EE. UU. afirma estar absolutamente preparado para aplicar tercera dosis contra la COVID-19

El inmunólogo Anthony Fauci afirmó que Estados Unidos cuenta con la capacidad para distribuir “muy rápidamente” dosis de refuerzo a toda la población.

Por el momento, solo las personas inmunodeprimidas reciben una dosis de refuerzo contra la COVID-19 en Estados Unidos. Foto: AFP
Por el momento, solo las personas inmunodeprimidas reciben una dosis de refuerzo contra la COVID-19 en Estados Unidos. Foto: AFP
Mundo LR

El asesor médico en jefe del presidente Joe Biden, Anthony Fauci, aseguró que Estados Unidos está preparado para iniciar la administración de una dosis de refuerzo contra la COVID-19 a la ciudadanía.

“Entonces, si resulta que, a medida que ingresan los datos, vemos que necesitamos administrar una dosis adicional a las personas en hogares de ancianos y a las personas mayores en general, y estamos absolutamente preparados para hacerlo muy rápidamente”, sostuvo Fauci en entrevista en la cadena CBS.

El debate en torno a la aplicación de una tercera dosis contra el coronavirus inició tras la aparición de nuevas variantes más contagiosas, como la Delta, detectada por primera vez en la India. Ante ello, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó una inyección adicional únicamente para personas que se les identifique inmunodepresión.

“La FDA es especialmente consciente de que las personas inmunodeprimidas corren un riesgo especial de sufrir una enfermedad grave“, indicó el 12 de agosto la doctora Janet Woodcock, comisionada del mencionado organismo.

Woodcock precisó que “después de una revisión exhaustiva de los datos disponibles”, la institución que preside “determinó que este grupo pequeño y vulnerable puede beneficiarse de una tercera dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna”.

Asimismo, la especialista descartó por el momento la aprobación de una nueva inyección para los individuos que completaron su esquema de vacunación.

“Otras personas completamente vacunadas están adecuadamente protegidas y no necesitan una dosis adicional de la vacuna contra la COVID-19 en este momento. La FDA participa activamente en un proceso riguroso y basado en la ciencia con nuestros socios federales para considerar si se puede necesitar una dosis adicional en el futuro”, añadió.