OMS pide suspender venta de animales salvajes para evitar futuras pandemias

Agencia AFP

El coronavirus ha causado más de 2,93 millones de muertes, según un recuento de la AFP hasta el lunes 12 de abril. Foto: AFP
El coronavirus ha causado más de 2,93 millones de muertes, según un recuento de la AFP hasta el lunes 12 de abril. Foto: AFP

“Los animales, en particular los animales salvajes, son la fuente de más del 70% de todas las nuevas enfermedades infecciosas en los humanos”, señaló la Organización Mundial de la Salud.

Varias organizaciones internacionales, entre ellas la OMS, pidieron este martes la suspensión en el mundo entero de la venta de mamíferos salvajes vivos en los mercados de víveres, a raíz de los importantes riesgos de transmisión al hombre de nuevas enfermedades infecciosas.

Los animales, en particular los animales salvajes, son la fuente de más del 70% de todas las nuevas enfermedades infecciosas en los humanos, muchas de ellas causadas por nuevos virus”, subrayaron en un comunicado la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, por sus siglas en inglés).

La transmisión al hombre del virus de la COVID-19 por esa vía es una de las hipótesis preponderantes de los expertos que trabajan para la OMS.

En su reciente informe sobre los orígenes de la enfermedad, destacaron que un mercado de Wuhan —la metrópolis china donde se registraron los primeros casos— parece haber sido uno de los puntos más importantes de difusión de la pandemia a finales de 2019.

Desde entonces, la enfermedad se extendió por todo el mundo y causó más de 2,93 millones de muertes, según un recuento de la AFP hasta el lunes 12 de abril.

Además de la suspensión de las ventas, las organizaciones internacionales piden una mejora de las normas de higiene y saneamiento en estos mercados tradicionales para reducir tanto la transmisión del animal al hombre como el contagio entre comerciantes y clientes.

Asimismo, reclaman una reglamentación para controlar la cría y la venta de animales salvajes destinados a la venta en los mercados para el consumo humano.