Bombero rinde examen de la universidad mientras luchaba contra los incendios en Argentina

Con un teléfono prestado y usando el Wi-Fi de la plaza de un pueblo cercano, Lucio Malatini, de 24 años, pudo rendir la prueba de la facultad de Agronomía después de combatir el fuego.

Además de pertenecer al Cuerpo de Bomberos, Lucio Malatini estudia Agronomía en Córdoba. Foto: El Puntual
Además de pertenecer al Cuerpo de Bomberos, Lucio Malatini estudia Agronomía en Córdoba. Foto: El Puntual
Mundo LR

En una demostración de superación y esfuerzo, uno de los bomberos voluntarios que desde hace semanas lucha contra los incendios en el norte de la provincia de Córdoba, en Argentina, logró rendir su examen parcial de la universidad mientras tomaba un descanso después de batallar durante varias horas contra las intensas llamas.

Se trata de Lucio Malatini, un estudiante de 24 años que se encuentra cursando los cursos del cuarto año de la carrera de Agronomía, al mismo tiempo que apoya en las labores para controlar el fuego que azotó a la provincia y ya provocó varias víctimas fatales, detalló el portal Infobae.

El último viernes, el joven natural del municipio de General Deheza estaba prestando apoyo en la zona de Caminiaga, pero como sabía que ese día tenía que dar la prueba, en uno de sus recesos decidió ir al pueblo y conectarse al internet de la plaza central con un teléfono que le había prestado uno de sus colegas, para no perderse la evaluación.

PUEDES VER: Realizan celebración por el regreso de un perro que estuvo extraviado por ocho días en Colombia

En diálogo con el diario El Puntual, Malatini contó: “Pensé que no justamente en el lugar del incendio, pero en una loma o sierra iba a tener señal para poder rendir. Pero me encuentro con que ni en el pueblo había internet”.

De acuerdo a la narración, el protagonista de esta historia estuvo “desde la mañana del viernes muy temprano luchando contra el fuego” junto a los otros bomberos que fueron convocados al lugar y a las 6.00 p. m. (hora local) pudo trasladarse a la ciudad para intentar “dar con alguna señal, pero nada”.

Preocupado de no poder llegar a conectarse a tiempo para dar la prueba, el joven le consultó a un vecino por algún sitio donde hubiera Wi-Fi, pero al parecer en este pequeño pueblo de menos de 300 habitantes, localizado a 175 kilómetros de Córdoba, era bastante complicado acceder a la red.

Lucio Malatini tenía 12 años cuando ingresó como aspirante menor al cuartel de bomberos. Foto: Instagram

PUEDES VER: ¡Ganó 14 veces la lotería!: rumano se vuelve millonario con un método de un matemático

No obstante, la fortuna estuvo de su lado. “Después se acordó de que había una placita con Wi-Fi gratis. Y el hombre nos llevó hasta allá. Mi teléfono ya no tenía batería, así que tuve que recurrir al teléfono de mi compañero”, recordó Lucio.

Según recogió El Puntual, el examen en cuestión era sobre floricultura y empezó a las 7.00 p. m. El bombero tuvo cerca de media hora para poder terminarlo. Mientras lo hacía, uno de sus compañeros le sacó una fotografía que luego se hizo viral en las redes sociales.

“Yo curso Agronomía en Córdoba, pero me vine a Deheza porque con esto de los incendios pensaba que podían convocarnos (algo que efectivamente ocurrió)”, explicó Malatini.

PUEDES VER: “Mamá va a morir el domingo y está feliz”: el hijo que ayudó a su madre a obtener la eutanasia

El joven tenía 12 años cuando ingresó como aspirante menor al cuartel de bomberos, aunque admitió que al principio no fue por vocación.

“Nunca se me había cruzado ser bombero. Fue en primer año del secundario que estábamos con un amigo, que él sí quería ser voluntario, y la profesora nos dijo que por qué no íbamos a colaborar con los bomberos. Y fuimos y nos inscribimos”, contó Lucio, quien se recibió como bombero en 2016.

Incendios en Córdoba

Desde hace días, varios incendios dañan a distintas regiones del norte de Córdoba, aunque recientemente muchos de estos focos pudieron ser controlados gracias al trabajo de los voluntarios. Sin embargo, durante el tiempo que estuvieron activos dejaron tres fallecidos.

PUEDES VER: Dolor en Ecuador: dos hermanitos fueron abusados y quemados por su padre y madrastra

Alrededor de 170 bomberos y brigadistas siguieron combatiendo el fuego a lo largo de la semana pasada, hasta que pudieron mitigar las llamas el pasado viernes. Ese día se consiguió el control total del siniestro en la estancia San Pedro Viejo, en el departamento Tulumba, donde había un frente de 3.000 metros activo.

El director de Defensa Civil provincial, Diego Concha, afirmó que ya “no queda ningún foco activo”. No obstante, expresó que “hay que seguir controlando y estar alerta porque muchas zonas se mantienen calientes y representan un riesgo de encenderse nuevamente con el viento”.