FERIADO 29 DE JUNIO - ¿Trabajadores del sector privado descansarán en esta fecha? PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿cómo se desarrolla el segundo día de protesta a nivel nacional?

Vallas que deben saltar los candidatos para alcanzar una curul en el Congreso

ELECCIONES EXTRAORDINARIAS 2020. Un partido debe pasar la valla del 5%. Luego, de acuerdo a un cálculo, se define cuántos cupos le corresponden; ingresan al Congreso los candidatos más votados.

La Republica

José Víctor Salcedo

Llegó el día. Tres millones 764 mil 025 electores de seis regiones del sur elegirán hoy a los veintidós representantes ante el Congreso. Arequipa tiene reservadas seis curules, Cusco y Puno cinco, mientras que Moquegua, Tacna y Apurímac solo tienen dos cupos cada una.

Debido al poco tiempo de la campaña y la indecisión del electorado, es imposible pronosticar quiénes serán los elegidos. Es posible que al menos siete partidos tengan opción de colocar representantes. En las cuatro últimas elecciones (que eran presidencial y congresal) era previsible qué partidos tendrían uno o varios asientos asegurados en cada distrito electoral (región). Ahora el panorama es distinto. La mayoría no tiene claro por quién votar.

PUEDES VER: En Puno se instaló la primera mesa de sufragio a las 2:30 horas de este domingo

La pelea por entrar al Congreso exige dos condiciones: tendrán representantes los partidos que obtengan el 5% de votos válidos a nivel nacional o agrupaciones que al menos hayan alcanzado siete escaños en más de un distrito electoral (así no hayan llegado a la valla de 5%).

Definido qué partidos entran al reparto, se aplica la famosa cifra repartidora, es decir, la fórmula (método de D’hondt). Esta determina el número de curules que le corresponde a cada organización política. Esta fórmula se aplica en forma independiente en cada uno de los distritos electorales.

Cuando queda definido qué partidos participan en la distribución de curules y cuántas les corresponde a cada organización política, entra a operar el voto preferencial. Ingresan los más votados en orden descendente.

El experto en tema electorales, Fernando Tuesta Soldevilla, precisa que al Congreso “ingresan los que más votos preferenciales acumularon”. No obstante, hay que precisar que el voto preferencial no es obligatorio. Por eso, ser candidato a congresista y estar ubicado en los primeros lugares de la lista no garantiza necesariamente que vaya a ser elegido hoy. Manda el número de votos cosechados.

PUEDES VER: Advierten infracciones a candidatos en la víspera de las elecciones

Más votados y menos votados

¿Cuántos votos necesita un postulante para asegurar un asiento en el Legislativo?

La respuesta es difícil de responder. No obstante, el estadístico Juan Carlos Coronado sostiene que hay datos históricos que permiten hacer proyecciones al respecto. Una revisión de la votación obtenida por los partidos en los últimos cuatro procesos electorales permite calcular el número de votos que debe tener un partido para pelear por curules.

En Cusco, el partido que menos votos obtuvo y colocó a un congresista fue el APRA en 2001, con apenas 38 mil 815. Y el entonces electo legislador, Juan Manuel Figueroa, solo recibió el apoyo de 12 mil 116 cusqueños.

En tanto, en 2011, la alianza Gana Perú consiguió 255 mil 394 votos y se adueñó de los cinco escaños en la región imperial. La más votada fue Verónika Mendoza con 47 mil 88, cifra que no ha sido superada por ningún otro legislador elegido por Cusco. Una constante es que los elegidos en la región imperial obtienen entre 12 mil y 47 mil votos.

En la región mistiana, la mayor votación obtenida por una congresista ocurrió en 2001. Ana María Solórzano Flores de Saqib (Gana Perú) recibió el respaldo de 59 mil 471 arequipeños. En contraste, en 2016, Justiniano Rómulo Apaza Ordoñez, del Frente Amplio, solo obtuvo 19 mil 569 votos. Los congresistas mistianos han sido elegidos con votaciones que varían entre 20 mil y 60 mil.

PUEDES VER: Congresistas del sur que por sus actos y frases los conoceréis

En Puno, Alberto Quintanilla Chacón (Frente Amplio) tiene el récord del más votado. En 2016, lo respaldaron 55 mil 218 electores. En ese mismo proceso, Edilberto Curro López (Frente Amplio) logró una curul con apenas 12 mil 628 votos.

Un congresista por Moquegua no necesita muchos votos para ganar. El más votado, en 2011, fue el actual primer ministro, Vicente Zeballos. Obtuvo 15 mil 393 votos postulando por las filas de Solidaridad Nacional. En tanto, en 2016, Mario Fidel Mantilla Medina (Fuerza Popular) ingresó al Congreso con solo 3 mil 778 votantes.

Asimismo, en la región Tacna quien más respaldo tuvo fue Gladys Natalie Condori Jahuira (Gana Perú), en 2011, con 27 mil 654 votos. Y Jorge León Flores Torres (Apra), en 2006, logró un escaño con el apoyo de 9 mil 6 electores.

En la región chanka, en 2016, los apurimeños colocaron al fujimorista Dalmiro Feliciano Palomino Ortiz como el más votado en los últimos cuatro procesos con 15 mil 465. En 2006, Antonio León Zapata (UPP) fue elegido con 5 mil 848.