Inglaterra levantará restricciones contra la COVID-19, pero mantendrá uso de mascarillas

Desde el 19 de julio la ciudadanía inglesa no tendrá restricciones, pero el Gobierno sugiere el uso de mascarilla en algunos ambientes públicos. Asimismo, mantendrá las medidas en las fronteras.

El Gobierno es consciente de que durante este verano se podrían alcanzar los 100.000 casos diarios de COVID-19. Foto: EFE
El Gobierno es consciente de que durante este verano se podrían alcanzar los 100.000 casos diarios de COVID-19. Foto: EFE
Agencia EFE

El ministro británico de Sanidad, Sajid Javid, reafrimó que las restricciones contra la COVID-19 se levantarán en Inglaterra en la fecha prevista, es decir el 19 de julio, aunque se aconsejará seguir llevando mascarillas “en lugares públicos cerrados, como el transporte público”, y el uso de “pasaportes de vacunación” en grandes eventos.

En una declaración ante la Cámara de los Comunes, Javid defendió la decisión del Ejecutivo de proceder al levantamiento del confinamiento impuesto en enero pese al significativo aumento en los contagios diarios, al considerar que “las tasas de infección no están poniendo una presión insostenible sobre el NHS (Servicio Sanitario Público)”.

“Creemos firmemente que este es el momento adecuado para hacer que la nación regrese a la vida normal. Avanzaremos a la siguiente fase”, sostuvo Javid.

El funcionario agregó que “a aquellos que se preguntan por qué adoptar esta medida ahora, cuando los casos de positivos no dejan de subir, principalmente por la variante Delta más transmisible, les decimos: Si no es ahora, ¿cuándo?”.

Además, manifestó que la relajación de las normas a partir del próximo 19 de julio constituirá “otro paso hacia adelante en el camino hacia la recuperación”, pese a que el Gobierno es consciente de que durante este verano se podrían alcanzar los 100.000 casos diarios de COVID-19.

“Nunca habrá un momento perfecto para adoptar este paso porque, simplemente, este virus no se puede erradicar”, recalcó el ministro. Asimismo, explicó que el planteamiento gubernamental busca “equilibrar los daños ocasionados por el virus con los innegables perjuicios que implican las restricciones”.

Pese a la relajación de la mayoría de las normas sociales, la Administración británica mantendrá las “duras medidas en las fronteras” que aplica actualmente, a través de las que clasifica a los países según su riesgo epidemiológico.

En cuanto al eventual retorno de los ciudadanos a sus lugares de trabajo, una medida que se percibe como clave para ayudar a dar impulso a los negocios en el centro de las ciudades, se insta a las compañías a que apliquen un enfoque “gradual” para sus empleados.

El Ejecutivo divulgará, en este sentido, directrices que estipularán lo que se espera de las empresas y que tendrán en cuenta situaciones de personas que son clínicamente vulnerables, o aquellos con más riesgo de contraer coronavirus.

Según las cifras actualizadas difundidas este lunes 12 de julio por la cartera de Sanidad, en las últimas 24 horas se han registrado otros 34.471 nuevos casos de coronavirus en el conjunto del Reino Unido y otros seis fallecimientos por la enfermedad.

En tanto, Escocia, Gales e Irlanda del Norte aplican sus propias medidas contra la pandemia.