Moisés Mamani pide ser excluido de investigación por lavado de activos

EL COLMO. Legislador fujimorista alega que investigación por desbalance patrimonial le causa molestia. Alega que proceso se le inició pese a tener inmunidad parlamentaria

EL COLMO. Legislador fujimorista alega que investigación por desbalance patrimonial le causa molestia. Alega que proceso se le inició pese a tener inmunidad parlamentaria

Puno. El congresista fujimorista Moisés Mamani Colquehuanca presentó un hábeas corpus para ser excluido de la investigación que se le sigue por lavado de activos. El proceso se ventila en la Fiscalía de Lavado de Activos de Juliaca. 

El recurso constitucional fue presentado ante el juez de turno de la Corte Superior de Justicia de Lima.

Mamani busca traerse abajo el proceso, donde se ha detectado que el legislador tiene un desbalance patrimonial que supera los 7 millones de soles. La Fiscalía también descubrió que el legislador creó al menos 32 empresas con modestos capitales. Asimismo, estas se encontraban a cargo de personas con pocos ingresos. 

También evidenció que tras un tiempo de creadas las empresas, estas eran compradas por Mamani, quien le inyectaba millones de soles.

Busca salida

En su demanda, el parlamentario no solo pide que se le excluya de toda acción, sino que todo lo avanzado quede nulo. 

Según Mamami, la investigación fue impulsada de forma indebida y arbitraria porque fue impulsada cuando estaba revestido de la inmunidad parlamentaria.

La acción constitucional fue interpuesta contra el ahora exfiscal de la Segunda Fiscalía Penal de Puno, Hugo Cavero Aybar, y Héctor Reynaldo Huacasi Lavilla, exfiscal de Lavado de Activos de Juliaca. Este último impulsó el caso y fue reemplazado por Sandra Huayta Vilcapaza.

Moisés Mamani, en su demanda, alega que las citaciones bajo “apercibimiento de inconcurrencia de dictarse conducción compulsiva” le causan molestia y perjuicio a su libertad.

El parlamentario amparó su pretensión en el Artículo 93 de la Constitución Política del Perú. Allí se precisa que los congresistas no pueden ser procesados “desde que son elegidos hasta un mes después de haber cesado en sus funciones, excepto por delito flagrante... (...)”.

Lo aclaran

Sobre el tema, el penalista Raúl Paredes aseguró que la impunidad de la cual gozan los legisladores surte efecto solo para hechos posteriores a su juramentación al cargo.

“Sin embargo, al señor Mamami se le investiga por hechos anteriores a su elección y juramentación al cargo. Ese argumento no cabe. Los presuntos delitos se cometieron antes”, dijo el letrado.

No es la primera vez que Moisés Mamani apela al Poder Judicial para escapar de la acción de la justicia.

En setiembre de 2016, Moisés Mamani fue favorecido por el juez del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte de Justicia de Puno, Youl Rivero Salazar. Este declaró fundado un recurso de excepción de improcedencia. Este recurso jurídico se acciona argumentando que la acusación que se le imputa al investigado no es delito.

En ese entonces, Mamani era investigado por mentir en su hoja de vida respecto a sus estudios primarios y secundarios. La República reveló que en los colegios donde dijo que estudió no aparece su nombre. Se recorrió Arequipa, Huancavelica y Puno para confrontar la información que registró el congresista sobre sus estudios primarios y secundarios ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE). Su nombre no aparece en las actas de estudio.

Se le investigó por el delito de falsedad genérica y falsa declaración en procedimiento administrativo. Rivero le dio la razón a Mamani, alegando que no tuvo “dolo” o ánimos de mentir. La decisión fue apelada y la Sala Penal de Apelaciones, que concluyó que si bien es cierto mintió en su hoja de vida, al no haber “perjuicio” no cabía investigarlo. Quedó libre de polvo y paja. El caso se archivó

Te puede interesar