Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Mandato popular24 Jul 2021 | 7:20 h

Editorial Editorial

Merecido homenaje23 Jul 2021 | 7:53 h

Editorial Editorial

Balance de gestión22 Jul 2021 | 8:27 h

Editorial Editorial

Gabinete de ancha base21 Jul 2021 | 5:34 h

No se justifica

Se negó autorización para ampliar la cuarta legislatura en el Congreso.

El actual Congreso culminó sus labores y no hay ninguna razón valedera para que accedan a ampliar la cuarta legislatura hasta el 22 de julio, en los pocos días que les quedan hasta que los nuevos representantes juramenten y se convoque a sesión solemne por Fiestas Patrias.

La presidencia del Congreso arguyó razones contenidas en la Constitución para negarse a este pedido. También sustentó su decisión en el artículo 49° de su propio reglamento. Los 59 congresistas firmantes no alcanzan los 66 necesarios para admitir el trámite, tampoco el hecho de que no exista agenda fija.

¿Qué querían hacer en los días adicionales de legislatura? Pues señalaban algunos “pendientes” en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, además de insistir con proyectos observados por el Ejecutivo y proyectos de ley a los que faltaba segunda votación. Todo lo suficientemente genérico como para no ser considerado “agenda fija”.

Razones sobran para impedir que sigan ejerciendo la labor congresal. El saldo es tan desfavorable que basta con citar unos cuantos casos como ejemplo: la intentona de elección exprés de magistrados del TC, el blindaje a varios excongresistas como Edgar Alarcón, Jorge del Castillo, Javier Velásquez Quesquén, entre otros. También el proyecto de ley que modifica la colaboración eficaz, logrado al filo del cierre de la legislatura.

No solo eso queda como saldo del trabajo parlamentario. Entre los salientes congresistas figuran los que avalaron el golpe de noviembre y que complotaron para dar un giro de timón al país con la designación de un nuevo gobierno, que el pueblo en las calles destituyó. Habrá que conservar frescos en la memoria esos rostros y esas afiliaciones, hasta que se haga justicia a Bryan y a Inti, ambos asesinados durante las protestas callejeras.

Hay algunas excepciones que hay que destacar. La presencia de la presidenta del Congreso, Mirtha Vásquez, ha sido fundamental para evitar mayores desaguisados. No podemos olvidar la elección del presidente de la República Francisco Sagasti gracias al generoso renunciamiento de la congresista Rocío Silva Santisteban. También algunos representantes que con su voto le dieron rumbo a un país que avanzaba inexorablemente hacia el caos. Por los demás, nada que agradecer.