España: sacerdote es condenado a 32 años de prisión por abuso sexual a menores

El tribunal español también ordenó una reparación civil de 76.000 euros y 32 años de libertad vigilada al religioso.

También se le inhabilitó por 31 años para ejercer cargos que impliquen la presencia de menores. Foto: EFE
También se le inhabilitó por 31 años para ejercer cargos que impliquen la presencia de menores. Foto: EFE
Mundo LR

La justicia española condenó a 32 años de prisión a un sacerdote acusado de abusar sexualmente de seis menores de edad. Según comprobó el Tribunal Superior de Xusticia de Galicia, el clérigo cometió el delito en el 2019, cuando las víctimas tenían 15 años de edad y él se desempeñaba como director de una asociación juvenil en el distrito de Vigo.

El religioso de nombre Segundo C.V. ha sido sentenciado en total por la autoría de siete delitos de abuso sexual. Además de la pena privativa de 32 años, se le ha impuesto 36 años en libertad vigilada, una orden de alejamiento de las víctimas de entre cuatro y nueve años. También se le inhabilitó por 31 años para ejercer cargos donde haya presencia de menores y una reparación civil de 76.000 euros a favor de los afectados.

PUEDES VER: “Mi corazón está roto”: las familias afganas que deben vender a sus hijas para no morir de hambre

Según detalla un informe de RTVE, el tribunal determinó que el cura “se aprovechó de su situación de superioridad derivada de su profesión, de la confianza que los menores habían depositado en él y de la relación de amistad que les unía, que iba más allá de la de profesor-alumno para hacerles tocamientos, lo que generó en las víctimas, sin duda alguna, un daño psicológico evidente”.

Los testimonios de las víctimas fueron determinantes

Las pruebas del tribunal se basan en los testimonios de los menores, quienes manifestaron que se quedaron en estado de shock cuando el sacerdote perpetró el abuso, sin ser capaces de reaccionar o defenderse.

PUEDES VER: Hallan dos fosas con hasta 150 fusilados de la Guerra Civil española

Los magistrados afirman que el clérigo usaba las horas de la noche, “cuando el estado de alerta disminuye y el nivel de conciencia decrece”, en un momento donde mengua la “resistencia posible” de las víctimas.

“Los actos realizados no dejan lugar a la duda, no solo por el proceder subrepticio, aprovechando las horas nocturnas y el sueño de los menores, sino por los actos de contenido inequívocamente sexual”, se lee en la sentencia.

Finalmente, la corte resalta que que las víctimas narraron “con firmeza y de forma acorde a su edad” lo que les ocurrió y lo que vieron respecto de los otros, siendo “coherentes” e incluso mostrando un “sentimiento de culpa” por no haber sabido reaccionar en ese instante.

Canales de ayuda

Si eres o conoces a alguien que ha sido afectada o involucrada en hechos de violencia familiar o sexual, comunícate de manera gratuita a la Línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que cuenta con un equipo especializado en “brindar información, orientación y soporte emocional”.

Además, la Línea 100 tiene la facultad de derivar los casos de violencia familiar o sexual más graves a los Centros de Emergencia Mujer o al Servicio de Atención Urgente. Este servicio atiende las 24 horas, todos los días del año (incluye feriados).

Al igual que en el Perú, en otros países del mundo también cuenta con su línea de ayuda.