Contraloría considera “poco transparente” proceso del Congreso sobre presupuesto

Contralor Nelson Shack indicó que están investigando el trámite de adición de proyectos en la ley de presupuesto. Además, señaló que la Contraloría brindará recomendaciones para hacer más transparente el proceso.

Contralor pidió reunirse con la Comisión de Presupuesto del Congreso para proporcionar recomendaciones en torno a la adición de proyectos. Foto: La República.
Contralor pidió reunirse con la Comisión de Presupuesto del Congreso para proporcionar recomendaciones en torno a la adición de proyectos. Foto: La República.
La República
21 09 2019 | 14:05h

Nelson Shack, contralor general de la República, señaló que existe un proceso no muy transparente dentro del Congreso para sumar más proyectos a la ley de presupuesto del Estado.

Esta situación, indicó el Shack a El Comercio, ha activado los mecanismos de investigación de la Contraloría, que inició una indagación “en varias etapas” para desentrañar el modo en que se añaden estos proyectos en la Comisión de Presupuesto del Parlamento.

PUEDES VER Shack asegura que en su gestión no se ensucia ni limpia a nadie

“[…] teóricamente el proyecto de ley de presupuesto […] llega [al Congreso] producto de una priorización que hace el Poder Ejecutivo […] con más o menos 1.700 proyectos, y resulta que termina saliendo [aprobado] con más de 2.000 proyectos. Entonces, uno se pregunta: ¿y de dónde salieron esos proyectos [adicionales]?”, explicó el contralor Shack.

La adición de los proyectos, aclaró el titular de la Contraloría, “requiere un proceso de aprobación formal”, por lo cual no puso este punto en duda.

Sin embargo, el contralor señaló que han revisado las “actas de las discusiones de la Comisión de Presupuesto”, analizado “las presentaciones de los ministros” que concurren al grupo de trabajo, y han concluido que “en no más del 10% de los casos, hay evidencia documentaria de un proceso transparente y trazable de cómo se han incluido los proyectos”, mientras que “en el otro 90% no sabemos”.

Por este motivo, el contralor Nelson Shack señaló que las pesquisas que están llevando “dará pie a una serie de recomendaciones, tanto para el Poder Ejecutivo como para el Poder Legislativo” para mejorar el mecanismo con el que se añaden proyectos a la ley de presupuesto.

PUEDES VER Contralor afirma que adenda de Chinchero es un caso cerrado

“No es nuestra competencia hacer una auditoría porque la facultad de poder modificar los proyectos de la ley del presupuesto es una facultad constitucional del Congreso. Lo que vamos a recomendar es que eso debería estar adecuadamente reglado para que sea transparente”, explicó el contralor.

El tema de la inclusión de proyectos al presupuesto se puso en agenda luego de que se revelara que, en los últimos tres años, el Congreso había incluido proyectos por más de 2 mil millones de soles.

Cifras del Parlamento indican que se agregaron más de 900 proyectos de obras a las leyes de presupuesto en los últimos tres años, según El Comercio.

El contralor Shack, por otro lado, explicó que el proceder del Congreso no es ilegal, pues no se está yendo contra el artículo 79 de la Constitución, que indica que el Parlamento no tiene iniciativa de gasto.

“No es que [el Congreso] no pueda modificar la ley de presupuesto, de hecho todos los años la cambia. [El artículo 79] significa que no puede aumentar el monto total del presupuesto, no pueden crear gasto sin financiamiento”, aclaró Shack.

PUEDES VER Contraloría verificó que compra del BAP Tacna se hizo con transparencia

Sin embargo, insistió en que el proceso que se utiliza en el Congreso —una clase de manejo de las partidas para no afectar el monto total del presupuesto— para incluir más proyectos “debería ser trazable”, por lo que desde la Contraloría se recomienda que se debería tener “un mecanismo claro en aras de la transparencia”.

“Hemos solicitado una reunión con la Comisión de Presupuesto para ver qué nuevas prácticas se podrían introducir en el proceso de aprobación con el propósito de que sean mucho más trazables, predecibles y transparentes [el trámite de inclusión de proyectos]. No está mal siempre y cuando haya un procedimiento transparente y se sepa por qué se está tomando la decisión y en beneficio de quién”, dijo el contralor Shack a El Comercio.