Nueva York podría verse afectada por una tormenta de nieve “significativa” este fin de semana

Un meteorólogo estadounidense aseguró que el ciclón “será lo suficientemente significativo como para estropear las carreteras y los viajes y podría ser un verdadero desastre por un tiempo”.

Los expertos aseguran que también existe la posibilidad de que la tormenta se convierta en un ciclón bomba. Foto: New York Post
Los expertos aseguran que también existe la posibilidad de que la tormenta se convierta en un ciclón bomba. Foto: New York Post
Mundo LR

La ciudad de Nueva York (Estados Unidos) podría ser golpeada por un gran ciclón bomba o tormenta el próximo domingo 16 de enero por la noche, así lo han señalado meteorólogos estadounidenses al diario The Post.

Se espera que una gran tormenta de nieve azote el medio oeste y el sureste, y luego gire hacia el norte al final del fin de semana.

Es probable que el sistema meteorológico tenga un impacto en el área tri-estatal indicaron los expertos, aunque los expertos advirtieron este miércoles 12 por la noche que era demasiado pronto para hacer un pronóstico preciso.

PUEDES VER: Índice de aprobación de Joe Biden en EE. UU. cae a 33%, según sondeo

“Mucho puede cambiar en los próximos días, pero dado lo que estamos viendo en este momento, ese es nuestro pensamiento, que ciertamente habrá suficiente nieve al menos durante un período de tiempo lo suficientemente largo como para arruinar los viajes“, dijo el meteorólogo principal Dave Dombek a The Post.

“Será lo suficientemente significativo como para estropear las carreteras y los viajes y podría ser un verdadero desastre por un tiempo”, añadió el especialista.

Dombek también aseguró que había alrededor de un 20% de posibilidades de que la ciudad viera más de 6 pulgadas de nieve. Una mejor apuesta sería que los distritos verían alrededor de 3 pulgadas, ya que las áreas al norte y al oeste de la ciudad se verían afectadas “considerablemente” más.

PUEDES VER: Un juez rechaza archivar el caso por abuso sexual contra el príncipe Andrés de Inglaterra

“Si estamos en la zona de ‘principalmente nieve’, entonces estamos viendo cantidades mucho más pesadas. En este momento, eso no parece probable, pero todavía está en las cartas”, manifestó Dombek.

También existía la posibilidad de que la tormenta se convirtiera en un ciclón bomba. “Básicamente es una tormenta que se intensifica muy rápido a medida que la presión barométrica cae en picado”, aseveró el meteorólogo.

Aire muy frío llegó al área durante el fin de semana con temperaturas que bajaron drásticamente y se mantuvieron con un solo dígito el pasado viernes 7 y el sábado 8 por la noche antes de recuperarse a alrededor de 30 grados el domingo por la tarde.

PUEDES VER: Mujer de 90 años cumple el deseo de su fallecido esposo y se casa con su mejor amigo

Las gélidas temperaturas podrían acelerar una fuerte tormenta de nieve, pero también era posible una mezcla invernal más suave, dependiendo del momento del calentamiento.

Dombek explicó que “cuanto más frío esté al comienzo de la tormenta y más tiempo pueda permanecer frío, más nieve tendremos”.

Aconsejó a los neoyorquinos que consulten los pronósticos y avisos de viaje para este viernes 14 de enero y el sábado 15 para obtener pronósticos actualizados.