California declara ilegal quitarse el preservativo sin avisar y lo clasifica como agresión sexual

“Al aprobar este proyecto de ley, estamos subrayando la importancia del consentimiento”, señaló el gobernador Newson. Es el primer estado del país que prohíbe este tipo de agresión sexual.

Mujeres inspiradas en el grupo feminista chileno llamado Las Tesis bailan durante la 4ta Marcha de Mujeres en Washington, DC. Foto: Roberto Schmidt/AFP/referencial
Mujeres inspiradas en el grupo feminista chileno llamado Las Tesis bailan durante la 4ta Marcha de Mujeres en Washington, DC. Foto: Roberto Schmidt/AFP/referencial
Agencia AFP

California ha declarado ilegal quitarse el preservativo durante las relaciones sexuales sin consentimiento verbal, una práctica conocida popularmente como stealthing. El gobernador del estado de la costa oeste de Estados Unidos, Gavin Newsom, firmó el jueves un proyecto de ley que clasifica esta práctica como agresión sexual.

“Al aprobar este proyecto de ley, estamos subrayando la importancia del consentimiento”, dijo la oficina del gobernador en un tuit.

Cristina García, miembro de la asamblea de California que presentó el proyecto de ley, aseguró que quitarse el preservativo sin consentimiento “no sólo es inmoral, sino ilegal”.

PUEDES VER: EE. UU.: Los Ángeles exige que asistentes a eventos en interiores estén vacunados

California es el primer estado del país que prohíbe específicamente esta práctica, que puede exponer a la víctimas a un embarazo no deseado o a enfermedades de transmisión sexual.

Según el proyecto de ley, comete agresión sexual quien “provoca el contacto entre un órgano sexual, del que se ha retirado un preservativo, y la parte íntima de otra persona que no ha dado su consentimiento verbal para que se retire el preservativo”.

PUEDES VER: Antivacuna mató a su hermano y a su cuñada porque “estaban matando gente” con vacuna COVID

La práctica del stealthing causó debate en Estados Unidos tras la publicación de un artículo de una estudiante de doctorado, Alexandra Brodsky, en 2017 en el Columbia Journal of Gender and Law.

Brodsky señalaba que había foros en línea que proporcionaban información sobre cómo cometer con éxito el stealthing, algunos de los cuales se cerraron posteriormente.