amplió emergencia y cuarentena hasta el 30 de junio

Para entender este caso es necesario recordar situaciones claves del último proceso de elección de integrantes del TC.

El primer punto en mención es el oficio que envía, el 14 de noviembre del 2018, el entonces titular del Tribunal Constitucional, al Congreso de la República para solicitar que, de acuerdo al artículo 10 de la Ley Orgánica del TC, se inicie el proceso de selección de los letrados que reemplazarían a seis de los siete tribunos, quienes se les vencía sus nombramientos el 3 junio del 2019.

A raíz de este documento, diez días después, el Parlamento, entonces dirigido por Daniel Salaverry, aprueba la conformación de la comisión especial para la elección de los magistrados, que estuvo integrada por nueve legisladores, dos de ellos pertenecían a las filas de la ahora disuelta bancada fujimorista.

PUEDES VER Zeballos: “En un plazo de siete días se tendrá un marco regulatorio para deshacinar cárceles”

Sin embargo, la representación de las bancadas en este grupo de trabajo traería cuestionamientos, debido a que, en ese entonces, el Congreso estaba conformado por diez bancadas, por lo que se propuso cambiar este límite de participantes de acuerdo a la proporcionalidad y pluralidad, planteamiento que cayó en entrampamientos y no prosperó.

Setiembre, mes de la disolución

Tras un intento sin éxito de modificar la Ley Orgánica del TC, el Pleno del Parlamento aprobó la conformación de la mencionada comisión especial, en la que un congresista representaba a tres agrupaciones.

Cerca a la quincena de ese mes, este grupo de trabajo se declaró en sesión permanente con el objetivo de tener a la brevedad la lista de candidatos, hecho que fue cuestionado por las bancadas de izquierda, debido a que se observaba la rapidez con la que se trataba de resolver el tema, más aún si la modalidad de postulación era por invitación.

El 20 de setiembre del 2019, La República informó que, de acuerdo a declaraciones del excongresista Alberto Quintanilla, de Nuevo Perú, el fujimorismo y sus aliados aprobaron en menos de media hora la lista de invitados que serían los candidatos que se elevaría al Pleno para su aprobación.

PUEDES VER Pleno deja sin efecto lista de candidatos al TC elaborada por comisión del Congreso disuelto

A partir de este punto inicia una intensa semana en el Legislativo, más aún si, en medio de los cuestionamientos que recibían por la denominada “elección express”, el presidente de la República, Martín Vizcarra, la noche del viernes 27 de ese mes, anunció que su Gobierno presentaría una cuestión de confianza respecto al proyecto de ley N° 4847, que modificaba el artículo 8 de la Ley Orgánica del TC.

Lazy loaded component

Minutos después, el entonces presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, llegó hasta el Palacio Legislativo para presentar un oficio, en el que le pide al titular del Congreso, Pedro Olaechea, se le permita presentar la cuestión de confianza “en la primera oportunidad que se reúna” con la representación nacional.

Oficio del ex primer ministro Salvador del Solar dirigido al entonces presidente del Congreso, Pedro Olaechea.

Olaechea había convocado al Pleno para el lunes 30 de setiembre. En la agenda se detallaba que los parlamentarios debatirían las candidaturas de los candidatos al Tribunal Constitucional.

PUEDES VER Peritaje concluye que no sirven 35.000 mascarillas compradas por PNP

La mañana de ese 30 de setiembre, Del Solar Labarthe llegó al Congreso en compañía de los ministros de Estado, mientras la Junta de Portavoces decidía sobre qué asunto priorizarían.

Sin embargo, tal como está registrado en el Diario de Debates, la sesión plenaria de ese día inició a las 10.25 a.m., y como una de sus primeras medidas, Olaechea Álvarez-Calderón informó que en la reunión de voceros se acordó revisar el pedido del Ejecutivo “al término del acto electoral” relacionado al TC.

Y se procedió a dar lectura del informe de la comisión especial que designó a los candidatos con una clara intención de terminar con rapidez con la votación de los postulantes, hasta que los exparlamentarios de Nuevo Perú y Frente Amplio presentaron una moción de censura contra la Mesa Directiva, pedido que no recibió el respaldo de la mayoría parlamentaria.

PUEDES VER Jaime Saavedra: “Es la crisis más grande que hemos vivido en educación desde la Segunda Guerra Mundial”

No obstante, acabado este episodio, a pedido del legislador Gino Costa, hizo su ingreso al hemiciclo Salvador del Solar, quien, en los diez minutos que le permitió Pedro Olaechea, presentó la cuestión de confianza, en la que resalta que se negará este pedido si continúan con el proceso de elección de magistrados.

Lazy loaded component

Tras su participación, la exparlamentaria Indira Huilca presentó una cuestión previa para que se suspenda la elección de tribunos, pero esta fue rechazada.

Y así, una hora y media después de la intervención de Salvador del Solar, con 88 votos a favor, 3 en contra y dos abstenciones, el Pleno del Congreso aprobó la elección del primer candidato al TC: Gonzalo Ortiz de Zevallos Olaechea.

Con la misma asistencia, Pedro Olaechea pretendió también que se elija al postulante Manuel Sánchez Palacios Paiva, pero no alcanzó los votos suficientes, por lo que su caso quedó sin resolverse.

Parte del Diario de debates de esa sesión plenaria.

En este punto se debe mencionar que en esa jornada, excongresistas de Unidos por la República, Frente Amplio y Nuevo Perú presentaron una reconsideración a la elección de Ortiz de Zevallos.

Horas más tarde, el jefe de Estado anunció la disolución del Congreso. Vizcarra, mencionó que el Legislativo había elegido a un miembro del TC.

PUEDES VER Congreso concede facultades legislativas al Ejecutivo en materia penitenciaria

El rechazo a Ortiz

Lo siguiente para Gonzalo Ortiz fue diferente a cuando el Parlamento estaba en funciones. En varias oportunidades solicitó al Tribunal Constitucional su incorporación como magistrado. Sin embargo, el 17 de octubre de ese año, ese órgano rechazó por mayoría su pedido, debido a que su elección no había concluido.

¿La razón? La reconsideración presentada acaba da la votación del 30 de setiembre.

El tema no volvió a ser tocado hasta el último viernes 22, mencionado al inicio del texto, ya que durante casi seis meses el Congreso no estuvo en funciones, y que, tras su instalación, al igual que otras instituciones, tuvo que afrontar el estado de emergencia por el coronavirus, que conllevó al aislamiento social.

Durante esta sesión plenaria, el vocero de Partido Morado, Francisco Sagasti, comentó que con la decisión de este caso se cerró “simbólicamente” el 30 de setiembre del 2019, es decir, se marcó el final de la disolución del Parlamento.

Dato:

Además, del rechazo a la candidatura de Gonzalo Ortiz, el Pleno del Congreso también dejó sin efecto la lista de aspirante que elaboró la comisión especial del disuelto Parlamento, y exhortó a la actual Comisión de Constitución que priorice el debate de la reforma de la Ley Orgánica del TC.