Panamá detecta un caso con la variante sudafricana del coronavirus

Mundo LR

La variante N501Y-V2 del SARS-CoV2, detectada el pasado mes de diciembre en Sudáfrica, es más transmisible, pero no más grave. Foto: EFE
La variante N501Y-V2 del SARS-CoV2, detectada el pasado mes de diciembre en Sudáfrica, es más transmisible, pero no más grave. Foto: EFE

El hallazgo supone el primer caso de esta variante en América Latina. El paciente tiene 40 años y llegó de Zimbabue a inicios de enero.

Las autoridades de Panamá informaron este viernes 22 de enero que detectaron un caso proveniente de Sudáfrica con la variante N501Y-V2 del coronavirus, en un pasajero que fue puesto en cuarentena tras llegar procedente de ese país del continente africano.

Se trata de un viajero de 40 años, nacido en Zimbabue, que ingresó al país el pasado cinco de enero. Previamente había hecho escala en los Países Bajos antes de arribar a Panamá, indicó el Ministerio de Salud panameño (Minsa).

La variante N501Y-V2 del SARS-CoV2, detectada el pasado mes de diciembre en Sudáfrica, es más transmisible, pero no más grave. Se han hallado casos de en Austria, Reino Unido, Noruega o Japón, entre otros países. El hallazgo de Panamá supone el primer caso de esta variante en América Latina.

El Minsa señaló que el zimbabuense se hizo una prueba de coronavirus en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, el principal del país y un importante centro de conexiones regional, que resultó negativa.

El paciente se colocó en cuarentena de manera inmediata, como indican los protocolos sanitarios panameños, y, cinco días después, se le hizo una segunda prueba de PCR que resultó positiva.

El pasajero se ha mantenido en cuarentena preventiva desde el día 5 de enero y posteriormente se aisló, “lo que impidió la transmisión del virus y el contagio a otras personas”, aseguró la entidad sanitaria.

El jefe de epidemiología del Minsa, Leonardo Labrador, dijo que “el sistema de vigilancia epidemiológica del país ha demostrado ser eficiente y eficaz. Una prueba de ello es que se pudo captar oportunamente a este paciente y realizar las intervenciones necesarias para evitar la propagación de esta nueva cepa del virus, que hasta el momento no había sido detectada en el país”.

Panamá, con 305.752 contagios y 4.944 defunciones de la COVID-19, vive desde noviembre un repunte de la enfermedad con cifras récord de nuevos casos, muertes y pruebas realizadas, que lo han situado como el país con la segunda tasa más alta de incidencia del nuevo coronavirus en el continente americano.

El país mantiene restricciones de movilidad y cuarentenas en varias provincias como media para frenar la propagación del virus.

Panamá arrancó el pasado miércoles su campaña de inmunización contra la COVID-19 tras recibir su primera remesa de vacunas de Pfizer/BioNtech con 12.840 dosis, una cantidad reducida por problemas de producción de la farmacéutica, pues se esperaban 40.000 vacunas.

Con información de EFE.