Alemania y Francia donarán 30 millones de vacunas cada uno a Covax

Ambos países europeos se reunieron en la Cumbre Mundial de la Salud del G20 en Roma. EE. UU. también anunció más donaciones de dosis contra la COVID-19.

La dosis de Moderna es consideraba una de las más eficaces contras las variantes de la COVID-19. Foto: EFE
La dosis de Moderna es consideraba una de las más eficaces contras las variantes de la COVID-19. Foto: EFE
Mundo LR

Los Gobiernos de Alemania y Francia donarán, cada uno, y hasta finales de 2021, 30 millones de vacunas contra la COVID-19 para el mecanismo Covax, programa que dirige la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ayudar los países más pobres en medio de la pandemia.

“Estamos dispuestos a donar 30 millones de dosis a los países más pobres, a los países en desarrollo, de aquí a finales de año, a condición, claro está, de que las vacunas que encargamos nos sean entregadas”, precisó la canciller alemana Angela Merkel en rueda de prensa durante la Cumbre Mundial de la Salud del G20 en Roma.

“Pero sabemos que el dinero no lo hace todo. La vacuna debe estar también disponible”, advirtió la lideresa alemana.

Por su parte, la administración de Emanuel Macron anunció que también entregará “30 millones de vacunas para Covax de aquí a finales de año”.

Covax también recibirá vacunas por parte de los Estados Unidos, luego de que Joe Biden anunciara que aumentará a 80 millones las dosis que donará hasta finales de junio.

La coordinadora global de respuesta a la pandemia del Gobierno estadounidense, Gayle Smith, dijo también que el país incrementará el financiamiento al programa, además de los 2.000 millones de dólares que ya ha donado a lo largo de los últimos meses.

Este viernes, las principales fabricantes de la vacuna informaron que producirán 3.500 millones de dosis para los países pobres. Explicaron que este año suministrarán 1.300 dosis y en 2022, el resto.

Los países de ingresos bajos podrán comprarlas a precio de coste y los de ingresos medios, a un precio reducido, precisaron los laboratorios de Pfizer y Moderna durante la cumbre organizada por la presidencia italiana del G20 y la Comisión Europea.