VIRUELA DEL MONO - Evalúan caso sospechoso en Colombia

Variante brasileña ya ha avanzado a 15 países de América, dice OPS

La variante P1 es más contagiosa que la original y se cree que es uno de los factores de la segunda ola de infecciones en Brasil.

Decenas de personas caminan por el centro comercial de Saara en Río de Janeiro (Brasil). Foto: EFE
Decenas de personas caminan por el centro comercial de Saara en Río de Janeiro (Brasil). Foto: EFE
Mundo LR

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la variante de coronavirus detectada por primera vez en Brasil, conocida como P1, ya se ha expandido por 15 países de América y el Caribe. En una sesión informativa virtual, Sylvain Aldighieri, gerente de la pandemia de COVID-19 en la OPS, confirmó la información.

“La variante P1, que se detectó en el estado de Amazonas en 2020 en Brasil, se está notificando en 15 territorios y países de América del Sur, América del Norte y el Caribe. Está bastante extendida a nivel regional“, reveló el funcionario.

Aldighieri hizo énfasis en el riesgo de aumento de casos por COVID-19 que se está observando últimamente en los países de la región, principalmente en el sur (Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay).

“El virus sigue creciendo peligrosamente en todo Brasil. Los casos y las muertes están aumentando, y la ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos es muy alta en muchos estados. Es fundamental que todos los brasileños adopten las implementaciones para frenar la transmisión del virus“, agregó Carissa Etienne, directora de la OPS.

Países vecinos al gigante sudamericano como Venezuela y Paraguay se han visto muy afectados el último mes. El primero, liderado por el régimen de Nicolás Maduro, se ha visto obligado a extender su periodo de confinamiento hasta Semana Santa. Los casos se han disparado notablemente en los estados de Caracas, Miranda, La Guaira y en Bolivia, que limita con Brasil.

En Paraguay, la cartera de Salud ha anunciado recientemente que las camas UCI han alcanzado el 100% de su capacidad. En este momento, el Gobierno se encuentra evaluando utilizar sus cuarteles para atender a los pacientes de COVID-19 graves.