ELECCIONES 2022 - Dónde votar, a qué hora inicia la ley seca y todo sobre los comicios de este domingo
Mundo

Francia empieza con las suspensiones a trabajadores sanitarios no vacunados contra la COVID-19

Al menos unos 3.000 profesionales de la salud han sido notificados y suspendidos por no contar con al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus.

La Republica
El ministro Olivier Véran afirmó que alrededor de 2,7 millones de empleados de salud deberían vacunarse contra la COVID-19. Foto: EFE
Mundo LR

Olivier Véran, Ministro de Salud de Francia, declaró para la emisora de radio RTL que se ha empezado a amonestar a los trabajadores sanitarios que no se encuentren inoculados contra la COVID-19, luego de que se estableciera el último miércoles la obligatoriedad de los profesionales de la salud a vacunarse.

Ayer hubo unas 3.000 suspensiones que han sido notificadas a personal de centros de salud” por no haberse puesto al menos una dosis de la vacuna, declaró Véran al medio periodístico. Asimismo, reveló que “también hubo decenas de dimisiones”.

En esa línea, el funcionario de salud, agregó que estas sanciones serían temporales, e involucran principalmente “al personal de los servicios de apoyo”.

Según los datos de la agencia pública de sanidad, hasta el 12 de setiembre el 89,3% de los cuidadores de centros de acogida de personas adultas dependientes habían recibido al menos una dosis contra la COVID-19. De igual forma, en Francia el porcentaje de vacunados es de 73,9% ciudadanos. Desde el inicio de la pandemia, Francia ha registrado más de 115.000 fallecidos por coronavirus.

El ministro también informó que son “alrededor de 2,7 millones de empleados” los que deberían recibir sus dosis. La norma aplicada por el Gobierno de Francia estipula que el personal médico que no justifique razones para no haberse vacunado tendrá que dejar su cargo temporalmente.

Protestas por obligatoriedad del pase sanitario

Las demandas del Gobierno de Francia por la obligatoriedad de la vacuna contra la COVID-19 han ocasionado múltiples protestas en el país. Más de 140.000 personas expresaron su rechazo a inicios de setiembre ante la medida decidida por el Gobierno de Emmanuel Macron.