La insólita fuga de un preso norcoreano en China que dio pie a una ‘cacería humana’

La Policía china ha ofrecido una recompensa de 150.000 yuanes (23.300 dólares) por la captura de Zhu Xianjian, un desertor norcoreano que estaba preso en una cárcel del país asiático.

Tras la fuga, la Policía ha bloqueado las entradas a las aldeas cercanas y ha realizado una búsqueda casa por casa. Foto: composición LR - CNN / Video: Twitter
Mundo LR

Las autoridades chinas han ofrecido una recompensa de 150.000 yuanes (23.300 dólares) por la captura de un convicto norcoreano que escapó de la cárcel de Jilin, en el noreste de China, el lunes 18 de octubre por la noche. La espectacular fuga fue capturada en un video de vigilancia difundido en las redes sociales chinas por varios medios de comunicación estatales.

El fugitivo, identificado como Zhu Xianjian, de 39 años, era un trabajador de una mina de carbón de la provincia norcoreana de Hamgyong del Norte que cruzó ilegalmente al condado de Tumen en Yanbian, una ciudad fronteriza de China en 2013, informa CNN.

PUEDES VER: Condenan a muerte a hombre que cometió feminicidio y lo transmitió en directo en redes

Mira el video:

Lazy loaded component

Una vez en China, cometió una serie de delitos, incluido apuñalar a una mujer para robar 1.482 yuanes en efectivo (230 dólares) y cheques de depósitos bancarios, según un fallo judicial.

Tres años después, fue sentenciado a 11 años de prisión por cruce ilegal de fronteras, hurto y robo, seguidos de su deportación. Plazo que se redujo en 2017 y nuevamente en 2020 por buena conducta y una muestra de remordimiento. Cuando Zhu escapó, le quedaban menos de dos años de cárcel para cumplir, según documentos judiciales.

En las imágenes difundidas en redes sociales por la agencia de noticias China News Service se aprecia a Zhu trabajando en el patio de la prisión cuando de pronto se sube a la parte superior de un cobertizo en el borde de la cárcel para dañar la cerca eléctrica de la prisión con lo que parecía ser una cuerda.

PUEDES VER: Régimen chino ordena retirar obra que recuerda a las víctimas de Tiananmén

Luego se trepó a la cerca para llegar a otra de metal y desaparecer detrás de los altos muros, mientras los prisioneros y los guardias lo miraban. En otro video de vigilancia se muestra a Zhu rodando por el suelo después de saltar desde la valla alta. Se queda quieto un rato antes de levantarse y salir corriendo.

Tras la fuga, la Policía ha bloqueado las entradas a las aldeas cercanas y ha realizado una búsqueda casa por casa, según el periódico estatal chino Global Times.

Además, ofreció una recompensa de 15.600 dólares por información que ayude a dar con el paradero de Zhu. El monto podría aumentar a 23.400 dólares por pistas que conduzcan directamente a su arresto.

Zhu Xianjian fue sentenciado a 11 años de prisión por cruce ilegal de fronteras, hurto y robo, seguidos de su deportación. Foto: CNN

PUEDES VER: Xi sobre China y Taiwán: “La reunificación de la patria se cumplirá de todas maneras”

El fugitivo mide 160 cm de alto y vestía un uniforme de prisión cuando escapó, decía el aviso.

Récord criminal

Según documentos judiciales, Zhu admitió que irrumpió en varias casas del pueblo para robar dinero, teléfonos celulares, zapatillas y ropa después de nadar a través del río desde Corea del Norte hasta una aldea en Tumen.

En la tercera casa, una anciana lo descubrió y gritó pidiendo ayuda. “Saqué un cuchillo atado a mi cintura y apuñalé a la abuela en la espalda. Entonces me di cuenta de que llevaba una cartera. Traté de quitárselo, pero me soltó. Así que la apuñalé unas cuantas veces más”, sostuvo el criminal.

Luego Zhu huyó hacia la estación de tren y se subió a un taxi, que fue detenido por la Policía. El delincuente todavía tenía el cuchillo con él y fue arrestado. Por su parte, la mujer sufrió heridas en los pulmones y sufrió un shock hemorrágico.

PUEDES VER: Lo que se sabe del centro de misiones abierto en China por la CIA

Las fugas en prisiones en China son poco comunes, por lo que evidentemente esta cautivó a los usuarios chinos de las redes sociales. Un hashtag relacionado en Weibo, la plataforma similar a Twitter del país asiático, atrajo más de 22 millones de vistas, según el Global Times.

El momento exacto en el que trepa por una de las rejas del cobertizo, el lunes 18 de octubre. Foto: captura / Twitter

Tras el escándalo, la censura del régimen de Xi Jinping no se hizo esperar, se eliminó el aviso de recompensa de la cuenta de redes sociales de la Policía penitenciaria de Jilin, y algunos hashtags y publicaciones relacionados también se eliminaron de Weibo, incluidas las imágenes de la fuga de Zhu.

Varios usuarios especularon que Zhu logró escapar porque los guardias no podían salir de la prisión para perseguirlo ya que, debido a la pandemia de la COVID-19, las autoridades chinas ordenaron un sistema de servicio cerrado en el que los cuerpos de seguridad debían permanecer dentro del recinto al menos siete días, según lo estipulado por las cárceles de las provincias de Guizhou y Guangdong.