Sobre el año escolar 2019: Evaluación y anemia

Columnista invitado
19 Feb. 2019 | 01:12h

El Sector ha dispuesto para este año escolar que los padres de familia de los niños de educación inicial presenten, como requisito para la matrícula de sus hijos e hijas, un examen de Hemoglobina.

La generalización de Currículo Nacional de la Educación Básica el 2019 trae consigo   la implementación de la evaluación cualitativa por competencias en secundaria y utilizando las letras: AD (logro destacado), A (logro esperado), B (en proceso) y C (en inicio), que se desarrolla desde hace más de 20 años en inicial y primaria. Sin embargo, inesperadamente, el Viceministerio de Gestión Pedagógica anunció, recién faltando un mes para el inicio de las clases y sin la previa capacitación a los maestros, que se evaluaría a los 5 grados de secundaria con letras diferentes y significados nuevos. Ante las diversas críticas, con acierto, el MINEDU decidió que se mantengan las mismas letras y que solo se evalúe con este sistema a los estudiantes de primero de secundaria, lo cual constituye una rectificación saludable. Lo que corresponde ahora es restructurar los equipos directivos y pedagógicos con experiencia escolar, y en este tipo de evaluación, para capacitar y acompañar a los directores y docentes.

Este sistema de evaluación permite recoger, medir y valorar los logros, avances y dificultades en los aprendizajes. Se trata de que los estudiantes conozcan cómo van en sus áreas y talleres curriculares para fortalecer sus aciertos y superar sus dificultades. Se busca que los padres, con información válida, acompañen cercana y debidamente a sus hijos e hijas en sus procesos formativos. Y que –indudablemente– los docentes desarrollen actividades de retroalimentación y recuperación de los saberes (competencias de aprendizaje) de sus educandos para que alcancen los logros educativos, en el marco de una pedagogía para la diversidad.

Por otro lado, el Sector ha dispuesto para este año escolar que los padres de familia de los niños de educación inicial presenten, como requisito para la matrícula de sus hijos e hijas, un examen de Hemoglobina. En caso no sea posible pueden entregarlo en el primer trimestre del año escolar. Me parece que tener una data sobre la anemia para desarrollar acciones de nutrición infantil es un acierto. Sin embargo, me parece que lo más conveniente es que el MINSA y ESSALUD realicen dicha prueba en los mismos planteles, desarrollando un programa sostenido a julio del 2019.