PRIMER TRIUNFO DE LA ERA REYNOSO - La Bicolor goleó 4-1 a El Salvador en el segundo amistoso
Mundo

Vladimir Putin convoca a más de 300.000 reservistas para el frente de guerra

Ucrania. El llamamiento a filas provoca protestas con más de mil detenidos en varias ciudades rusas, mientras que se agotan los vuelos internacionales.

Movilización. El mandatario Putin moviliza tropas y amenaza con el arsenal nuclear ruso. Foto: EFE
Movilización. El mandatario Putin moviliza tropas y amenaza con el arsenal nuclear ruso. Foto: EFE
Agencia EFE

Moscú. EFE y El País

Más de mil personas han sido detenidas en Rusia en la protesta convocada por un movimiento pacifista contra la movilización parcial decretada este miércoles por el presidente ruso, Vladímir Putin, para hacer frente a las derrotas sufridas en el campo de batalla en Ucrania.

“A las 18.36 GMT ya hubo más de 1.113 personas detenidas en 38 ciudades”, señaló la organización independiente OVD-Info, que hace seguimientos de arrestos y ha sido declarada agente extranjero en Rusia.

La organización de derechos humanos da cuenta de detenidos en Moscú, San Petersburgo, Yekaterimburgo, Perm, Ufá, Krasnoyarsk, Cheliábinsk, Irkutsk, Novosibirsk, Yakutsk, Ulán-Udé, Arjángelsk, Korolev, Voronezh, Zheleznogorsk, Izhevsk, Tomsk, Salavat, Tiumén, Volgogrado, Petrozavodsk, Samara, Surgut, Smolensk, Bélgorod y otras ciudades.

La Fiscalía de Moscú advirtió que castigará con hasta 15 años de cárcel la organización y participación en acciones ilegales.

Los congregados gritaron “no a la guerra” entre aplausos y “Putin a la trinchera”.

Un manifestante con un cartel de protesta fue arrestado enseguida por los agentes y se lo llevaron. Otros coreaban “la Policía es la vergüenza de Rusia”. “¿Por qué hacen esto si a ustedes mañana mismo los van a mandar a la guerra de Ucrania?”, se dirigieron algunos a los agentes.

“¿Morir por qué, a santo de qué?”, añadieron.

Manifestantes han sido detenidos por protestar contra la movilización anunciada por Putin. Foto: composición LR/AFP

Medida impopular

Siete meses después de iniciada la guerra y forzado por los reveses sufridos a manos de las tropas ucranias, el líder ruso ha decretado una medida tremendamente impopular entre los ciudadanos a través de un mensaje a la nación, el primero dirigido a los ciudadanos desde que anunció la ofensiva, el 24 de febrero.

Putin ha firmado el decreto y prometido que los reservistas recibirán “entrenamiento adicional” antes de ser enviados al frente. Solo podrán evitar su destino por motivos de edad, estado de salud o si han sido condenados a prisión. El objetivo del Kremlin es también evitar la renuncia de los otkazniki, los objetores que habían aprovechado hasta ahora el vacío legal para rechazar ir al frente.

“La liberación de todo el territorio de Donbás sigue siendo el objetivo inamovible de la operación”, afirmó Putin, quien volvió a referirse a ellas como “el territorio histórico de Novorossiya [nueva Rusia]”. Para justificar su orden, afirmó que su ofensiva tiene que abarcar más de 1.000 kilómetros de frente y que tras las tropas ucranias se encuentra el apoyo de EE. UU. “Las formaciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania operan en realidad bajo el mando de los asesores de la OTAN”, aseguró.

Putin declaró un lejano 24 de febrero que el plan no era “ocupar territorio ucranio”. Casi siete meses después, defiende la anexión de las zonas que controla en las regiones de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón.

“Debilidad y fracaso”

La huida hacia delante de Vladimir Putin ha sido calificada por EE. UU. de “signo de debilidad y fracaso”.

Ante el anuncio de los referendos, Washington advirtió que nunca va a reconocer que territorio ucranio alguno pase a estar bajo administración de Moscú.

Por su parte, el Gobierno de Ucrania se muestra decidido a seguir adelante con la contraofensiva militar desplegada en el este del país desde principios de mes.