PPK a Mamani: “Si me vacan, no habrá las obras que quieres”

Ángel Páez
12 May 2018 | 13:39 h

Historia de una celada. El congresista fujimorista por Puno denunció que el expresidente Kuczynski y el exministro Giuffra le ofrecieron “comprar” su voto con obras públicas, pero la reconstrucción cronológica de lo sucedido el 19 de marzo y versiones de lo que se habló en casa del exjefe del Estado revelarían que fue Moisés Mamani quien en realidad se puso en bandeja.

Los audios y videos que entregó el congresista fujimorista Moisés Mamani al Ministerio Público relacionados con los diálogos que sostuvo con el ex mandatario Pedro Pablo Kuczynski y el ex ministro Bruno Giuffra no coinciden con los hechos relatados por el legislador fujimorista. La manera en que los presentó Mamani y divulgó su colega Daniel Salaverry no corresponde a la secuencia cronológica en que se produjeron las conversaciones porque los diálogos fueron editados y se suprimieron arbitrariamente segmentos importantes para dejar entrever que existía una operación de compra de votos.

Las autoridades buscan establecer si efectivamente como dice Mamani, Kuczynski y Giuffra lo convocaron para ofrecerle prebendas a cambio de que él y otros cuatro congresistas fujimoristas votaran contra la destitución del presidente.

PUEDES VER Martín Vizcarra reveló cómo fue su encuentro con Moisés Mamani en Puno

Hasta donde ha conseguido reconstruir los episodios del lunes 19 de marzo, el Ministerio Público ha encontrado que más bien fue Mamani quien ofreció sus votos y la de otros cuatro congresistas y buscó que Kuczynski y Giuffra le entregaran en contraprestación una “moneda de cambio”, que se supone eran obras públicas.

Fue Modesto Mamani quien llamó por teléfono a Bruno Giuffra. Así ha quedado establecido por el video en el que se hallan almorzando Alberto Borea, Fredy Aragón y el propio Mamani. Un dato relevante de ese video, que la Fiscalía ha detectado, es que se ve a Mamani llamando a Giuffra y concertando la cita. Lo curioso es que la conversación con el ex ministro en la que acuerdan reunirse a las 5 de la tarde en su despacho de la calle José Gálvez 550, en Miraflores, la sede de Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE), fue íntegramente grabado y ha sido entregado al Ministerio Público. Es decir, se confirma que el congresista por Puno empleó más de un dispositivo para registrar audios y videos.

La punta de la madeja

Dado que todas las conversaciones con Giuffra entregadas son telefónicas, para el Ministerio Público no quedarían dudas de que se usó un teléfono para registrarlas.

Entre el almuerzo con Borea y la reunión con Giuffra en su despacho, Fredy Aragón y Mamani sostuvieron una conversación telefónica, en la que se evidencia que Mamani esperaba que le entregaran una obra importante. Aragón instó al congresista para que le solicitara a Giuffra el Proyecto Especial Binacional Lago Titicaca (PEBLT), que este año tiene asignado un presupuesto de 35.3 millones de soles. Aragón le asegura que Giuffra ya está enterado de todo y que solicite esa obra a cambio de los cinco votos que tenía para supuestamente evitar la vacancia. Algo ilógico, pues ¿qué tenía que ver Giuffra, entonces ministro de Transportes y Comunicaciones, con un proyecto que pertenecía al Ministerio de Agricultura?

Mamani llegó a la oficina de Giuffra y en la puerta de entrada del edificio tuvo que dejar sus tres celulares en cumplimiento de las medidas de seguridad. En esa entrevista -a la que nunca se ha referido Mamani y cuya grabación no ha entregado-, tal y como sostuvo el ex ministro en la Conferencia de Prensa que dio el martes 20 luego de conocerse la difusión de los primeros videos, Mamani le dijo a Giuffra que con él eran cinco congresistas que votarían contra la vacancia, que dejarían la bancada de Fuerza Popular pero que no se sumarían a “Los Avengers” de Kenji Fujimori. El puneño arguyó que una de las razones de la decisión era que su bancada le daba la espalda a los provincianos y que nunca atendían sus proyectos, de acuerdo con las versiones recogidas por el Ministerio Público.

Discurso conocido

A Giuffra no le llamó la atención lo que escuchó argumentar a Mamani porque había leído sus declaraciones que Perú.21 publicó esa mañana del lunes 19 de marzo. El congresista había dicho que planeaba oponerse a la vacancia y que se retiraría de la bancada porque era marginado por sus compañeros de partido. “Tengo que escuchar y analizar la información del presidente y escucharé lo que tengan que decir mis colegas. Yo puedo votar distinto a lo que decida mi bancada”, afirmó al periódico: “Yo fui elegido por Fuerza Popular, pero no comparto todo. A veces ahí no hay tanto compañerismo entre colegas”.

Mamani fue a buscar a Giuffra con el expreso propósito de ofrecer los votos de sus colegas en busca de alguna forma de compensación del gobierno, y obviamente a Giuffra le interesaba que el presidente no fuera vacado.Lo cierto es que hasta al momento Mamani no ha declarado qué proyecto u obra se le prometió en concreto a cambio de los votos contra la vacancia.

Lo que buscaba Mamani era alguna forma de intervención en el PEBLT, pero Giuffra no era entonces el ministro indicado. Este no le dio razón porque desconocía el proyecto puesto que pertenece al Ministerio de Agricultura. Es entonces que Mamani le pidió a Giuffra que lo ayudara para reunirse con el ex presidente Kuczynski para decirle que necesitaba apoyo para la realización de obras públicas que necesita Puno. Giuffra le dijo que le avisaría para sostener la entrevista con el ex jefe de Estado.

Todo por nada 

Mamani no consiguió nada del encuentro con Giuffra y salió muy descontento. Tal reacción ha quedado registrada en un audio entregado al Ministerio Público. Luego de la reunión con el ex ministro vuelve hablar por teléfono con Aragón. En la grabadora del iPhone quedó registrado que Mamani se quejó con Aragón porque Giuffra desconocía el PEBLT, el proyecto que más interesaba al congresista fujimorista. Mamani estaba frustrado porque había ofrecido a Giuffra cinco votos contra la vacancia y este no le aseguró nada a cambio, excepto su intermediación para hablarle a Kuczynski.

“El pata (Giuffra) me dice: ‘¿Qué es PEBLT?’. O sea, no sabe qué es PELBT. Puta madre, ya pues. O sea (...), yo le dije: ‘Es un proyecto’. (...) ¿Te das cuenta? O sea… Mira Fredy (Aragón), por un voto, por dos votos, por un voto se puede ir al diablo (Kuczynski). Mira, yo no estoy llevando uno, hermano, yo te estoy llevando, conmigo son cinco. Son cinco (votos, congresistas), hermano. Entonces, ¡ya pues! O sea, que a mí no me hable huevadas, pues. ¡Son cojudeces!”, le dijo en tono de decepción y queja Mamani a Aragón. Había entregado en bandeja cinco votos contra la destitución de Kuczynski y no recibió lo que esperaba del gobierno.

Sin embargo, luego de esta conversación recibió la llamada de Giuffra para decirle que Kuczynski los esperaba en su casa de Choquehuanca a las 7 de la noche en punto.

De acuerdo con fuentes allegadas al ex presidente, Giuffra le habría dicho a Kuczynski que Mamani había declarado a Perú.21 que dejaría la bancada de Fuerza Popular y que votaría contra la vacancia y que dicha afirmación se la corroboró el mismo congresista fujimorista en una reunión en su despacho hacía pocos minutos. También le mencionó que el congresista le había confiado que con él eran cinco los que abandonarían a Fuerza Popular y que estaban resentidos con el partido debido que los marginaban por su condición de provincianos.

Kuczynski aceptó recibir a Mamani sin saber que este seguía un guion. La entrevista con el ex presidente sería la estocada final. O eso parecía.

Como sucedió al ingresar en el despacho de Giuffra, Modesto Mamani tuvo que entregar al cuerpo de seguridad de la residencia de Kuczynski los tres celulares que cargaba. El entonces jefe de Estado interrumpió una reunión privada para recibir a Mamani y Giuffra, por lo que los condujo a una terraza. Mamani se sentó entre los dos: Kuczynski a su derecha y Giuffra a su izquierda. Mamani ha dado diferentes versiones sobre el encuentro. Primero dijo que había grabado el diálogo que supuestamente comprometía a Kuczynski y Giuffra, luego afirmó que el registro audiovisual se había “dañado” y no era posible escuchar nada. En todo caso, el Ministerio Público ha sido informado de que tanto Kuczynski como Giuffra preferirían que exista un audio o video porque asumen que no dijeron nada inapropiado.

Cita de la terraza 

El propio PPK en una entrevista con CNN se refirió a esta reunión.

“La mayor parte de la conversación giró alrededor de las obras que necesita Puno para salir de la situación en la que se encuentra. Kuczynski se explayó mucho en el tema porque lo conoce muy bien y porque tiene una vieja relación con Puno. ‘Yo viví y trabajé en Puno’, confió a Mamani. Como había sido informado por Giuffra sobre su posición respecto al segundo pedido de vacancia, Kuczynski le comentó: ‘Si me sacan, todas esas obras que necesita Puno no las vamos a poder hacer’, comentó con ironía. Era una evidente alusión a la decisión que había hecho pública Mamani de votar contra la vacancia. El congresista casi no habló en la reunión que debe haber durado 12 minutos”, dijeron fuentes relacionadas con el caso.

A las 8 de la noche del mismo lunes 19 de marzo, Giuffra llamó a Moisés Mamani, quien grabó con iPhone el diálogo. Mamani le refirió que Daniel Salaverry lo estaba presionando por teléfono. “¿Para qué le vas a contestar? Tú dile (haciendo referencia a sus declaraciones de Peru21): ‘Yo tengo mi conciencia y en mi pueblo quieren otra cosa'. Dile: ‘Mi pueblo no quiere vacancia’. Ni abras la boca. Se cae todo, cojudo”, le dijo Giuffra a Mamani: “Tranquilo, compadre. Tú ya sabes cómo es la nuez. Ya qué más seguro. ¿Con quién acabas de estar? Tú asegura lo otro más bien”, indicó, refiriéndose a la determinación de Moisés Mamani y de otros cuatro congresistas fujimoristas de oponerse a la vacancia.

Luego de esta conversación cerca de las 10 de la noche, de acuerdo a los registros telefónicos, Giufra llama a Mamani. La conversación está registrada y entregada a la Fiscalía. Aparentemente, al ex Ministro le preocupaba que entre los supuestos disidentes estuviera Yesenia Ponce. “Somos cinco los que nos vamos a salir”, le dijo Mamani a Giuffra: “Entre ellos está Yesenia Ponce". Giuffra desconfiaba de ella. Y se lo hizo saber a Mamani como queda claro en el audio.

En ese momento el oficialismo buscaba con ahínco sumar votos para rechazar la vacancia, y sin embargo Giuffra le dijo a Mamani que no tomara en cuenta a Ponce. El Ministerio Público sabe que el congresista puneño conversó con Giuffra e intencionalmente garantizó cinco votos.

Pero el orden en que fueron presentados estos audios y videos no obedecen a la cronología de los hechos sino que fue difundido para que pareciera que el gobierno le ofreció una “moneda de cambio” a Moisés Mamani para que traicionara a Fuerza Popular junto con otros cuatro colegas de bancada, cuando lo cierto es que el congresista fue quien ofreció los votos y buscó a Kuczynski y Giuffra para pedirles una compensación por dicha posición contraria a la representación fujimorista en el Congreso.

“Si existiera el video o el audio de la conversación entre Kuczynski, Giuffra y Mamani, habría sido el primer material escogido por los denunciantes para difundirlo en conferencia de prensa el martes 20 de marzo”, indicaron las fuentes. El plan de los conspiradores era otro.

El dato

Cuando Mamani se reunió con Kuczynski y Giuffra, el congresista le pidió que lo ayudara a la realización de proyectos en Puno, a lo que respondió que si lo vacaban como quería su bancada no podría hacer las obras que le pedía.

No fue un audio sino la pérdida de votos

Para las fuentes relacionadas con la investigación del Ministerio Público, lo más probable es que no exista el audio o el video de la entrevista entre Pedro Pablo Kuczynski, Bruno Giuffra y Modesto Mamani.

También señalaron que el expresidente no renunció por temor al contenido del diálogo sino porque cuando se difundieron los audios de la reunión con Kenji Fujimori y los 'avengers', y luego los de Fredy Aragón y Giuffra, varios congresistas que inicialmente estaban contra la vacancia decidieron optar por la destitución del presidente.

Las fuentes indicaron que cuando los oficialistas Carlos Bruce y Pedro Olaechea anunciaron que respaldarían la vacancia, y a ellos se sumó el aprista Jorge del Castillo, la bancada de Alianza para el Progreso (APP) tomó la misma posición, “el presidente decidió renunciar porque claramente la votación era por su destitución”.