Alarma en Estados Unidos por aparición de dos nuevas variantes de COVID-19

Para demostrar si las variantes estadounidenses recientemente detectadas son más transmisibles, más letales o si podrán afectar la vacuna se requerirán más estudios.

Los investigadores predijeron que se podrían identificar aún más variantes en las próximas semanas a medida que más científicos empiecen a buscarlas. Foto: Bloomberg
Los investigadores predijeron que se podrían identificar aún más variantes en las próximas semanas a medida que más científicos empiecen a buscarlas. Foto: Bloomberg
Mundo LR

Dos nuevas variantes del SARS-CoV-2 fueron identificadas en Estados Unidos, y es probable que puedan hallarse otras versiones del virus en las próximas semanas, anunciaron científicos locales, según reveló la Agencia Nacional de Prensa Asociada (ANSA, por sus siglas en italiano).

Dos equipos de investigación independientes dieron a conocer este domingo una serie de descubrimientos que confirman lo que muchos expertos han sospechado por buen tiempo: Estados Unidos tiene sus propias variantes de coronavirus, que son distintas de las encontradas en Reino Unido y en Sudáfrica.

Días atrás, especialistas del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio informaron sobre dos variantes diferentes recién detectadas.

Posteriormente, los investigadores de la Universidad del Sur de Illinois encontraron un linaje de la COVID-19 que pudo haber surgido hace meses y se dispersó velozmente por toda la nación norteamericana.

Es posible que la variante sea la misma o parecida a una de las descubiertas por los científicos de Ohio.

Se necesitarán más evaluaciones para evidenciar si las versiones de Estados Unidos son más transmisibles, más mortales o si podrían afectar el inmunizante.

Los especialistas pronosticaron que se podrían identificar todavía más variantes en las próximas semanas a medida que más estudios se lleven a cabo.

“Esto debería ser una llamada de atención de que no estamos haciendo suficiente vigilancia genómica”, advirtió Angela Rasmussen, viróloga asociada del Centro de Infección e Inmunidad de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Columbia.

“Vamos a ver que se publican muchos de estos artículos”, agregó la también investigadora científica, que no intervino en ninguno de los experimentos. “Queda por ver si las variantes están asociadas con una mayor transmisibilidad o no”, añadió.

Los investigadores de Illinois denominaron a esta variante estadounidense 20C-US. Su origen se remonta a una muestra de pacientes en el estado de Texas desde mayo del año pasado.

Desde entonces, el linaje del SARS-CoV-2 parece haberse expandido por todo el país. De acuerdo a Keith T. Gagnon, uno de los participantes del estudio publicado por Southern Illinois, 20C-US compromete cerca del 50% de las muestras en Estados Unidos.

Las primeras versiones del virus que provocaron preocupación fueron localizadas en el Reino Unido y luego en Sudáfrica, las cuales se cree que son más transmisibles, pero no más letales.