España vacunará con una sola dosis a menores de 55 años que tuvieron COVID-19

“Solo se administrará una dosis de vacuna seis meses después de la infección” de coronavirus a este grupo de personas, precisó el Ministerio de Sanidad de España.

En España actualmente se vacuna a las personas que están en la primera línea de acción contra el coronavirus SARS-CoV-2. Foto: AFP
En España actualmente se vacuna a las personas que están en la primera línea de acción contra el coronavirus SARS-CoV-2. Foto: AFP
Agencia Sputnik News

El Ministerio de Sanidad del Gobierno de España estableció que los menores de 55 años que tuvieron COVID-19 solo recibirán una dosis de vacuna seis meses después de haber superado la infección.

En una actualización de la estrategia de inmunización publicada este viernes, Sanidad indica que “en las personas con menos de 55 años que hayan pasado la infección de forma sintomática o asintomática solo se administrará una dosis de vacuna seis meses después”.

Se trata de una decisión basada en estudios científicos de Estados Unidos que demostraron que las personas previamente infectadas necesitan tan solo una dosis para alcanzar la inmunización.

En base a estas investigaciones, el Ministerio español recomienda que los mayores de 55 años con diagnóstico de infección y una dosis reciban la segunda cuando estén completamente recuperados.

Lazy loaded component

Precisa Sanidad que no será necesaria la realización de pruebas serológicas antes o después de que estas personas se vacunen.

Otra de las novedades del plan de inmunización español es que el fármaco de AstraZeneca, una vez completada la vacunación a colectivos esenciales y prioritarios, se administrará a las personas de entre 45 y 55 años de edad, debido a que la aplicación de este producto a personas de avanzada edad se prohibió en España.

Con respecto a los fármacos de Pfizer y Moderna, estos se seguirán empleando en el colectivo de ancianos. Primero en mayores de 80, después en los de 70, y finalmente a los de 60.

La definición de estos grupos se realizó en previsión de una mayor disponibilidad de dosis de vacunas en el segundo trimestre del año, según las autoridades españolas.