ELECCIONES 2022 - Dónde votar, a qué hora inicia la ley seca y todo sobre los comicios de este domingo
Mundo

Chile se prepara para histórico plebiscito constitucional

4 de setiembre. La Convención tuvo un año para redactar una nueva Constitución. Chilenos tienen dos meses para analizarla, aprobarla o rechazarla en un plebiscito.

Nuevo texto. Elisa Loncon y Jaime Bassa, expresidenta y exvicepresidente de la Convención, posan con copias del texto final. Foto: EFE
Nuevo texto. Elisa Loncon y Jaime Bassa, expresidenta y exvicepresidente de la Convención, posan con copias del texto final. Foto: EFE
Agencia EFE

Chile cerró este lunes un capítulo más en su ajetreada historia reciente con la entrega de una propuesta de nueva Constitución y se prepara para el siguiente hito: la aprobación o el rechazo de la misma en el plebiscito de setiembre.

En una emotiva ceremonia en el antiguo edificio del Congreso Nacional, en la capital chilena, el órgano constituyente entregó uno de los ejemplares al presidente del país, Gabriel Boric, y se disolvió tras un año de intenso trabajo.

“Hay algo en lo que todos y todas tenemos que estar orgullosos: que en el momento de la crisis más profunda política, institucional y social que ha vivido nuestra patria en décadas, los chilenos y chilenas optamos por más democracia y no por menos”, indicó el mandatario.

Chile inició el proceso constituyente como la salida para desarticular la ola de protestas contra la desigualdad del 2019, las más grave desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), con una treintena de fallecidos y miles de heridos.

El texto fue redactado por una convención con paridad de género e integrada por 154 ciudadanos en su mayoría independientes progresistas y declara a Chile un Estado social de derecho. En sus 388 artículos, la propuesta consagra derechos sociales como salud pública y universal, educación gratuita, mejores pensiones y acceso a la vivienda y al agua. El derecho a la interrupción voluntaria de embarazo, el carácter plurinacional del Estado, mayor autonomía para los pueblos originarios y la eliminación del Senado son algunos.

Convención. Constituyentes chilenos en la última sesión. Foto: EFE

De aprobarse en el plebiscito del 4 de setiembre, la propuesta sustituirá a la actual Ley Fundamental, heredada de la dictadura y considerada por muchos como el origen de las desigualdades del país.

Un grupo de convencionales de derecha publicaron una carta en la que reafirman su intención de votar en contra del texto cuando empiece la campaña el próximo 6 de julio y denuncian que este fue escrito por “una izquierda atrincherada en su ideología radical”.

Crece rechazo a la nueva carta magna

Según la última encuesta de la consultora privada Cadem de este fin de semana, un 51% es favorable a rechazar el texto, frente a un 34% que lo aprobaría.

La derecha chilena, que consiguió menos de dos tercios en la convención, votará en contra de la propuesta al encontrarla “radical”, “socialista” e “indigenista”, mientras que la izquierda se inclina por darle luz verde.

Los chilenos tendrán dos meses desde hoy para estudiar el texto, que fue redactado durante un año por un órgano con escaños reservados para indígenas y paridad de género.