Haití se levanta contra la criminalidad: protestas contra la inseguridad y secuestros

El secuestro de 17 adultos y niños por una banda criminal volvió a mostrar el alarmante poderío delincuencial que afecta a uno de los países más pobres de América. El deterioro de la seguridad en Haití ha avivado a los ciudadanos haitianos a reclamar por su bienestar.

El secuestro de misioneros estadounidenses en Haití ha generado una nueva crisis en un país afectado por altos índices de delincuencia. Foto: referencial-composición/Dieu Nalio Chery-AFP
El secuestro de misioneros estadounidenses en Haití ha generado una nueva crisis en un país afectado por altos índices de delincuencia. Foto: referencial-composición/Dieu Nalio Chery-AFP
Agencia AFP

Las calles de Puerto Príncipe, la capital de Haití, estaban vacías este lunes 18 de octubre, en una jornada de huelga nacional convocada contra la creciente inseguridad, evidenciada este fin de semana con el secuestro de 17 misioneros norteamericanos.

El secuestro de 17 adultos y niños por una banda criminal volvió a desnudar las dificultades de Haití tras el asesinato en julio del presidente Jovenel Moise, que dejó al borde de la anarquía a uno de los países más pobres de occidente.

PUEDES VER: 400 Mawozo, la aterradora banda acusada de secuestrar a 17 misioneros de EE. UU. en Haití

“Han pasado meses desde que pedimos ayuda, y como no hemos tenido seguridad contra los secuestros, pedimos a la población que suspenda toda actividad”, dijo a la AFP Changeux Mehu, presidente de la asociación de Propietarios y Conductores.

“Los bandidos han ido muy lejos. Secuestran, violan mujeres. Hacen lo que quieren”, dijo.

Lanzado la semana pasada por grupos empresariales y profesionales de Puerto Príncipe, el llamado a la huelga ganó resonancia el sábado tras el secuestro de 16 estadounidenses y un canadiense.

PUEDES VER: Reaparece la viuda del asesinado presidente de Haití: con quién habló y por qué

Los misioneros trabajan para la organización Christian Aid Ministries, basada en Estados Unidos, la cual dijo en un comunicado que el grupo, que incluye cinco niños, fue secuestrado al este de la capital cuando retornaba de un orfanato.

“El secuestro de los estadounidenses muestra que nadie está seguro en el país”, dijo Mehu. “Nosotros pagamos nuestros impuestos al Estado; a cambio, pedimos tener seguridad para que el país pueda funcionar”, añadió.

Bandas armadas, que controlan los barrios más pobres de Puerto Príncipe desde hace años, endurecieron sus acciones en la ciudad y áreas periféricas en donde se desataron los secuestros.

PUEDES VER: Un total de 17 misioneros estadounidenses fueron secuestrados en Haití, según The New York Times

“Las bandas aprovechan (el vacío) para ganar fuerza”, dijo Gedeon Jean, director del Centro de Análisis e Investigación de Derechos Humanos.

En agosto, Estados Unidos urgió a sus ciudadanos a no viajar a Haití debido a los secuestros y problemas políticos.

El Departamento de Estado no ha dado detalles sobre la búsqueda de los secuestrados, pero el sábado dijo que la seguridad de los estadounidenses en el exterior “es una de sus principales prioridades”.

Lazy loaded component