EN VIVO - Perú vs. Brasil: sigue el minuto a minuto del partido por el oro en los Panamericanos Junior 2021

Vacuna rusa ofrece gran nivel de eficacia incluso en adultos

Ante la COVID-19. Datos de estudio clínico de Sputnik V son publicados en revista científica The Lancet. Epidemiólogo peruano aconseja tomar decisiones gubernamentales con base en evidencia.

Dosis. Presidente de Argentina, A. Fernández, recibe la Sputnik V. Foto: difusión
Dosis. Presidente de Argentina, A. Fernández, recibe la Sputnik V. Foto: difusión
Ernesto Carrasco

Un análisis provisional de los datos del ensayo en fase III de la vacuna contra el Covid-19 de Rusia (Sputnik V) sugiere que un régimen de dos dosis ofrece una eficacia del 91,6% contra la enfermedad sintomática; una protección que en mayores de 60 años es muy parecida y se eleva al 91,8%.

Los resultados preliminares fueron divulgados en la revista científica The Lancet.

El análisis de la publicación destaca los efectos adversos leves, tanto en los mayores de edad, como en los otros grupos etarios; los graves (los que requirieron ingreso hospitalario) fueron escasos tanto en el grupo de placebo (0,4%) como en el de la vacuna (0,2%).

Ninguno, dicen los autores de la publicación, se consideró asociado a la vacunación. Se notificaron cuatro muertes en el ensayo, ninguna de las cuales se consideró relacionada con la vacuna.

Expertos verifican datos

Tras examinar la base de datos científica correspondiente, Josmel Pacheco-Mendoza, magíster en Gestión de la Información y del Conocimiento y profesor-investigador de la USIL, explicó que la publicación, en la que se da cuenta de la efectividad de la vacuna rusa Sputnik V, es de gran trascendencia.

“Los datos –afirmó el Mg. Pacheco-Mendoza– han sido sometidos a la revisión de pares (expertos), lo que quiere decir que los resultados del ensayo clínico son de alta relevancia, pues está de por medio el rigor de la academia. Además, se reporta la gran cantidad de voluntarios en el ensayo clínico y el análisis bioestadístico propio de estos trabajos científicos”, en este caso, a cargo de los analistas del Centro Nacional Gamaleya de Investigación en Epidemiología y Microbiología (Rusia).

“Hay que reconocer que, a los cuestionamiento iniciales, en cuanto a que no había información o data, ahora Rusia está respondiendo con un artículo en The Lancet, una revista científica de renombre”, enfatizó Pacheco-Mendoza.

Según este experto, la rapidez con que varios laboratorios han logrado una vacuna en fase III se debe a la tecnología de datos que poseen los países desarrollados, tras las epidemias de síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés, originada también en China, en noviembre del 2002) y el síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS).

Importante precisión

Edward Mezones-Holguín, médico, epidemiólogo, catedrático e investigador, respecto de las vacunas, hizo una importante precisión a La República.

“Las personas piensan que un ochenta por ciento de eficacia significa que si son cien los que se vacunan, a veinte les va a dar la enfermedad. La eficacia es una medida relativa. Se trata de una comparación del riesgo al vacunarse frente al no hacerlo”, detalló el Dr. Mezones-Holguín.

El especialista explica que “la efectividad es otro término, esto ya se ve en el mundo real. De hecho, las farmacéuticas están pidiendo a los países que hagan estudios de efectividad” de las vacunaciones.

También se refirió a las políticas públicas frente a la pandemia. “Las vacunas están también en el ámbito político y hay que evitar el sesgo ideológico. Lo que necesitamos son agencias independientes de evaluación de evidencias, porque así evitaríamos interferencias cuando los resultados no favorecen a ciertas decisiones y aquí los ciudadanos deben observar que todo es transparente, sobre todo ahora que hay vacunas con fase III”, remarcó el médico-investigador Dr. Edward Mezones-Holguín.

Una más contra la pandemia

La Sputnik V, inicialmente tratada con desconfianza por las prisas en desarrollarla y la ausencia de datos científicos publicados, fue homologada ya por más de quince países, incluyendo Argentina y México, y podrá ser producida en gran escala dentro de Brasil

Los investigadores Ian Jones, de la Uni. de Reading, y Polly Roy, de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, comentaron: “Significa que otra vacuna puede unirse ahora a la lucha para reducir la incidencia del Covid-19”.

El director ejecutivo del Fondo Ruso de Inv. Directa dijo que se negocia para producir en Argentina la vacuna Sputnik V.

Con información de EFE y AFP.