Consideran que hay intencionalidad política en grupo que investigará a encuestadoras