EN VIVO - Protestas y saqueos en Chile por segundo aniversario de estallido social EN VIVO - La voz senior 2021 Gran final: sigue los detalles de la última gala del reality

Lula da Silva: “Fui víctima de la mayor mentira jurídica en 500 años”

“Toda la amargura y el sufrimiento que pasé terminaron”, declaró el exmandatario, quien aseguró que él y sus abogados seguirán luchando para que el exjuez Sergio Moro sea suspendido.

El expresidente Lula da Silva acudió este miércoles al Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo (Brasil). Foto: Losandes
El expresidente Lula da Silva acudió este miércoles al Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo (Brasil). Foto: Losandes
Mundo LR

Desde el Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo (Brasil), el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva aseguró este miércoles 10 de marzo que ha sido “víctima de la mayor mentira jurídica contada en 500 años de historia”.

Lula realizó estas declaraciones luego del escándalo político provocado por la decisión de un juez del Tribunal Supremo, quien el lunes 8 de marzo anuló todas las condenas contra él. Ahora, el exmandatario podrá postular en las próximas elecciones presidenciales del 2022.

El líder sindical del Partido de los Trabajadores llegó acompañado de otros destacados representantes de la organización como la presidenta Gleisi Hoffmann o Fernando Haddad.

Anulación de las condenas

El magistrado Edson Fachin anuló las condenas de Lula tras considerar que el Tribunal Paraná no era competente. De ese juzgado estaba a cargo el entonces exjuez Sergio Moro. El histórico líder del PT estuvo un año y medio en la cárcel hasta que, en noviembre de 2010, el Supremo declaró inconstitucional su encarcelamiento.

Por su parte, Lula —que gobernó Brasil entre 2003 y 2010— siempre ha negado las acusaciones contra él y ha declarado haber sido víctima de una conspiración para impedir su postulación en las elecciones presidenciales de octubre de 2018, informó RT.

Este miércoles recordó que en ese año se entregó a la Policía Federal para probar su inocencia. “No quise cambiar mi dignidad por mi libertad”, sostuvo.

El expresidente Lula da Silva acudió este miércoles al Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo (Brasil). Foto: EFE

Incluso desde la cárcel, Lula lideraba todas las encuestas y se proyectaba como favorito para ganar los comicios del 2018, pero el Tribunal Superior Electoral (TSE) vetó su candidatura, lo que propició la victoria de Jair Bolsonaro, quien colocó a Moro como ministro de Justicia. Poco después, el exjuez renunció tras acusar al presidente de “injerencia” en la Policía Federal.

En 2019, el portal The Intercept Brasil filtró unos mensajes cuyo contenido reveló que el exjuez coordinó con los fiscales para encarcelar a Lula.

“Toda la amargura que pasé y el sufrimiento que pasé terminaron”, declaró el exmandatario, quien aseguró que él y sus abogados seguirán luchando para que Moro sea suspendido. “El mayor mentiroso de la historia de Brasil fue considerado un héroe. Él sabe que cometió un error”, agregó.

Moro en la mira

El martes 9 de marzo se empezó a juzgar el recurso presentado por la defensa de Lula que cuestiona la imparcialidad de Moro en todos los casos contra el exmandatario. Cuando el voto estaba por definirse, la sesión se suspendió porque el último magistrado pidió tiempo para analizar el caso.

Cualquier decisión del Supremo podría tener un impacto significativo sobre todos los procesos en los que estuvo a cargo durante Lava Jato, la mayor operación anticorrupción de la historia de Brasil.