Las “catastróficas” inundaciones en Alemania dejan al menos 103 muertos y 1.300 desaparecidos

“Hay fallecidos, desaparecidos y mucha gente todavía en peligro. Todos nuestros servicios de emergencia están en acción permanente, arriesgando sus propias vidas”, sostuvo la autoridad de un estado alemán afectado.

Las autoridades han advertido a los ciudadanos que deben retirarse de las cercanías de los ríos y que no entren en sótanos inundados puesto que existe el peligro de sufrir descargas eléctricas. Foto: AFP
Las autoridades han advertido a los ciudadanos que deben retirarse de las cercanías de los ríos y que no entren en sótanos inundados puesto que existe el peligro de sufrir descargas eléctricas. Foto: AFP
Mundo LR

Al menos 103 personas han muerto a consecuencia de las inundaciones provocadas por las devastadoras lluvias en el oeste de Alemania y 1.300 continúan desaparecidas, según un nuevo recuento oficial de las autoridades de las regiones afectadas.

“El temor es que la cifra tenga que ser corregida al alza”, sostuvo un portavoz de la policía de Coblenza, ciudad ubicada en la desembocadura del río Moseta, cuyas aguas van al Rin, una de las zonas perjudicadas. Las lluvias han perdido fuerza, pero la situación en estos perímetros sigue siendo tensa.

El número de desaparecidos es difícil de estimar con precisión, ya que, de acuerdo a una portavoz del distrito de Ahrweiler, se ha producido un colapso de la telefonía móvil por lo que muchas personas no han podido ser contactadas.

El Ejército ha destinado 900 soldados a colaborar en los trabajos de rescate y de búsqueda de personas desaparecidas en los estados federados de Renania-Palatinado y Renania del Norte-Westfalia. En total, según el Ministerio de Interior, existen 15.000 personas trabajando en las labores de rescate.

Las autoridades han advertido a los ciudadanos que deben retirarse de las cercanías de los ríos y que no entren en sótanos inundados, puesto que existe el peligro de sufrir descargas eléctricas.

Bomberos se suben al techo de su vehículo para entrar a una casa inundada en el barrio de Ehrang en Trier, Alemania occidental, el 15 de julio de 2021. Foto: AFP

Los daños económicos del temporal no han sido todavía estimados, pero teniendo en cuenta que ha afectado carreteras, líneas de ferrocarril y puentes, así como casas y empresas privadas, se espera un monto bastante elevado.

La gobernante del estado alemán de Renania-Palatinado, Malu Dreyer, ha descrito la inundación como “catastrófica”. “Hay muertos, desaparecidos y mucha gente todavía en peligro. Todos nuestros servicios de emergencia están en acción permanente, arriesgando sus propias vidas”, aseguró.

El primer ministro de Renania del Norte-Westfalia (NRW), Armin Laschet, confirmó por su parte esa fatal predicción en una conferencia de prensa en la que añadió que las inundaciones están alcanzando una “dimensión histórica”.

Los datos de las autoridades de esa región, que tiene unos 18 millones habitantes y es el más poblado de Alemania, indican que las inundaciones han dejado anegados un total de 25 municipios o distritos. Agregaron que el problema principal no es el Rin ni otros grandes ríos de la región, sino sus múltiples afluentes, incapaces de absorber los caudales de agua recibidos por las fuertes lluvias de estos últimos días.

“Debemos hacer a la NRW más preparada para responder a la crisis climática”, dijo a la prensa Laschet, aspirante conservador a suceder a la canciller Angela Merkel tras las elecciones generales del próximo 26 de septiembre.

“Hay que avanzar hacia la neutralidad climática”, enfatizó el líder regional a propósito del vínculo entre la catástrofe, la crisis climática y las recientes iniciativas alemana y europea para contrarrestar sus consecuencias.

Los residentes locales inspeccionan una casa derrumbada tras las fuertes inundaciones del río Ahr, en Schuld, Alemania. Foto: EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, ha trasladado su pésame a las víctimas y ha expresado que está “impactada por los informes de que hay lugares que están completamente bajo el agua”. “No sabemos el número todavía de víctimas y afectados, pero habrá muchos”, ha lamentado.

El temporal también está afectando a Bélgica, donde han fallecido once personas y cuatro han desaparecido, además de estar interrumpiendo el servicio eléctrico y la movilidad en la región de Valonia, según informa Le Soir.

Con información de EFE y Europa Press