Gobernadores de Moquegua y Tacna aceleran arribo de gas boliviano

REUNIÓN. Autoridades de Moquegua y Tacna se reúnen mañana en La Paz con ejecutivos de la empresa YPFB.

La República
12 M09 2019 | 07:08h

Rufino Motta

Se sigue consolidando la posibilidad de traer el gas boliviano al sur del Perú. Para ello, los gobernadores de Moquegua y Tacna, Zenón Cuevas Pare y Juan Tonconi, respectivamente, se reunirán mañana con el vicepresidente de Operaciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscalizados de Bolivia (YPFB), Gonzalo Saavedra, y otros funcionarios. La cita será a las 9:00 horas en La Paz, capital boliviana.

El Consejo Regional de Moquegua autorizó el viaje del gobernador moqueguano, el vicegobernador Jorge Lamas y tres consejeros regionales. En el caso de su par tacneño, los consejeros recién discutirán ese pedido en la sesión de este jueves a las 10:00 horas.

PUEDES VER: Gas boliviano llegará a las regiones del sur [VIDEOS]

Zenón Cuevas explicó que la idea de esta visita es concretar lo que antes era una posibilidad. Adelantó que recibirán información sobre si el combustible, que el vecino país altiplánico quiere vender al sur del Perú, estará realmente a un precio bajo.

Tras el Encuentro Presidencial y V Gabinete Binacional Perú-Bolivia de junio pasado, en Ilo, se estimó que el balón de gas licuado de petróleo (GLP) de 10 kilos llegaría a 22 soles. Sin embargo, Cuevas Pare mencionó que ahora se habla de 28 soles por balón. Considera que, ya sea ese o algo menor el costo, resultaría beneficioso para las familias. Las distribuidoras locales venden el balón entre 38 y 40 soles.

El gobernador sostiene que evaluarán la distribución. Hay una empresa dispuesta a comercializar, pero la otra alternativa es que YPFB lo traiga en camiones cisterna a una planta envasadora y, luego, se distribuya a las viviendas. Aclaró que estas coordinaciones se realizan en el marco de los acuerdos firmados entre ambos países.

Cuevas Pare indicó que, en esto, inicialmente también estuvo empeñado el gobernador de Puno, Walter Aduviri, pero por sus problemas legales se hizo de lado a esa región. Bolivia no solo tiene planeado vender balones de gas, sino también hacer conexiones a pueblos cercanos a la frontera, como Desaguadero, y a largo plazo un gasoducto, cuyo ramal terminaría en Ilo.