Editorial Editorial

Editorial

La República

Más del columnista

Editorial Editorial

Matices electorales01 Mar 2021 | 5:32 h

Editorial Editorial

La espada de Damocles electoral28 Feb 2021 | 4:53 h

Editorial Editorial

La urgencia de abrir27 Feb 2021 | 5:19 h

Editorial Editorial

Machu Picchu vuelve a latir26 Feb 2021 | 5:39 h

El ocaso de Trump

Se trata del primer mandatario norteamericano que tiene 2 juicios políticos en su haber.

¿En qué se diferencia el primer juicio político planteado al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a finales de 2019, por “abuso de poder y obstrucción al Congreso”, de este segundo proceso que este último miércoles ya obtuvo el visto bueno de la Cámara de Representantes por 232 contra 197 votos y que seguirá su curso una vez haya jurado el nuevo presidente Joe Biden?

El asunto es complejo. El primer juicio político fue bloqueado en forma unánime por los republicanos. El segundo, por “incitación a la insurrección”, y que tiene como detonante el ataque de simpatizantes de Trump al Capitolio el pasado 6 de enero, obtuvo el voto de diez legisladores republicanos que tratan de poner distancia del polémico empresario de la construcción.

No es el único. El primer juicio político encontraba al presidente en buen pie, con capacidad de respuesta y como líder de la agrupación política que lo lanzó al Gobierno. El segundo juicio se da cuando el fracaso electoral es un hecho y resulta evidente que el trumpismo y el Partido Republicano andan por cuerdas separadas, aunque los demócratas quieran tratarlos como una sola organización por razones políticas.

Los hechos que provocaron esta segunda decisión legislativa ocurrieron en pleno acto de confirmación de la elección de Joe Biden. Fue un acto de violencia que, aseguran, fue promovido por el propio Trump y que dejó a la nación sumida en el caos y la indignación. Existen audios y mensajes que muestran la premeditación de la asonada.

Hoy por hoy, Trump no tiene redes sociales para expresarse, está aislado políticamente y su belicosidad ya no es un tema interesante para nadie. Sin embargo, el juicio que seguirá una vez que Joe Biden se instale en la Casa Blanca, este 20 de enero, parece ser un presente griego que puede complicarle la gestión al nuevo mandatario norteamericano.

Las cifras de la pandemia son de terror. Cuatro mil ciudadanos mueren a diario en ese país. La economía y los negocios están directamente afectados y hay pérdidas de empleo masivas. Si a ello le sumamos la agitación política de los trumpistas insatisfechos por el juicio contra su líder, lo que pueda ocurrir en los primeros cien días de gobierno de Biden se ve a todas luces complicado.

Llegamos así al ocaso de Trump, asediado por el juicio político y silenciado por censura de los gigantes digitales. Es el primer mandatario norteamericano que tiene en su haber dos juicios políticos. Y forma parte de la lista corta de mandatarios con un proceso de “impeachment”. Mala forma de entrar en la historia.