Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Respetos guardan respetos21 Jun 2021 | 5:05 h

Editorial Editorial

Basta ya20 Jun 2021 | 6:02 h

Editorial Editorial

Una señal de concordia19 Jun 2021 | 5:35 h

Editorial Editorial

Guarden los machetes18 Jun 2021 | 6:06 h

Anacrónica prohibición

Acción de amparo podría levantar impedimento de difusión de encuestas la semana anterior a comicios.

La decisión de un juez constitucional podría poner fin a una prohibición de difusión de encuestas en la última semana previa a la elección y permitir que se conozcan los resultados de los sondeos hasta en la víspera del 6 de junio.

Los alumnos y profesores de derecho constitucional de la PUCP, autores de la acción de amparo presentada ante la autoridad judicial, argumentan que se debe proteger el derecho a la información y el acceso a esta información en igualdad de condiciones de los ciudadanos.

Este derecho se restringe durante elecciones porque un grupo considerado “privilegiado” accede a los resultados de las encuestas, mientras que la mayoría de ciudadanos con poco o ningún acceso a internet resulta ajeno a esta información, y por ende es más fácil la manipulación producto de la desinformación.

Esta prohibición anacrónica está contenida en la ley electoral y no pudo ser modificada con la reforma política que traía entre sus postulados la eliminación de la publicación de sondeos y le daba como nuevo plazo 24 horas antes de la realización de los comicios.

¿Por qué señalamos que la norma existente es anacrónica? Porque con los avances tecnológicos en el campo de la comunicación y las redes sociales no se puede controlar la difusión de la información, algo que era posible en el siglo pasado. La autoridad electoral velaba por evitar que se conocieran las encuestas porque podría afectar la expresión de la voluntad popular en las urnas.

¿Los resultados de encuestas pueden inclinar la balanza hacia uno u otro de los candidatos? Esa parece ser la premisa de la que parten los organismos electorales. Entonces se hace más necesaria la publicación de resultados fehacientes, porque las redes sociales permiten una sobrecarga de fake news, encuestas bamba, encuestas a pedido de los candidatos y una serie de cifras distorsionadas que lo que hacen es generar una gran confusión ad portas de las elecciones.

Una decisión judicial que levante las restricciones de publicación nos hermanaría con países de América Latina y el mundo entero que han optado por evitar las prohibiciones cuando la información circula sin restricciones en la red de redes. Una medida de este tipo no solo nos haría más modernos sino también más libres.