Martín Vizcarra: Nació en Lima por accidente, pero su corazón es de un verdadero moqueguano

La República
23 Mar 2018 | 14:18 h

Algarabía. Al momento de asumir el mando, tronó el grito “¡Bravo, Moquegua!”, seguido de sonoros aplausos. Cada frase pronunciada por el presidente Martín Vizcarra Cornejo desataba las emociones de sus paisanos.

Sus coterráneos siguieron la asunción de mando por una pantalla gigante habilitada en la plaza de Armas. Por un momento, todo se detuvo para cantar el himno nacional.

"Ese chiquillo que lo vi corretear por mi calle, ahora es presidente y va a demostrar que es capaz", dijo Darío Rueda Vargas, un ochentón y su ex vecino de la calle Junín.

PUEDES VER Vizcarra llama al diálogo y a un pacto social para combatir la corrupción

Ayer, la ciudad amaneció embanderada con la bicolor y la tricolor de Moquegua. No ocurre siempre que un moqueguano alcance un cargo de la más alta investidura, aunque de manera circunstancial. Reemplaza a PPK después de que este renunciara, acusado de incapacidad moral. Otro moqueguano que ocupó ese puesto fue Domingo Nieto y Marquesado. Fue jefe de Estado Provisorio del Perú (1843-1844) y tuvo una destacada trayectoria militar.

Vizcarra nació en Lima, por determinadas circunstancias, pero es un moqueguano nato. En marzo de 1963 su madre, Doris Cornejo, una maestra de aula, partió a la capital para alumbrar a Martín. No quería pasar los mismos apuros que tuvo con sus dos anteriores hijos. Pese a ello, el recién nacido afrontó una complicación pulmonar que lo colocó al borde de la muerte. Doris encomendó la vida de su hijo a San Martín de Porres. Por eso, lo bautizaron con el nombre del santo moreno limeño.

Es el penúltimo de cuatro hermanos (César, Mario y Doris). Su padre, César Vizcarra Vargas, militante aprista, fue alcalde de Moquegua e integró la Asamblea Constituyente de 1978. El flamante presidente hizo sus estudios primarios en la I.E.P. Juan XXIII y la secundaria en la Gran Unidad Escolar Simón Bolívar, en Moquegua. También integró la Compañía de Bomberos de Mariscal Nieto. Rueda Vargas lo recuerda como un niño activo.

Vizcarra aprendió a manejar cuando era adolescente. Lo hizo con una camioneta Ford de los años 60 que Camilo Antonio Valdivia aún conserva como reliquia en su bodega en la Villa Los Ángeles. Su padre era muy recto, pero un día Martín lo sorprendió. Pidió permiso para ir con su amigo Camilo a la Chacra, pero se fueron en la camioneta hasta Ilo. Al atardecer, la neblina invadió la carretera y como todo aprendiz en el manejo temió lo peor. Martín se puso a manejar despacio y así lograron pasar la oscuridad y llegaron a casa.

 

Rumbo a palacio

 

Ahora no le toca conducir un automóvil, sino los destinos de una nación. "Lo hará bien", confía su amigo. El ahora presidente estudió ingeniería civil en la UNI. Su primer empleo fue en Cotahuasi, capital de la provincia La Unión, en Arequipa, donde pudo escapar del terrorismo.

De retorno a Moquegua, laboró en el Proyecto Especial Regional Pasto Grande (1988-1991). Ha sido el principal artífice de la construcción de la represa del mismo nombre. Desde aquí se dota de agua a la población y la agricultura de esta región. Su debut político se produjo en el 2006. Postuló por el APRA al Gobierno Regional de Moquegua, pero no ganó. Tuvo participación técnica en el "moqueguazo", protesta social para exigir una mejor proporción del canon minero que repartía Southern a Tacna y Moquegua. En el 2010 lo eligieron presidente regional de Moquegua con un movimiento independiente. Sus mayores logros fueron la negociación con las mineras Southern y Quellaveco y mantener su región en los primeros puestos en educación.

Para la ex presidenta regional Cristala Constantinides, Vizcarra es un buen negociador. Alberto Portocarrero, otro de sus amigos, señala que es concertador y tolerante. "Ante un problema no se desespera", dice. Siempre tuvo aspiraciones presidenciales. Fue elegido vicepresidente y desde el arranque de la gestión de PPK se desempeñó como ministro de Transportes y Comunicaciones, pero tuvo que renunciar al ser cuestionado por el caso Chinchero.

En un principio tuvo opción de ser designado como embajador del Perú en México, Brasil o Canadá. Pero se decidió por el país norteamericano, ya que en la nación azteca la realidad es similar a la nuestra y descartó Brasil por el problema de Odebrecht. Su exilio de lujo en Canadá evitó que se contamine con la caída de PPK y le permitió ingresar ahora por la puerta grande al Palacio de Gobierno. En Moquegua, los ciudadanos de a pie opinan que puede marcar la diferencia si se rodea de gente profesional y técnica.❧

Datos

  • Historia. Desde el retorno de la democracia en 1980, Martín Vizcarra es el tercer provinciano en la presidencia, después del cusqueño Paniagua y del ancashino Toledo.
  • Cartón. Es el segundo ingeniero de profesión, luego de Alberto Fujimori.

Burgomaestres del país le dan su respaldo

  • Los alcaldes de varias ciudades del país como Cusco, Trujillo, Huancavelica, Pucallpa, Arequipa, Tacna y Moquegua emitieron ayer un pronunciamiento en conjunto de respaldo a la sucesión en el cargo de Presidente de la República como manda el artículo 115 de la Constitución.
  • El documento señala: “Es nuestro deber acatar lo que manda el artículo 115 de la Constitución Política del Estado, y con mayor razón en las difíciles circunstancias por las que atraviesa la Patria”.
  • También se precisa que independientemente de los colores políticos, los alcaldes firmantes se ponen a disposición del gobierno para construir una nueva nación sustentada en los valores que nunca debieron violentarse.