Mundo

China y Rusia señalan a EE. UU. de fomentar las tensiones con Corea del Norte

Moscú y Pekín se pusieron en contra de un proyecto en el que Estados Unidos proponía sanciones contra el país asiático por prácticas nucleares desde comienzos de año.

"Buscamos un diálogo con Pyongyang sin condicionantes", señaló el embajador americano Jeffrey DeLaurentis. Foto: Composición LR / AFP
"Buscamos un diálogo con Pyongyang sin condicionantes", señaló el embajador americano Jeffrey DeLaurentis. Foto: Composición LR / AFP
Agencia AFP

Este miércoles, China y Rusia acusaron a Estados Unidos de atizar las tensiones en el territorio coreano, en el primer debate de la historia organizado en la Asamblea General de la ONU para que los países que recurren al veto en el Consejo de Seguridad expliquen sus razones ante los 193 miembros de la organización.

Pekín y Moscú bloquearon el 26 de mayo, en el Consejo de Seguridad, un proyecto de resolución de Estados Unidos que pedía nuevas sanciones contra Corea del Norte en represalia por los múltiples lanzamientos de misiles balísticos desde el inicio del año.

Washington “no tiene una respuesta apropiada” ante Pyongyang, conserva “un discurso de presiones”, dijo el embajador chino ante la ONU, Zhang Jun. Las tensiones en la península “se deben esencialmente a Estados Unidos”, agregó antes de abogar por flexibilizar las sanciones contra el régimen norcoreano.

La embajadora adjunta de Rusia, Anna Evstigneeva, también pidió que “se pongan las sanciones de lado”. Corea del Norte necesita más ayuda humanitaria y Occidente debe cesar de acusar de las tensiones a Pyongyang, dijo.

En nombre de Estados Unidos, el embajador adjunto Jeffrey DeLaurentis refutó dichos argumentos. Las sanciones y las propuestas de recrudecerlas son una respuesta al comportamiento norcoreano, remarcó.

“Buscamos un diálogo con Pyongyang sin condicionantes. Hemos transmitido este mensaje a través de canales privados y mensajes personales de altos responsables estadounidenses a los altos responsables norcoreanos”, precisó.

El embajador de Corea del Norte ante la ONU, Kim Song, justificó los ensayos nucleares militares de su país al subrayar que la Carta de Naciones Unidas prevé “explícitamente el derecho de cada país a garantizar su propia defensa de manera individual o colectiva”.

Para la Unión Europea, así como para Japón y Corea del Sur, dichos ensayos representan un desprecio flagrante de la comunidad internacional y de las resoluciones de la ONU. Las sanciones son “una herramienta esencial” para el Consejo de Seguridad en las crisis, sostuvo el representante de la UE, el embajador sueco Olof Skoog.

El Consejo de Seguridad instauró el último 26 de abril, por iniciativa de Liechtenstein, la obligación de los miembros permanentes del mismo a explicar las razones de su veto ante la Asamblea General de la ONU.

Desde el primer veto utilizado por la entonces Unión Soviética en 1946 en el dossier sirio y libanés, Rusia ha recurrido al mismo 144 veces, lejos de Estados Unidos (86 veces), Reino Unido (30), China (19) y Francia (18).