Los Ángeles: suspenden límite de cremaciones por aumento de muertes

Mundo LR

larepublica_pe

23 Ene 2021 | 10:48 h
A inicios de enero, se informó que las funerarias de California se quedaron sin espacios por el aumento de muertes por la COVID-19. Foto: referencial/EFE
A inicios de enero, se informó que las funerarias de California se quedaron sin espacios por el aumento de muertes por la COVID-19. Foto: referencial/EFE

En el condado, de 14.000 muertes confirmadas por la COVID-19, más de 4.000 se registraron en las últimas tres semanas.

Autoridades locales de Los Ángeles suspendieron el límite de cremaciones al día por el “acumulamiento” de cuerpos en hospitales y crematorios de la ciudad.

“Hay tantas muertes por COVID-19 y la acumulación de cadáveres es tan alta que se han levantado las restricciones de aire en los crematorios (...) Ahora se puede incinerar mucho más, una señal de lo mal que está la situación”, comentó en una entrevista con la agencia EFE el epidemiólogo y representante de la Federación de Científicos Estadounidenses, Eric Feigl-Ding.

Según reportes oficiales, desde el 1 de enero de 2021 se han contabilizado más de 4.000 muertes por el nuevo coronavirus en Los Ángeles. La cifra acumulada de decesos desde inicios de la pandemia asciende a 14.000. Es decir, cerca del 30% de fallecimientos totales por SARS-Cov-2 en el condado se reportaron en las últimas tres semanas.

Ante este escenario, el Distrito de Gestión de la Calidad del Aire de la Costa Sur (SCAQMD, por sus siglas en inglés), ente encargado de controlar la calidad del aire de la región, levantó los límites de incineraciones “para proteger la salud pública y responder a la emergencia actual”.

“La tasa actual de muertes es más del doble que la de los años anteriores a la pandemia, lo que lleva a que los hospitales, las funerarias y los crematorios excedan su capacidad y no puedan procesar los casos atrasados”, sostuvo el SCAQMD en un comunicado enviado a EFE.

A inicios de enero, funerarias al sur de California se vieron en la obligación de rechazar los cadáveres en sus locales debido a que se están quedando sin espacio, según informó la cadena de televisión canadiense CTV news.

Magda Maldonado, propietaria de Continental Funeral Home en Los Ángeles, afirmó que en “40 años dentro de la industria funeraria, nunca en mi vida pensé que esto podría suceder, que tendría que decirle a una familia: ‘No, no podemos llevar a su familiar’”.

Estados Unidos es el país más golpeado por la pandemia de la COVID-19 con cerca de 25 millones de contagios y más de 414.000 decesos.

Con información de EFE.