“Ayúdame, por favor”: niña escribió carta a su madre para contarle que sufría acoso escolar

Esta es la historia de una niña de 12 años que cursa sexto grado en el colegio Manuel Belgrano de Villa Carlos Paz, en Córdoba, Su progenitora denuncia un caso de bullying contra su hija que ha desatado ataques de pánico en la víctima.

El programa de prevención del acoso escolar creado por el Dr. Dan Olweus es ejemplo en EE. UU. Foto: EFE/referencial.
El programa de prevención del acoso escolar creado por el Dr. Dan Olweus es ejemplo en EE. UU. Foto: EFE/referencial.
Mundo LR

“Ayúdame, por favor”, se puede leer en el relato de una niña de 12 años que, a través de una carta que le escribió a su mamá, narró que padece de acoso escolar en el colegio, por lo que su progenitora no dudó en difundir lo que estaba sucediendo a través de medios locales con la finalidad de pedir ayuda y que las autoridades educativas tomen cartas en el asunto.

La madre de familia prefirió no revelar la identidad de su hija y la suya. Ella sostuvo que este lamentable hecho que sufre su menor sucede hace casi un año, desde que la niña comenzó el sexto grado en la escuela Manuel Belgrano en la ciudad de Carlos Paz, Argentina.

La señora, quien prefirió no revelar su identidad, realizó la denuncia a través de medios locales, en el que mostró como una de las pruebas, esta carta que escribió su niña. Foto: captura

PUEDES VER: Zayn Malik: disquera culmina contrato con el cantante tras agresión contra su exsuegra

Tras enterarse de lo sucedido, contó que decidió hablar con las autoridades de la institución educativa; sin embargo, “no dieron ningún tipo de respuesta para hacer frente a la problemática y solucionarla definitivamente”, manifestó al portal web Carlos Paz Vivo.

En esa línea, la mujer indicó que a la víctima “le dejan mensajes intimidantes en distintas partes de la escuela, la insultan en forma permanente, se burlan de ella cuando presenta un trabajo en clase, la dejan afuera de las actividades escolares y extraescolares”. Asimismo, comentó que no le permitieron asistir a un campamento que organizó el grupo escolar, según su testimonio, por dos niños que ejercen el acoso sobre ella, “logrando el silencio y el consentimiento del resto”, relató para el citado medio.

PUEDES VER: Quién es Kyota Hattori, el ‘Joker’ que apuñaló a 17 personas e incendió un tren en Tokio

A raíz del acoso escolar que padeció, también conocido como bullying, la señora manifestó que su pequeña presentaba consecuencias físicas y psicológicas debido a este hecho. “Los primeros síntomas fueron cuando no quiso ir más a la escuela. Empecé a sospechar que algo raro estaba pasando. Empezó a somatizar la angustia. Cada vez que tenía que ir al colegio tenía vómitos, fiebre, etc. La llevamos al médico, pero ella estaba bien en lo físico”, sostuvo.

Esto se agravó aún más cuando la menor comenzó a sufrir ataques de pánico, por lo que en un determinado momento la víctima le dijo a su progenitora “que no quería seguir viviendo así”.

PUEDES VER: Macri revela qué hizo con los US$ 45.000 millones que el FMI prestó a Argentina

¿Cuál fue la respuesta del colegio?

Según relató la fémina, la maestra de la niña y la directora de la institución educativa Manuel Belgrano sabían que la menor sufría debido al acoso ejercido por sus dos compañeros. Para dejar constancia sobre el mismo, se iba a gestionar la realización de un acta, pero “la directora terminó diciendo que quizás era mejor no llamar a los padres de estos nenes, porque iba a ser peor”, reveló.

Ella siguió contando que la responsable del colegio le indicó que “no se puede poner de un lado o del otro” porque a ella “le llegan diferentes versiones de los padres”. En esa línea, agregó que la directora le dijo que “le llama la atención”, que (la mamá) no sea tan constante en sus reclamos. “Dice que a veces digo que la cosa mejora, pero esto no puede seguir así“, aseveró la madre de la menor afectada.

Por este motivo, refirió la denunciante, el origen del acoso escolar comenzó cuando ella se retiró de un grupo del curso de su hija por tener diferencias con dos mujeres, que son las madres de los niños que principalmente ejercen el bulliyng sobre la menor. “Con la mamá de uno de estos niños hemos tenido diferencias. Ella no lo tomó bien y yo decidí retirarme porque no quise involucrarme en situaciones de violencia. Por eso me fui, y creo que desde ahí todo fue para peor”, sostuvo.

Sin campamento

Pero eso no sería todo. La señora afirmó que este caso de bullying se volvió consentido por la directiva de la escuela, luego de que esta accediera a la solicitud de los padres de los dos niños para que la menor no asista a un campamento de cierre de ciclo lectivo. “Me comuniqué con las madres y me bloquearon de sus celulares, sin motivo alguno ni explicación”, finalizó.