OMS tardaría “semanas” en conocer el impacto de la nueva variante Ómicron del coronavirus

Científicos y autoridades sanitarias de Sudáfrica informaron de la detección del linaje B.1.1.529 u Ómicron, aparentemente más transmisible, la cual ha generado miedo, alarma internacional y suspensión de vuelos.

La preocupación que suscitan se deriva de su posible impacto en la transmisibilidad y por su potencial capacidad de evadir la inmunidad o protección previa. Foto: EFE
La preocupación que suscitan se deriva de su posible impacto en la transmisibilidad y por su potencial capacidad de evadir la inmunidad o protección previa. Foto: EFE
Agencia EFE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que este viernes 26 de noviembre determinará si la nueva variante Ómicron del coronavirus descubierta en Sudáfrica, con un número alto de mutaciones, es clasificada como variante de riesgo, aunque precisó que se tardará semanas en conocer el verdadero impacto de esta.

“Los análisis preliminares muestran que la variante tiene un gran número de mutaciones que requerirán nuevos estudios, y nos tomará unas semanas entender su impacto”, señaló en rueda de prensa el portavoz de la OMS Christian Lindmeier, minutos antes de que comience la reunión de expertos.

El encuentro del Grupo Asesor de Expertos en la Evolución de Virus, que se organiza desde Ginebra aunque algunos de los participantes se conectarán virtualmente, analiza junto a colegas sudafricanos los últimos datos que se tienen de la variante, identificada por primera vez el pasado 11 de noviembre.

PUEDES VER: OMS: “Hay que buscar a todos los no vacunados para pedirles que se vacunen”

Pese a los pocos días transcurridos, se han encontrado ya una treintena de mutaciones de la variante en lugares como la propia Sudáfrica, Botsuana o Hong Kong (China), lo que ha generado preocupación y la reimposición de restricciones en algunos países europeos a los viajeros procedentes del sur de África.

Lindmeier no quiso comentar si estas restricciones son o no apresuradas, y se limitó a pedir a los gobiernos que adopten “un enfoque científico” en la prevención de riesgos, tomando como base las recomendaciones del Comité de Emergencia de la propia OMS.

El portavoz añadió que por ahora, ante la emergencia de esta y otras eventuales variantes, siguen siendo válidas las medidas de prevención individual aconsejadas desde el año pasado, incluyendo el uso de mascarilla, evitar grandes concentraciones de personas o la higiene de manos.

Por ahora la OMS reconoce cuatro variantes de riesgo de la COVID-19, denominadas con las letras griegas alfa, beta, gamma y delta, aunque hay otras variantes a las que también hace especial seguimiento.

Hasta ahora, la variante Delta, primero detectada en la India, es la predominante en casi todo el planeta, y según los análisis de laboratorio ya está presente en más del 99% de los nuevos casos actuales.