Nicaragua aprueba las vacunas cubanas contra la COVID-19 para menores de edad

Las vacunas cubanas, Abdala y Soberana 02, fueron autorizadas para aplicarse en menores de 2 a 17 años, con previo consentimiento de sus padres. Así, Nicaragua se convierte en el segundo país en el mundo que aprueba los fármacos de la isla.

Abdala y Soberana 02 se aplicarán en un esquema de tres dosis: a los 0, 28 y 56 días. Foto: EFE
Abdala y Soberana 02 se aplicarán en un esquema de tres dosis: a los 0, 28 y 56 días. Foto: EFE
Agencia  Europa Press

Las autoridades de Nicaragua han aprobado el uso de las vacunas cubanas contra el coronavirus, Abdala y Soberana 02, para inmunizar a menores de edad, según anunció este sábado la vicepresidenta del país, Rosario Murillo.

La vacunación será voluntaria y los propios padres deberán decidir si quieren que sus hijos reciban el fármaco, confirmó Murillo en declaraciones recogidas por el medio nicaragüense La Prensa.

De cada vacuna se aplicarán tres dosis a los jóvenes de entre 2 y 17 años de edad, cuyos padres soliciten la vacunación. Según la vicepresidenta, las autoridades esperan poder empezar a inmunizar con los fármacos cubanos a partir del 20 de octubre.

PUEDES VER: California y Nueva York no le dan tregua a la pandemia

“Vamos a trabajar en cuanto llegue la primera entrega que será el 20 de este mes de octubre para que los padres de familia que deseen vacunar a sus hijos (...) puedan hacerlo”, confirmó Murillo.

Unas horas antes del anuncio por parte de la funcionaria, el Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma) había confirmado en un mensaje en Twitter que las autoridades sanitarias de Nicaragua aprobaron el uso de los fármacos.

“La presente certificación otorgada por la Autoridad Regulatoria nicaragüense indica que las vacunas Soberana y Abdala se ofrecen como una herramienta terapéutica de acceso seguro”, defendió el grupo en su mensaje en la red social.

PUEDES VER: Rusia: ya no hay barreras para que la OMS apruebe la Sputnik V

Los fármacos todavía no han sido recomendados para su uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque una solicitud de las autoridades cubanas se encuentra en estudio.

Nicaragua se convertirá así en el segundo país del mundo, más allá de la propia Cuba, en utilizar vacunas cubanas contra la COVID-19, después de Vietnam. También Venezuela ha llegado a un acuerdo con las autoridades cubanas para inocular los compuestos, según anunció en el mes de junio la vicepresidenta de dicho país, Delcy Rodríguez.

El Gobierno nicaragüense espera que con la aprobación de los fármacos cubanos se consiga inmunizar a poco más de dos millones de niños. Hasta ahora, apenas el 5% de la población total del país, de 6,6 millones de habitantes, ha sido completamente inmunizado contra la COVID-19, de acuerdo a datos de la Universidad Johns Hopkins.

PUEDES VER: EE. UU.: cantidad de muertos por COVID-19 se aproxima a población de Washington